miércoles. 24.07.2019

El ‘Relevo Generacional’ en los autónomos generaría 10.000 empleos

UPTA pide que se incluya una partida de 1.000.000 de euros en los Presupuestos para promover medidas que permitan mantener abiertos aquellos negocios que, tras la jubilación de su dueño, no encuentran sucesor.
El ‘Relevo Generacional’ en los autónomos generaría 10.000 empleos

Dice el refranero español que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Sabiduría que se pierde en un 15% en el caso de los negocios de los autónomos sin asalariados. La causa, la falta de sucesor.

Son aproximadamente 55.000 las actividades de trabajadores por cuenta propia que cada año se ven abocadas al cierre por la falta de medidas que favorezcan la contratación de emprendedores que puedan darle continuidad. Una realidad a la que el colectivo quiere hacer frente desde ya. UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), ha presentado a los distintos grupos parlamentarios una propuesta de enmienda al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 por la que pide añadir una partida económica “específica” dotada con un millón de euros que permita el desarrollo y la puesta en marcha de iniciativas que favorezcan el relevo generacional.

La partida vendría, por tanto, a financiar el Programa de Relevo Generacional que UPTA presentó el pasado mes de marzo al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que permitiría la supervivencia de entre 50.000 y 80.000 negocios al año. Además, y según los cálculos de la asociación que lidera Eduardo Abad Sabaris, se generarían 10.000 empleos alternativos, especialmente en los colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado laboral, como son los jóvenes y los mayores de 55 años.

Otro de los efectos beneficiosos de la iniciativa es la regeneración del medio rural, ya que el Programa pone el foco en los negocios más tradicionales (artesanía, explotación de recursos naturales, etc…) y en las localidades con una tasa de población inferior a los 25.000 habitantes.

Bonificaciones

Tal y como se extrae del documento, al que ha tenido acceso AyE, el Programa se enmarcaría dentro de las actuaciones del Plan de Garantía Juvenil e incorporaría, entre otras ayudas, la bonificación del 100% de la base mínima de cotización del autónomo que contrate durante dos años, la subvención del 50% del salario del empleado y el pago de una ayuda directa cada mes al objeto de cubrir las funciones de tutoría del trabajador por cuenta propia titular de la actividad o de la persona en la que delegue a tal fin.

Por otra parte, se aplicarían las bonificaciones establecidas para el contrato de formación y aprendizaje. Además, en el momento del traspaso efectivo del negocio o de la adquisición de la cartera de clientes, el sustituto recibiría una ayuda equivalente al 50% del valor de mercado en cada uno de los casos. Ambas, serán compatibles con las bonificaciones o reducciones propias para el fomento del trabajo autónomo, entre ellas la Tarifa Plana.

En este apartado, la participación de las comunidades autónomas será determinante. Serán éstas las que deberán incorporar estas actuaciones en sus planes de empleo. Desde UPTA calculan una media de 650.000 euros a destinar por cada una de las autonomías al programa, con el que se beneficiarían 200 autónomos.

Formación

En declaraciones a AyE, el secretario general de UPTA, Eduardo Abad Sabaris, ha explicado que el Programa de Relevo Generacional pretende “buscar alternativas a la burbuja del emprendimiento que aboguen por la calidad del empleo. Debemos cualificar a los emprendedores en los puestos de trabajo”. Por ello, otro de los ejes sobre el que pivota la iniciativa es el de la capacitación.

Los emprendedores que se acojan al programa deberán obtener la correspondiente certificación profesional en Creación y gestión de microempresas. Así, se establecen dos cursos de formación común sobre introducción al autoempleo y desarrollo de plan de empresa, de carácter semipresencial, que se impartirán en los centros educativos locales. “Queremos generar e impulsar todo un ecosistema económico en la zona, por ello el objetivo es que la parte formativa se desarrolle en el ámbito más cercano a la ubicación del negocio o donde se desarrolle la actividad, favoreciendo que sean las pequeñas academias quienes los impartan”, recalcó Abad Sabarís.

En el plano político, la medida habría sido bien valorada por parte de los principales grupos políticos, y desde UPTA confían en que salga adelante una vez se arpueben los PGE definitivos. “No estamos hablando de utopías”, explica Abad, y tampoco “se puede dilapidar la experiencia de las personas con mayor edad por no ser capaces de desarrollar acciones que permitan dar continuidad a negocios rentables”.

El ‘Relevo Generacional’ en los autónomos generaría 10.000 empleos