Lunes. 22.04.2019

EL 77% SON MICROEMPRESAS

El 20% de las jugueterías están en riesgo de incurrir en impagos

El 20% de las jugueterías están en riesgo de incurrir en impagos

El 20% de las empresas dedicadas a la venta y distribución de juguetes cerró el 2018 con preocupantes síntomas de incurrir en impagos a sus proveedores, según Insight View, herramienta de Crédito y Caución. El 77% son microempresas.

El 20% de las jugueterías están en riesgo de incurrir en impagos

Dos de cada diez jugueterías se encuentran en riesgo de incurrir en impagos a sus proveedores. Actualmente, el sector del juguete en España está formado por 350 empresas fabricantes de juguetes y 1.400 dedicadas a su venta y distribución, según datos de Insight View. Se trata de un tejido productivo de microempresas, ya que representan el 55% de las jugueteras y el 77% de las jugueterías.

El problema del sector está en la diferencia de facturación entre fabricantes y vendedores directos. Según el grupo Catalana Occidente, las jugueteras cerraron el año con una facturación media que alcanzaba los 4,9 millones de euros, frente a los 3,1 millones que han registrado las jugueterías. La situación se hace más delicada cuando se atiende a que las primeras registran unos resultados medios de 200.000 euros y las segundas solo 35.000 euros, cifras sustancialmente bajas en ambos casos.

Los cambios de la industria están hiriendo al sector

Insight View señala que esta situación responde a una década de transformaciones en el sector: “Tanto las empresas que fabrican juguetes como aquellas que los venden han tenido que adaptarse a la creciente competencia asiática, los cambios en los hábitos de consumo, la caída de la natalidad y la creciente tendencia de compra online”.

No obstante, parece que las jugueteras se han visto menos afectadas, o se han adaptado mejor a los cambios, que los negocios a los que abastecen. Esto se debe, en gran medida, a que los fabricantes han deslocalizado parte de su cadena, incrementando las exportaciones y reinventando sus catálogos incorporando más tecnología. Mientras que la evolución de las jugueterías muestra un deterioro progresivo, “signo de los profundos cambios del modelo de compra y distribución del juguete en todo el mundo”.

La situación resultante es que mientras que un 20% de las jugueterías se encuentran en un riesgo elevado o máximo de insolvencia, el porcentaje se reduce al 15% en las jugueteras. Por el contrario, un 61% de las empresas fabricantes se encuentra en riesgo bajo o mínimo de incurrir en impagos en el próximo año, frente al 59% de las vendedoras y distribuidoras.

Un sector joven

Se trata de un sector de empresas relativamente jóvenes. En el caso de las jugueteras, solo un 23% tiene más de 25 años, frente al único 9% de jugueterías que alcanzan el cuarto de siglo. Esta situación también encuentra su respuesta en los factores antes mencionados, ya que coincide con la aparición de los fenómenos del e-commerce, mercado asiático y descenso de la natalidad. Por lo que un gran número de empresas se verían avocadas al cierre y solo sobrevivirían las que más se adaptasen, a la vez que nacen negocios con sangre nueva que entienden las condiciones del sector y apuestan por ajustarse a este contexto.

“Una de las principales singularidades de las jugueteras es su alto nivel de concentración geográfica en la Comunidad Valenciana”, señala la entidad, ya que representa un 42% del tejido productivo de los fabricantes de juguetes; frente al 13% de las jugueterías que los venden, que tienen preferentemente su sede en Cataluña (20%) y Madrid (19%).

El 20% de las jugueterías están en riesgo de incurrir en impagos