domingo. 19.09.2021

PERO AÚN SON MÁS QUE A PRINCIPIO DE AÑO

460.000 autónomos cobraron en marzo la prestación por cese de actividad, 41.600 menos que en febrero

autonomos-cese-actividad

La Seguridad Social abonó este miércoles la prestación por cese de actividad a más de 460.00 autónomos. Son casi 41.680 trabajadores por cuenta propia menos que hace un mes.

460.000 autónomos cobraron en marzo la prestación por cese de actividad, 41.600 menos que en febrero

La desescalada de las restricciones producida en algunas comunidades autónomas durante el mes de marzo parece que han dado un poco de oxígeno al tejido productivo, especialmente a los pequeños negocios. Prueba de ello es la bajada de 41.680 autónomos que dejaron de ser beneficiarios de la prestación de cese de actividad entre febrero y marzo. Pese a ello, hay todavía 469.320 trabajadores por cuenta propia que necesitan de esta ayuda estatal para subsistir.

La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) explicó que el pasado mes muchas comunidades y provincias levantaron los cierres decretados a muchas actividades como la hostelería, la restauración o los gimnasios, y que eso volvió a activar a muchos pequeños negocios. “Después de meses cerrados, la hostelería en Valencia volvió a abrir y muchos de sus autónomos dejaron de necesitar la prestación por cese de actividad que hay asociada al decreto de cierre” dijeron.

En estos momentos hay seis modalidades de la prestación por cese de actividad, que se incluyeron en el Real Decreto-ley 2/2021 - por el que se prorrogó la medida hasta el próximo 31 de mayo-, tras alcanzar un nuevo acuerdo el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, con las organizaciones de autónomos. Entre todas las fórmulas vigentes, existe una opción específica para que pueda ser solicitada por los profesionales por cuenta propia cuando una orden de una autoridad sanitaria decrete el cierre de su actividad.

Y es precisamente entre los beneficiarios de esta modalidad dónde se produce la caída más importante de beneficiarios. Así, mientras que en el mes de febrero había 81.139 trabajadores por cuenta propia cobrando la prestación para negocios obligados a suspender su actividad, en el mes de marzo sólo hay 40.347. Es decir, hay 40.792 trabajadores por cuenta propia volvieron a levantar la persiana de su negocio. El resto de beneficiarios de las prestaciones se han mantenido prácticamente en la misma línea que en el mes de febrero, lo que muestra la debilidad económica que aún persiste en el colectivo.

Todavía hay muchos autónomos que necesitan el cese

Pese a la disminución de beneficiarios de la modalidad extraordinaria de la prestación, todavía hay muchos trabajadores por cuenta propia que necesitan la medida. La cifra de 469.320 autónomos beneficiarios de la prestación por cese de actividad en marzo es aún muy superior a la de los 314.884 que había en enero. Y esto es una prueba de las dificultades que siguen teniendo los trabajadores por cuenta propia durante la pandemia.

Así, según los últimos datos publicados por la Seguridad Social, 349.766 autónomos cobraron la prestación por cese de actividad compatible con la actividad el pasado mes de marzo. Esta modalidad se diseñó especialmente para los trabajadores que hubieran sufrido una caída de facturación y por lo tanto los autónomos que accedieron a ella sufren caídas económicas de más del 50%.

Unido a ellos se encuentran los 74.396 a los que se le abonó la prestación por bajos ingresos. O mejor dicho la pensada para a cubrir a aquellos trabajadores que no cumplen los requisitos para acceder a esa prestación compatible con la actividad, por ejemplo, por tener una tarifa plana o no haber cotizado durante los últimos doce meses.

Por último están, los 3.686 beneficiarios que vienen de las prestación procedentes del Real Decreto-ley 30/2020; los 911 de la prestación específica para trabajadores de temporada y 217 de la prestación extintas del Real Decreto-ley 8/2020 y 24/2020

Casi 6.000 millones de euros gastados en el cese de actividad

La prestación por cese de actividad para autónomos ha sido la principal medida utilizada por el Gobierno para intentar paliar los efectos de la pandemia entre los trabajadores por cuenta propia. En esta última partida, la Seguridad Social se gastó 435,36 millones para hacer frente del pago de la prestación a los 469.320 autónomos beneficiarios.

En total, y desde el estallido de la emergencia sanitaria la Tesorería General de la Seguridad Social se ha gastado 5.974,80 millones de euros en la prestación por cese de actividad de los autónomos.

Los autónomos tienen hasta el 30 de abril para renunciar al cese 

La prestación que aprobó el Gobierno en febrero permite a los trabajadores por cuenta propia acceder a ella sin necesidad de justificar si cumplen con las condiciones de facturación o rendimientos netos exigidos ante su mutua. Todo ello en base a las previsiones económicas que hizo el autónomo y que podrían no cumplirse. Si el trabajador por cuenta propia ve que no va a cumplir con el requisito de caída de facturación (que debe ser superior al 50% de la facturación segundo semestre de 2019, en muchas modalidades) tiene hasta el próximo 30 de abril para renunciar a la prestación, sino quiere afrontar la devolución íntegra de todo lo percibido.

Las mutuas -entidades colaboradoras de la Seguridad Social y que son las encargadas de gestionar esta prestación- revisarán más adelante si los autónomos cumplían con los requisitos entre enero y mayo. Concretamente, dichas entidades podrán solicitar a la Agencia Tributaria los datos de facturación de los trabajadores por cuenta propia para ver si sus ingresos cayeron por encima del 50% respecto al segundo semestre de 2019, y si sus rendimientos netos no superaron los 1.100 o 1.300 euros mensuales, dependiendo de la modalidad a la que acceda.  

En el caso de que la mutua comprobara que estas condiciones no se cumplieron, podría solicitar a partir de septiembre que el autónomo devuelva todo lo que percibió entre el 1 de febrero y el 31 de mayo. Esto podría ascender a un mínimo de 3.788 euros - sumando 2.664 euros por las cuatro prestaciones mensuales y 1.144 euros por las cuotas exoneradas, siempre y cuando cotice por la mínima-.    

460.000 autónomos cobraron en marzo la prestación por cese de actividad, 41.600 menos que en febrero