lunes. 14.06.2021

ATA Y CEOE RECHAZAN EL ACUERDO

A 5 días de que expiren el ERTE y el cese de actividad, las propuestas del Gobierno siguen excluyendo a muchos autónomos

montero-escriva-hacienda-seguridad-socia

A sólo cinco días de que expiren el cese de actividad y los ERTE, la propuesta del Gobierno para extenderlos sigue sin satisfacer a los agentes sociales ya que excluiría a muchos autónomos de las ayudas.

A 5 días de que expiren el ERTE y el cese de actividad, las propuestas del Gobierno siguen excluyendo a muchos autónomos

Nuevo rechazo de los agentes sociales a la propuesta del Gobierno para extender las dos principales medidas económicas, de las que dependen todavía miles de negocios, más allá de mayo, el cese de actividad y los ERTE. Ambas expirarán en tan sólo cinco días, y las condiciones para la prórroga que ha trasladado el Ejecutivo siguen sin satisfacer a las patronales y los sindicatos. 

La fumata blanca para la prórroga tendrá que esperar unos días más. La idea del Gobierno era dar luz verde hoy martes a un nuevo marco para la extensión más allá del 31 de mayo de los expedientes y de las ayudas para autónomos en el consejo de ministros de este martes. Sin embargo, las condiciones, a juicio del dialogo social, siguen siendo "inaceptables" para los trabajadores por cuenta propia, ya que la mayoría quedarían fuera de la prestación, y también para los empleadores, que verían muy reducidas las exoneraciones de las que se benefician por sus empleados en ERTE. Cuestiones por las que se hizo imposible alcanzar un acuerdo.

A primera hora de la mañana, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) comunicó a través de sus redes que "a esta hora no hay base suficiente para un acuerdo sobre el cese de actividad pese a que se ha avanzado estos últimos días sobre la propuesta del viernes. Sin embargo, se sigue dejando sin protección a muchos autónomos". Al parecer, el escollo en la negociación de la prestación seguiría siendo el mismo de la semana pasada: la propuesta del Gobierno no sería una prórroga de las actuales ayudas, sino un cambio de condiciones del cese "a última hora" y que excluiría a muchos de los actuales beneficiarios de la prestación.

Lo mismo habría ocurrido con los ERTE. A pesar de que la idea del Ejecutivo en un primer momento era mantener un marco "similar al actual" para la extensión de los expedientes, las últimas propuestas incluirían cambios sustanciales en las exoneraciones a los negocios que mantengan a sus empleados afectados en el ERTE. Al parecer, el rechazo de la patronal, CEOE, vendría principalmente porque las reducciones en el pago de cotizaciones que plantea el Ejecutivo serían mucho menores para aquellos que mantengan suspendidos durante el verano a sus trabajadores y, además, como sucedió en junio del año pasado, irían reduciéndose mes a mes. 

A pesar de los dos flancos que tiene abiertos el Gobierno y de la tensión tras todas estas semanas de negociaciones maratonianas, la portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero confirmó este martes tras el Consejo de Ministros que la extensión se llevará a cabo sin dar la espalda al dialogo social, como se ha hecho en las cinco anteriores prórrogas, y que, además, su intención es que el acuerdo se produzca antes de este viernes.

La propuesta del Gobierno para extender el cese de actividad excluiría a muchos autónomos

Como ya avanzó este diario, el Gobierno envió este viernes a las organizaciones representativas de los autónomos una nueva propuesta para prolongar el cese de actividad más allá del 31 de mayo, que volvió a recibir un contundente rechazo por parte de las asociaciones.

Al parecer, la negativa de las asociaciones de autónomos se habría vuelto a repetir este martes porque no se habrían corregido  las condiciones más restrictivas que excluirían a la mayoría de actuales beneficiarios de la prestación. La propuesta del Gobierno cambiaría varios aspectos de las ayudas por cese de actividad, pero habría fundamentalmente tres que estarían generando los escollos en la negociación e impidiendo alcanzar un acuerdo a tan sólo cinco días de que finalice la prestación.

El primero de ellos seguiría siendo una de las nuevas condiciones para acceder a la ayuda compatible con la actividad (POECATA), que en estos momentos la están cobrando 360.000 autónomos. Según avanzó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, la semana pasada, "la inmensa mayoría, el 90% de estos 360.000 autónomos quedarían fuera de ella porque con el periodo cotizado que tienen desde el 1 de enero de 2019 les corresponden 9 meses para cobrar la prestación. Esto quiere decir que los que estén cobrando desde el mes de octubre, que son casi todos, a 31 de mayo se les habrá acabado el periodo contributivo". Al parecer, el Gobierno no habría modificado la exigencia de contar con este periodo y, por tanto, la mayoría de los actuales beneficiarios seguirían quedando, a día de hoy, con este planteamiento, fuera de las ayudas.

La segunda de las condiciones sería referente a una nueva prestación extraordinaria que plantea el Gobierno pero que, a juicio de ATA, estaría "mal diseñada". Según dijo Lorenzo Amor el pasado viernes, esta prestación exige a los autónomos que no puedan tener unos ingresos superiores a los 4.275 euros en el segundo y tercer trimestre de 2021, por lo que la mayoría también quedarían excluidos de esta modalidad.

Así mismo, y en tercer lugar, esta nueva prestación volvería a exigir para el acceso una caída de facturación superior al 75% -y no del 50% como está establecido ahora-, con respecto a los mismos periodos que tiene la prestación ordinaria. Esta condición también estaría alejando el acuerdo por suponer una traba más para que los autónomos se beneficien de las ayudas.

Las exoneraciones que plantea el Gobierno en los ERTE serían insuficientes para la patronal 

Según pudo saber este diario, el gran escollo que estaría alejando el acuerdo en el caso de los ERTEs sería las exoneraciones que permiten a los negocios pagar menos cotizaciones por sus empleados cuando están afectados en un expediente. Al parecer, la propuesta del Gobierno estaría planteando reducciones más bajas que las actuales en las aportaciones de las pequeñas empresas a la Seguridad Social por sus trabajadores.

En concreto, según confirmaron fuentes cercanas a la negociación, parece que el Ejecutivo querría volver a un marco de extensión de los ERTE similar al que puso en marcha en el verano pasado, y al que se habría negado la patronal de empresarios. 

Al parecer, la idea que mantiene parte del Gobierno es que, como sucedió el verano pasado, los negocios empiecen a asumir una mayor parte de las cotizaciones sociales de aquellos trabajadores que mantienen en el ERTE, a cambio de incentivar con una bonificación en las cotizaciones de los empleados que vayan reincorporando a la actividad.

A expensas de confirmar cuáles serían exactamente estos porcentajes de reducción que plantea ahora el Gobierno, es posible que sean muy parecidos a los del año pasado. Si se replicara la fórmula utilizada en junio de 2020, para las actividades de menos de 50 trabajadores esta exoneración alcanzaría el 60% de la cuota para los empleados que hayan vuelto a la actividad y del 35% para los que sigan en el ERTE. Mientras que, para los negocios de más de 50 trabajadores la exoneración sería del 40% por cada asalariado que se reincorporara a su puesto y del 25% por el que siguiera en el ERTE. 

Algunas voces cercanas a la negociación advirtieron que, esta vez, las reducciones que se plantean podrían ser incluso menores a las del modelo establecido el pasado verano.

El Ejecutivo quiere alcanzar un acuerdo para ambas medidas antes del viernes

Sin acuerdo para la extensión de ninguna de las dos principales medidas económicas y a tan sólo cinco de días de que dejen de estar en vigor, el Gobierno comunicó este viernes, tras el consejo de ministros, que seguirá trabajando para sacar adelante ambas prórrogas en estos días y con respaldo del diálogo social.

La portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, avanzó este martes que "estábamos esperando la respuesta de una parte del dialogo social con respecto a la propuesta de ayer y no ha sido posible llegar a un acuerdo".

Sin embargo, Montero insistió en que el Gobierno "no tiene ninguna duda de que conseguirá este acuerdo en todo caso antes del próximo viernes, fecha en la que ya empiezan a entrar en colisión algunas de las medidas del decreto anterior"

En cuanto a los escollos que han impedido el acuerdo en los ERTE, la ministra apuntó que "el Gobierno entiende que lo que toca ahora mismo es poner el acento en incentivos que permitan que las personas que están en ERTE se puedan reincorporar a sus puestos de trabajo. Ahí es donde se encuentra la clave donde estamos insistiendo. Pero habrá acuerdo y se llevará a consejo de ministros antes del viernes".

A 5 días de que expiren el ERTE y el cese de actividad, las propuestas del Gobierno siguen excluyendo a muchos autónomos