jueves. 22.04.2021

ESTÁN CERRADOS O PREVÉN FUERTES CAÍDAS DE FACTURACIÓN

500.000 autónomos solicitaron ayudas por cese de actividad en febrero, 200.000 más que el mes anterior

diaz-escriva-cese-erte
Este mes hubo un total de 510.000 autónomos acogidos al cese de actividad, es decir, 200.000 más que en enero. Este aumento es un indicador de la difícil situación que está atravesando el colectivo.
500.000 autónomos solicitaron ayudas por cese de actividad en febrero, 200.000 más que el mes anterior

La Seguridad Social abonó el pasado viernes un total de 398,86 millones de euros en prestaciones por cese de actividad a 511.000 autónomos que, o bien tienen sus negocios cerrados, o bien esperan unas caídas de su facturación superiores al 50% respecto al último semestre de 2019. Son nada menos que 200.000 beneficiarios más que el mes pasado, un aumento casi sin precedentes desde que empezó la crisis sanitaria. 

El incremento del número de autónomos que se han visto obligados a depender de una prestación que supone alrededor de 661 euros -en el caso de que coticen por la mínima-, no deja de ser un indicador de la difícil situación que atraviesa el colectivo. Muchos de los autónomos han aguantado hasta ahora sin acogerse a la prestación porque todavía preveían una posible recuperación de su negocio. 

No obstante, el pesimismo se está instaurando entre los autónomos. Algo que no es de extrañar cuando la mayoría llevan sin poder abrir, o ingresando bajo mínimos cerca de un año. Es más, el último barómetro de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA refleja entre sus resultados que casi un millón de trabajadores por cuenta propia creen que no se recuperarán hasta el 2023. 

Así mismo, el incremento de beneficiarios también pudo tener que ver con dos de las condiciones que pusieron las organizaciones de autónomos para dar el visto bueno a la prórroga de las nuevas ayudas: se modificó el requisito de haber tenido que cobrar a mes de junio el cese de actividad para acceder a la nueva prestación, y también se bajó el límite de caída de ingresos exigido para acceder al cese de actividad, del 75% anterior, al 50% actual.

En sólo un mes hubo 200.000 autónomos más acogidos al cese  

Así pues, de enero a febrero, según los datos proporcionados por la Seguridad Social hubo una diferencia de 200.000 autónomos acogidos al cese de actividad. Mientras que a finales de enero se recontaron 314.000 trabajadores por cuenta propia percibiendo alguna de las modalidades de ayuda, este mes han sido 510.000 los que han pasado a cobrar alguna de las prestaciones.

En la nómina de febrero, se incluyen las prestaciones recogidas en el Real Decreto-ley 2/2021, por el que se prorrogaron, con leves modificaciones, las ayudas al colectivo tras el acuerdo con las asociaciones de autónomos. Estas ayudas son: la prestación para aquellos autónomos que se han visto obligados a suspender su actividad de forma temporal por resolución administrativa relacionada con el control de la pandemia, la prestación compatible con la actividad, la prestación extraordinaria por bajos ingresos (para aquellos que no cumplen los requisitos de periodo de carencia de la anterior), y las ayudas para autónomos de temporada.  

La mayoría de los nuevos beneficiarios accedieron a la POECATA

Sin embargo, la mayor parte del incremento se habría producido en la prestación compatible con la actividad, la denominada POECATA, que pasó de tener 239.687 beneficiarios en enero a tener 361.000 en febrero. Es decir, una diferencia de alrededor de 120.000 trabajadores por cuenta propia que solicitaron esta prestación, con la que se abona un 70% de la base de cotización al autónomo, y se le devuelve la mayoría de la cuota abonada a la Tesorería.

Así mismo, para cubrir a aquellos trabajadores que no cumplen los requisitos para acceder a esa prestación compatible con la actividad, por ejemplo, por tener una tarifa plana o no haber cotizado durante los últimos doce meses, se diseñó una ayuda que ha beneficiado en esta nómina a 56.976 trabajadores.

Se triplica el número de autónomos acogidos a prestación extraordinaria

Por su lado, la prestación extraordinaria para los trabajadores autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad a causa de resolución de la autoridad competente benefició en esta nómina a  81.139 personas. Esto es una diferencia de más de 50.000 autónomos respecto al mes anterior. O, dicho de otro modo, se triplicó el número de beneficiarios entre enero y febrero.

Esto, en parte, se podría deber al aumento del número de comunidades autónomas en las que se ha decidido cerrar por completo algunas actividades como la hostelería o el comercio. Por ello, los trabajadores por cuenta propia de esos sectores se han visto obligados a acceder a una prestación extraordinaria por la que perciben menos de 500 euros.

Concretamente, con el cese de actividad por cierre decretado, el autónomo cobra el 50% de la base mínima (alrededor de 472 euros), como en la anterior prestación extraordinaria. Ésta se incrementará en un 20% (hasta 661 euros) en el caso de que el autónomo tenga reconocida la condición de familia numerosa y los únicos ingresos de la unidad familiar provengan de esa actividad suspendida.

Sin embargo, en el caso de que en el domicilio del autónomo haya dos o más miembros con vínculo familiar que tengan derecho a esta prestación extraordinaria, la cuantía se reducirá a un 40%. 

Prórroga del cese de actividad hasta el 31 de mayo

Asimismo, con la nueva extensión pactada con las organizaciones de autónomos, el esquema de las otras tres ayudas se ha mantenido con leves modificaciones en el Real Decreto-ley 2/2021 que las prorroga hasta el 31 de mayo.

De este modo, en la prestación compatible con la actividad se dejan casi todos los requisitos y cuantías intactos pero se modifica la condición de facturación. Así, la podrán solicitar aquellos trabajadores cuyos ingresos en el primer semestre de 2021 caigan el 50% (antes era el 75%) respecto al segundo semestre de 2019. El importe de esta prestación es el que corresponda por su base de cotización.

También continúa la prestación extraordinaria por bajos ingresos para quienes no cumplan los requisitos para acceder a las anteriores prestaciones. Se destina a aquellos trabajadores autónomos que sufran una caída de ingresos y que en el primer semestre de 2021 no superen los 6.650 euros. La cuantía es del 50% de la base mínima y es compatible con ingresos por cuenta ajena de 1,25 veces el SMI.

Por último, en el acuerdo con las asociaciones de autónomos también se establece la continuación, adaptando el periodo de referencia, de la prestación para autónomos de temporada, que es del 70% de la base mínima y requiere no tener ingresos superiores a 6.650 euros en el primer semestre de 2021.

500.000 autónomos solicitaron ayudas por cese de actividad en febrero, 200.000 más que el mes anterior