jueves. 21.11.2019

PERO CUATRO DE CADA DIEZ ELEVÓ SU CUOTA EN EL ÚLTIMO AÑO

El 65% de los autónomos dice que sólo puede cotizar por la mínima

El 65% de los autónomos dice que sólo puede cotizar por la mínima

El 65% de los autónomos asegura no poder cotizar por encima de la base mínima, según una encuesta realizada por el Instituto Santalucía. Sin embargo, casi cuatro de cada diez ha aumentado su cuota en el último año para tener mejores prestaciones. 

El 65% de los autónomos dice que sólo puede cotizar por la mínima

Dos de cada tres autónomos afirman no poder cotizar por una base mayor a la mínima, según una encuesta del Instituto Santalucía. Precisamente, según los datos actualizados de la Seguridad Social, el 65% de los cotizantes al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) lo hacen por la base mínima. 

Los últimos datos fiscales disponibles confirman que alrededor de 1.600.000 de los más de 2.800.000 autónomos persona física que hay en España, es decir dos de cada tres, declaran unos ingresos inferiores a 30.000 euros al año. Entre ellos 735.000 declaran unos ingresos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional y casi un millón se encuentran entre los 735 euros al mes y 2.500 euros mensuales.

Por otro lado, más de 500.000 autónomos ingresan más de 30.000 euros al año y, de ellos, más de 150.000 declaran a Hacienda ingresos netos superiores a los 60.000 euros anuales.  Es decir, hay dos grupos entre los cotizantes al RETA: aquellos que realmente no pueden cotizar por una base mayor que la mínima y aquellos que, pudiendo permitirse aumentar su base de cotización aunque sea 100 o 200 euros mensuales, no lo hacen por algún motivo. Algo que puede repercutir gravemente en su protección, ya que las cotizaciones a la Seguridad Social les permite protegerse ante distintas contingencias presentes (baja temporal o viudedad) y futuras.

Ocho de cada diez autónomos preocupados por la jubilación

Según la encuesta de esta aseguradora, para el 80% de los trabajadores por cuenta propia la jubilación es su principal preocupación. La pensión media de jubilación de los autónomos es un 41% inferior a la que perciben los asalariados porque cotizan menos que los trabajadores por cuenta ajena. Esta baja cotización es también el motivo por el que uno de cada tres autónomos recibe pensiones de jubilación mínimas.

Las bases mínimas que provocan prestaciones muy pequeñas pueden explicar el pesimismo del colectivo. El 56,4% de los autónomos asegura que perderá calidad de vida cuando se jubile. Incluso el 61,8% piensa que no podrá jubilarse hasta los 70 años o más.

Esta situación está llevando también a que los autónomos tomen medidas para garantizarse un futuro. Seis de cada diez trabajadores por cuenta propia (60,3%) afirman estar ahorrando para su jubilación, un 16% más que los que en el colectivo de asalariados.

Cuatro de cada diez encuestados ha elevado ya su base de cotización

Sin embargo, el colectivo de trabajadores autónomos muy lentamente está comenzando a tener en cuenta que, cuanto más coticen a la Seguridad Social durante su vida laboral, mayor nivel de ingresos recibirán en concepto de prestaciones una vez se acabe esta etapa y lleguen la jubilación. De hecho, el 38,6% ha cambiado su base de cotización en el último año para adaptarla a sus ingresos, es decir, casi cuatro de cada diez autónomos encuestados. Poco a poco empiezan a saber que un autónomo es el único trabajador que puede elegir cuánto cotizar, según su nivel de ingresos, y puede escoger entre los 919,80 euros de base mínima y los 3.751,20 euros de base máxima, pudiendo aumentar su cuota o disminuirla en cuatro ocasiones durante el año.

El 65% de los autónomos dice que sólo puede cotizar por la mínima