Domingo. 16.12.2018

FEDETAXI PRESENTARÁ UNA DENUNCIA EN DÍAS

¿Por qué 70.000 taxistas están en contra de las condiciones laborales de Uber y Cabify?

¿Por qué 70.000 taxistas están en contra de las condiciones laborales de Uber y Cabify?

La lucha del sector del taxi contra Uber y Cabify continúa más activa que nunca tras meses de conflictos. Las condiciones laborales de los conductores de estas plataformas tienen soliviantado a un sector donde el 98,3% de los profesionales son trabajadores autónomos. La asociación que representa al 60% de los taxistas españoles, Fedetaxi, presentará antes de Semana Santa una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra Uber y Cabify y pide medidas al Gobierno “porque no nos podemos permitir la sustitución de trabajadores autónomos por precarios”.

¿Por qué 70.000 taxistas están en contra de las condiciones laborales de Uber y Cabify?

¿Por qué los taxistas consideran que los conductores de Uber y Cabify son trabajadores precarios? “Porque las plataformas no contratan directamente a estos chóferes y no lo hacen con el fin de ahorrarse todos los costes laborales”, asegura a AyE el secretario técnico de Fedetaxi, Emilio Domínguez. “Lo que está ocurriendo, y eso es lo que queremos que investigue la Inspección de Trabajo, es que hay una cesión ilegal de trabajadores de las empresas que tienen las licencias VTC (Vehículos de Transporte con Conductor) a las plataformas. Se oculta que trabajan, no para esas empresas, sino para Uber y Cabify”, añade Domínguez.

La cesión ilegal es un concepto recogido en el Estatuto de Trabajadores y, como es lógico, no está permitida. Sobre ella va a basar su denuncia Fedetaxi. “Hemos anunciado su presentación próximamente pero, como vamos encontrando cada día más información sobre estas empresas que manejan las VTC, se puede retrasar aún algunas semanas”.

Licencias y autónomos

El contexto en el que luchan los taxistas es el siguiente: el Estatuto de los Trabajadores obliga a cualquier persona que obtenga una licencia de transporte (ya sean taxis, VTC, etcétera) a que ejerza como trabajador por cuenta propia. Según Fedetaxi, lo que hacen Uber y Cabify para tener una flota de conductores, “pero sin asumir sus costes laborales”, es quedarse con los trabajadores contratados por estas empresas, que se constituyen para poder contar con las licencias VTC. A juicio de la patronal del taxi, además de ser “una cesión ilegal”, da lugar a una precarización del trabajo de los conductores.

Los taxistas consideran que, mientras ellos deben pagar por tener sus licencias y costearse su trabajo autónomo, los conductores que les hacen la competencia en las calles de las capitales españolas “están en unas condiciones no del todo claras”. 

Cambio en la normativa

Por otra parte, la petición a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, de una reunión con los representantes de la asociación tiene como objeto pedirle que el Gobierno tome medidas “para modificar la actual regulación”, además de animar la inspección de las relaciones laborales de Uber y Cabify.

Fedetaxi, declara su secretario técnico, pelea por cambiar ciertas regulaciones “para que venza el principio de realidad”. Entre sus prioridades está que se derogue la obligación de que, para poseer una licencia de transporte, haya que ser autónomo.

¿Por qué 70.000 taxistas están en contra de las condiciones laborales de Uber y Cabify?