Domingo. 16.06.2019

ELECCIONES DEL 2 DE DICIEMBRE

Las 8 demandas de los autónomos andaluces al futuro Gobierno de la Junta

Sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía
Sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía

El próximo 2 de diciembre, los ciudadanos andaluces elegirán un nuevo Parlamento autonómico del que saldrá el equipo de gobierno que dirigirá la Junta de Andalucía. En esta comunidad trabajan más de 546.000 autónomos, con un crecimiento de la afiliación de casi dos puntos y medio superior a la media española. El colectivo de trabajadores por cuenta propia tiene ocho demandas fundamentales para el Gobierno que salga de las urnas.

Las 8 demandas de los autónomos andaluces al futuro Gobierno de la Junta

En Andalucía trabajan 526.146 autónomos, el 16,2% del total de España, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). No sólo el número es importante sino que el crecimiento de la afiliación al RETA es, según los datos del pasado octubre, del 2,4% frente a la media española que es del 1%. Todo un colectivo laboral al que el nuevo Gobierno autonómico que resulte tras la jornada electoral del 2 de diciembre debe tener en cuenta. 

El presidente de ATA Andalucía, Rafael Amor, declara que lo primero que desea el colectivo, como en general todos los andaluces, es que, si se cumplen los pronósticos de las encuestas y no sale un Gobierno con mayoría, “haya debate y diálogo para llegar a acuerdos” y no una confrontación continua. “Se deben debatir una a una todas las políticas y todas las medidas, los apoyos no tienen por qué ser tarifas planas”, advierte.

En lo que se refiere a lo que los trabajadores autónomos andaluces esperan de la nueva legislatura, el presidente la asociación mayoritaria detalla un total de ocho reclamaciones a la futura Junta:

1. Compromiso del nuevo Gobierno de que la ejecución de los Presupuestos será completa y ágil para lo cual “es necesario que las partidas se apliquen en el primer semestre del año y no en los últimos meses del ejercicio como ha venido ocurriendo en la pasada legislatura”, señala Rafael Amor. “La mejora de la aplicación presupuestaria traerá consigo más riqueza y más empleo”, añade.

2. Políticas para la Andalucía rural. A juicio de Amor, existe una Andalucía del litoral, una Andalucía de las capitales y una Andalucía del interior que también debe tenerse más en cuenta. El presidente de ATA reclama, por ejemplo, una cotización a la Seguridad Social de cuota cero para los autónomos que empiezan en municipios de menos de 10.000 habitantes.

3. Menos cantidad de normas y más celeridad en el funcionamiento de la administración autonómica. Rafael Amor se queja de que en la legislatura que termina su mandato ha generado “un exceso de normativa que nos afecta y una excesiva lentitud administrativa para cualquier trámite o solicitud”. De esto da idea el siguiente ejemplo: “Los permisos de quema de poda agrícola tardan entre mes y mes y medio, y eso es muchísimo”.

4. Llegar a acuerdos entre la Junta de Andalucía y los entes locales para unificar criterios. El presidente de ATA relata que es más normal de lo deseable los cambios de normativa de un municipio a otro y de un equipo de gobierno a otro. Valga “lo que ha ocurrido con el sector de hostelería en Córdoba. De qué sirve animar a hacer una inversión a un autónomo en un local, si luego el gobierno de turno cambia la normativa de repente y, por ejemplo, quitan los permisos para poner veladores”. Si hubiera la coordinación requerida y las políticas fueran prolongadas en el tiempo “las inversiones serían seguras”, afirma Amor.

5. Políticas adecuadas para la innovación y la especialización de los autónomos personas físicas. Una vez más, la eficacia administrativa es clave. "Aprobar una partida presupuestaria de 150 millones para la internalización de los emprendedores y que luego sólo se haya ejecutado el 40%, como ha ocurrido, no es útil", señala Amor.

6. Ayudas directas y finalistas. En la actualidad, según Rafael Amor, “la propia normativa es un freno para conseguir ayudas por la burocratización y la lentitud”. En este sentido, sería deseable “firmar acuerdos con el Gobierno central para cruzar datos de manera más rápida. Por ejemplo, si un solicitante tiene deudas con Hacienda que se sepa con prontitud, que no tenga que hacer un peregrinaje para que al final le denieguen la ayuda y esté tanto tiempo esperando”.

7. No abusar del silencio administrativo. En la misma línea de reclamaciones anteriores, Rafael Amor pide que “la Administración conteste en plazo, con más celeridad para no llegar al silencio administrativo”.

8. Un plan de desarrollo del comercio minorista. El presidente de ATA admite que el comerciante andaluz comparte los mismos problemas que los del resto de España pero, de nuevo, reclama actuaciones conjuntas de la Junta con los ayuntamientos. Hay que tener en cuenta que el sector del comercio es el que agrupa a más autónomos en la comunidad, 147.993, el 28,1% del total de trabajadores por cuenta propia en Andalucía.

Las 8 demandas de los autónomos andaluces al futuro Gobierno de la Junta