viernes. 15.11.2019

AUNQUE EL CRECIMIENTO SE RALENTIZA

Las actividades científicas lideraron la afiliación de autónomos hasta octubre

Octavio Granado, s. Estado en funciones Seguridad Social
Octavio Granado, s. Estado en funciones Seguridad Social

El número de autónomos siguió creciendo en octubre, pero menos que el año pasado. La novedad es el cambio de tendencia: subieron en los sectores más cualificados. De los 13.364 autónomos que dieron de alta en los últimos 12 meses, la mitad lo hicieron en profesiones científicas o técnicas.

Las actividades científicas lideraron la afiliación de autónomos hasta octubre

Los datos de afiliación a la Seguridad Social dejan entrever un cambio de tendencia en el modelo productivo del colectivo, que opta cada vez más por sectores de mayor cualificación. El pasado mes cerró con un incremento del 0,41% interanual (de octubre a octubre) en el total de afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), esto es 13.364 nuevos autónomos. Casi la mitad se produjeron en el sector de las actividades profesionales científicas y técnicas, cuyo crecimiento fue de 6.581 nuevos afiliados (+2,32%) en un año. Este epígrafe incluye las actividades del grupo M de la CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas), entre las que se encuentran, entre otros, los profesionales del sector jurídico (abogados, procuradores...), consultores de gestión empresarial, investigadores de materias como la biotecnología y los estudios de mercado o veterinarios.

En términos absolutos, le siguieron construcción -con 5.894 afiliaciones (+1,56%)- y actividades sanitarias y servicios sociales -con 3.600 (+3,19%)-. En total, entre los tres sectores, se sumaron 16.075 nuevos afiliados. A estos, se añaden las nuevas altas que se produjeron en otros sectores destacados como educación; transporte y almacenamiento; información y comunicaciones; actividades artísticas recreativas y de entretenimiento; actividades inmobiliarias y otros servicios, donde el total de afiliaciones alcanzó los 18.610. 

Precisamente, ha sido el aumento del número de autónomos en estos ámbitos lo que ha compensado la preocupante caída de profesionales de la industria manufacturera (-13.979) y del comercio (-10.827). Se da la circunstancia de que este es el mismo patrón que se producía en enero de 2017, cuando Ciencia, Construcción y Sanidad tiraban del crecimiento del colectivo -que ya suma 3.271.976 trabajadores- mientras el comercio se desplomaba.

Sin embargo, esta vez el contexto es diferente. La inestabilidad e incertidumbre política, junto a la desaceleración económica global, han tenido efectos directos en el colectivo de autónomos, que sigue creciendo pero a menor ritmo que el año pasado. Mientras que en 2018, las filas del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) aumentaron a un ritmo del 1,27%, este año, apenas lo han hecho al 0,41%.

Es más, tal y como destacaron desde ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), en los diez primeros meses de 2019 (de enero a octubre) se han sumado 17.313 nuevos autónomos al colectivo. Cifra que “representa un tercio del crecimiento del mismo periodo de 2018, cuando se sumaron 53.934 trabajadores por cuenta propia”.

Pese a ello, se observa una leve mejoría en el mes de octubre de este año en comparación al de 2018, en términos de afiliación. Frente a las 4.942 afiliaciones del mimo mes del año pasado, este año se registraron 5.718.

En el desagregado por género, las mujeres continúan liderando la actividad emprendedora. En lo que va de año se han sumado al RETA un 1,1% de autónomas (+13.220) frente al 0,2% de hombres (+4.093).

En cuanto a la distribución por comunidades autónomas, destaca un incremento del 8,1% en las Islas Baleares, seguido de Canarias (+2,2%) y Andalucía (+2%). En términos absolutos, esta última región ha sumado 10.712 trabajadores por cuenta propia en los últimos diez meses. Tirón que se ha visto reforzado desde que se amplió la Tarifa Plana a dos años el pasado mes de julio.

Por otra parte, la media de afiliación de todos los regímenes cerró el mes de octubre con un aumento de 106.541 altas (+0,5%). Esto supone el segundo mejor dato en este mes dentro de la serie histórica, sólo tras el logrado el año pasado, cuando se ganaron 130.360 ocupados. 

Más paro y menos contratación indefinida

Octubre, como suele ser habitual, no ha sido un buen mes en lo que a paro se refiere. Este año, el número de inscritos en las listas de desempleo ha aumentado en 97.948 personas, lo que deja un total de 3.177.659 desocupados. Aunque la tendencia es la misma que se viene produciendo en la serie histórica, preocupa que el dato casi duplique el del mismo mes del año pasado, cuando el paro creció en 52.194.

En términos interanuales, los datos tampoco invitan al optimismo. En lo que llevamos de 2019, el paro registrado ha descendido en 24.638 frente a la caída de 158.078 personas que se registró en los 10 primeros meses de 2018.

A este respecto, Lorenzo Amor, presidente de ATA, declaró que “se confirma el mal ciclo para el empleo y se acentúa el frenazo de la economía. O se actúa, o lo lamentaremos. El ritmo de descenso del paro es un 84% inferior al de 2018. Se ha frenado la creación de empleo, con un 23,8% menos de nuevos puestos de trabajo. Y, los autónomos, crecen una tercera parte de lo que lo hicieron en 2018”.

Si tenemos en cuenta los datos de contratación, en el décimo mes del año se firmaron 2.224.757 contratos, un 0,8% menos que en octubre del año pasado. Además, de estos contratos, sólo un 10,7%  fueron indefinidos. Este último dato es un 1,8% menor respecto al mismo mes del año pasado y  desciende en casi tres puntos si los comparamos con los de los años de la recuperación, cuando se alcanzó un crecimiento de la contratación indefinida superior al 13%.

Lo que sí avanza -aunque muy ligeramente- es la relación entre el número de afiliados y pensionistas, que mejora dos décimas con respecto a hace un año y tres si la referencia la situamos en 2013. Así, en octubre, había 20,36 millones de afiliados (ocupados y en desempleo) y 8,87 millones de pensionistas. Esto es, 2,30 afiliados por cada pensionista.

Las actividades científicas lideraron la afiliación de autónomos hasta octubre