sábado. 05.12.2020

OBJETIVO: LOGRAR LA SOSTENIBILIDAD

Ada Colau: "Barcelona es una ciudad a la que le gusta ser visitada"

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona en Exceltur. (Foto: Guillermo López)
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona en Exceltur. (Foto: Guillermo López)

Masificación de las ciudades, aumento del número de plazas para los turistas e incremento del precio de la vivienda son algunos de los problemas que tienen las ciudades turísticas. Aún así, Colau asegura que la ciudad está "contenta de ser un destino".

Ada Colau: "Barcelona es una ciudad a la que le gusta ser visitada"

Turistas sí, masificación no. Es la principal conclusión que se puede sacar de la ponencia 'Gestionando destinos con la mayor aceptación social' celebrada este martes 16 de diciembre en el marco del  9º Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur. En ella intervinieron los principales actores que conforman el sector turístico, tanto públicos como privados, y que buscan que el sector siga creciendo de forma exponencial pero de manera sostenible.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dejó claro durante su intervención que los vecinos de Barcelona están muy contentos de que la ciudad sea un destino turístico porque asegura que es un aspecto “que forma parte de la ciudad. Es una ciudad a la que le gusta ser visitada. El turista es bienvenido y querido”.

No obstante, los barómetros que ha realizado el propio Ayuntamiento de Barcelona dejan constancia de que a pesar de que la ciudad “está contenta con ser un destino turístico, también hay una parte de los vecinos que alertan de que se está llegando a un límite de la ciudad”. Es por ello que desde el Ayuntamiento han apostado en primer lugar por la realización de un estudio que les dio una visión conjunta de los problemas turísticos y de masificación que soporta la urbe. “Hay zonas de la ciudad que no pueden crecer más porque iban a dejar de ser ciudad, como alrededor de la Ramblas o en el Centro Gótico”, ha aclarado Colau.

Esto ha llevado al Ayuntamiento a tomar distintas medidas regulatorias como reducir el número de viviendas que se pueden alquilar, controlar la construcción de hoteles según la zona de la ciudad, hacer responsables a las plataformas digitales de la ilegalidad de sus publicaciones o eliminar los apartamentos que no tengan licencia de estas plataformas.

No solo es Barcelona

Madrid es otra de las ciudades que ha tenido que tomar medidas para hacer frente al aumento del turismo. Según los datos que Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía de Madrid, daba durante su ponencia, la ciudad ha registrado durante 2017 diecinueve millones de pernoctaciones e ingresos por valor de 8.000 millones y el turista gasta el doble en la ciudad que la media nacional.

Esto prueba que "el turismo va muy bien en Madrid, pero no hay que quemar la gallina de los huevos de oro”, ha advertido Cueto. El turista ya no viene a España por el sol y la playa, viene -en el caso de Madrid- “a vivir la ciudad urbana, un turismo de congresos y de compras”. Razón por la que desde el Ayuntamiento de Madrid están poniendo en marchas diferentes medidas para la regulación del turismo, ya sea para impedir que “se metan a 12 personas en 80 metros cuadrados” como para que el turismo no se concentre en solo una parte de la ciudad.

Diversificar y explotar otras zonas de las ciudades es una apuesta que también tiene en su hoja de ruta el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia. Asegura que tenemos el ser humano tiene dos problemas: uno es culpar precipitadamente el comportamiento ajeno “porque nos molestan los turistas pero luego nosotros somos turistas”. Y el segundo es su memoria frágil, pues la ciudad de San Sebastián aprobó hace algunos años un plan para motivar la llegada de turistas y “ahora se acaba de aprobar un plan para regular a los turistas”.

Por su parte, Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga, ha explicado que desde la ciudad que preside han optado por poner en marcha estrategias que hagan atractiva la urbe para los turistas y para sus ciudadanos, “apostando por buscar la máxima calidad en toda la oferta turística al tiempo que se tiene conciencia de que una oferta opaca y no reglada en absoluto es conveniente”.

También el sector privado

Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum, quien ha sido el encargado de moderar esta ponencia, ha pasado el turno de palabra al sector privado. Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group, ha dejado constancia de que todavía se puede hacer mucho más para mejorar la situación de España como destino turístico de calidad. “El alojamiento no regulado es mucho más grave de lo que pensamos y a pesar del cambio de actitud de los gobiernos aún percibo una actitud más beligerante de lo que debería ser”.

Abe Matutes, director general de Palladium Hotel Group, ha coincidió con algunas de las soluciones compartidas que se dieron a lo largo de la intervención y ha asegurado que al final todo se resumen “a un problema de convivencia, de menos generación de ingresos y de menos puestos de trabajo".

Asimismo, Oscar Pereli, director de Estudios de Investigación de Exceltur, ha resaltado que en el modelo de ciudad que “todo tenemos pensado se nos está escapando el tema de las viviendas”. Razón por la que alaba la iniciativa de algunos gobiernos de “tomar cartas en el asunto, aunque no van a ser suficientes. Las plataformas deberían responsabilizarse de las ofertas que cuelgan”.

Ada Colau: "Barcelona es una ciudad a la que le gusta ser visitada"