domingo. 21.07.2019

TODAS CONTINÚAN INCUMPLIENDO LA LEY DE MOROSIDAD

Las administraciones autonómicas y locales vuelven a aumentar sus plazos de pagos a proveedores

Las administraciones autonómicas y locales vuelven a aumentar sus plazos de pagos a proveedores

La administración central es la única que en abril logró reducir minimamente el Periodo Medio de Pago a Proveedores. Por el contrario, las CCAA y los ayuntamientos volvieron a retrasar aún más el tiempoque tardan en abonar sus facturas, en muchos casos a autónomos. Las tras administraciones continúan incumpliendo la Ley de Morosidad que fija el plazo máximo en 30 días.

Las administraciones autonómicas y locales vuelven a aumentar sus plazos de pagos a proveedores

El Ministerio de Hacienda publicó este lunes los datos del Periodo Medio de Pago a Proveedores (PMP) correspondientes al mes de abril. Y una de las principales conclusiones que se extraen es que todas las administraciones (central, autonómica y local) continúan incumpliendo la Ley de Morosidad que fija en 30 días el plazo máximo para abonar las facturas. La otra conclusión, aún más grave, es que pese a que la administración central mejoró mínimamente el tiempo que tarda en pagar a sus proveedores, muchísimos de ellos autónomos, las CCAA y los ayuntamientos aún empeoraron la situación.

 Así, y en base a los datos publicados por el Fisco, en el mes de abril la administración central tardó una media de 35,61 días en efectuar los pagos a sus proveedores. Una cifra que supone una reducción de 0,55 días con respecto al PMP del mes anterior (en marzo el plazo medio fue de 36,16 días). Por su parte la administración autonómica aumentó en 1,76 días su PMP, de marzo a abril, hasta alcanzar los 34,88 días de media. También aumentó su Periodo Medio de Pago a Proveedores en el mes de abril la administración local, con una retraso medio de 69,64 días, lo que supone un incremento de 1,66 con respecto al mes anterior y el doble de lo que marca la ley.

Por otro lado, las administraciones públicas mantienen unos importes pendientes de pago que, en el caso de la estatal ascendían en abril a 545,3 millones de euros, en el de la autonómica de más de 4.079 millones y en el de los ayuntamientos de 1.133 millones de euros.

Específicamente, y por autonomías, las comunidades autónomas que más tardaron en pagar en el mes de abril fueron Castilla- La Mancha y Comunidad Valenciana con 55,57 y 22,23 días respectivamente. Le siguen en este ranking Baleares (con 44,70 días de media), Murcia (42,49), Cataluña (42,09) y La Rioja (40,56). También, incumpliendo el plazo de morosidad aunque de forma muy justa están Cantabria (31,06) y Aragón (30,23). En el otro lado, en el de que las pagan en menos tiempo, se encuentra Canarias (con 19,07 días), Andalucía (16,59) y Galicia (14,24)

Incumpliendo la Ley de Morosidad

Estos datos coinciden con el último informe de morosidad que publicó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) el pasado mes de abril y en el que la Federación denunciaba que las tres administraciones -local, autonómica y estatal- seguían incumpliendo los periodos de pago legales que establece la Ley de Morosidad. Concretamente, y según los datos del estudio, la administración central y autonómica tardaban en pagar una media de 39 días. Cifra que en los ayuntamientos se elevaba hasta los 60 días.

Las administraciones autonómicas y locales vuelven a aumentar sus plazos de pagos a proveedores