Domingo. 24.03.2019

HASTA 3.000 EUROS MÁS POR TRABAJADOR CONTRATADO

¿Cómo afectará la subida del salario mínimo a los autónomos empleadores?

¿Cómo afectará la subida del salario mínimo a los autónomos empleadores?

Comienza un nuevo año, y con él, una subida histórica del salario mínimo interprofesional. Una buena noticia para los trabajadores asalariados, un coste añadido para los autónomos empleadores. Una parte del millón de autónomos españoles con asalariados tendrán que pagar hasta un 22.3% más por cada uno de sus trabajadores, o lo que es lo mismo, 3.000 euros anuales.

¿Cómo afectará la subida del salario mínimo a los autónomos empleadores?

2019 arranca con una subida histórica del salario mínimo interprofesional, sin precedentes desde 1977. Tras la publicación en el BOE el pasado 27 de diciembre del incremento del SMI de 736 a 900 euros, llegan las consecuencias de la subida. Cinco millones de asalariados se beneficiarán este año de un alza de hasta 22.3% en sus nóminas, 164.1 euros mensuales. Pero ¿qué hay de los autónomos empleadores? ¿Aquellos que tienen asalariados contratados con el SMI podrán soportar un incremento de hasta 3.000 euros de costes anuales por cada trabajador a su cargo?

Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) se mostró claro al respecto, la subida del SMI era necesaria, pero debería hacerse progresivamente, calibrando los efectos y costes laborales que va a generar en un millón de autónomos empleadores. “¿Que si el SMI en España es bajo? Creo sinceramente que sí, debería incrementarse progresivamente. Ahora bien, la subida de 164 euros al mes del SMI en 2019 respecto a 2018 y su incremento en las correspondientes cotizaciones sociales, más el IRPF, supondrá un alza de casi 240 euros al mes por 14 pagas, o lo que es lo mismo, 3.000 euros al año de incremento de costes laborales para el autónomo por cada trabajador que tenga contratado” explicó Amor a través de sus redes sociales.

La mayor subida del salario mínimo desde 1977 tendrá consecuencias directas en una parte del millón de autónomos empleadores, cuyos trabajadores tenían un sueldo más cercano a la antigua base de 736 euros que a la recientemente entrada en vigor de 900. El comercio al por mayor y al por menor junto a hostelería y actividades administrativas y auxiliares son los sectores que reúnen más autónomos empleadores que se verán afectados por el incremento.

Comerciantes y hosteleros entre los más afectados

Junto con el sector de actividades administrativas y auxiliares (14%), comercio y hostelería serán los más afectados por el incremento del salario mínimo (18.8 y 10.8% respectivamente). ¿Qué va a cambiar para los autónomos empleadores de estos sectores? ¿Afectará la subida del SMI en su actividad y en las futuras contrataciones? Para Javier Bacarizo, autónomo empleador y dueño de la tienda de juegos 'Cinco reinos' la respuesta es sí. “Muchos comerciantes como yo trabajamos con márgenes muy reducidos y contratamos según las ventas de cada temporada. Esta subida de los gastos, puede marcar la diferencia y hacer que a muchos pequeños autónomos dejen de salirnos las cuentas. Este incremento mejora los derechos del trabajador asalariado, dignifica su labor, pero de ningún modo incentiva la contratación y el empleo, muy al contrario, hace que nos lo pensemos dos veces antes de contratar a alguien” explicó Bacarizo.

Este incremento histórico en las nóminas de los asalariados españoles también supone un coste laboral sin precedentes entre algunos autónomos empleadores. La caída de ventas en comercio y hostelería lleva, desde hace años, obligando a reducir gastos a muchos autónomos como Ana María Blasco, dueña de un bar de barrio que en poco tiempo pasó de tener 12 empleados a contar tan solo con 3. “Si a todas las cargas económicas que tenía un autónomo le sumas un incremento en gastos de plantilla tan alto en tan poco tiempo, el resultado es tener que reducir aún más costes. Cada vez se hace más difícil mantener a un empleado, es un coste laboral inasumible para muchos negocios, como el mío, con serias dificultades para llegar fin de mes” comentó Blasco.

¿Gasto o inversión?

Para otros autónomos del sector de la hostelería, este incremento es un gasto importante que, tarde o temprano, se traducirá en un reajuste de los precios. “Como con cualquier otro aumento de gastos, hay dos opciones: reducir los costes o reajustar los ingresos. Creo que, de una forma u otra, la subida del SMI se va a acabar reflejando en un incremento de los precios finales. Alguien tiene que pagar la diferencia. Con todos los gastos que ya teníamos los autónomos, no podemos permitirnos tener los mismos ingresos siendo que nuestros costes laborales han aumentado en más de un 20%. Muchos, nos vamos a ver obligados a encarecer nuestros productos para poder pagar a nuestros trabajadores” explicó Lina Martínez, dueña de la Cervecería Flamingo.

Sin embargo, otros autónomos empleadores no ven la subida del SMI como un gasto sino como una inversión. Para Eva Arinero, dueña de la tienda de Ropa Vintage Lady Cacahuete, “es un error ver el incremento del SMI como un gasto y no como una inversión en capital humano. Creo que hay que pagar al trabajador lo que es justo y, de esta forma, su satisfacción con el negocio se traducirá en un incremento de ventas y beneficios. Soy dueña de un pequeño negocio, de la misma forma que yo no trato a mis empleados como un número no me gusta que ellos me traten como a un sueldo. Les pido una implicación muy grande, que traten mi comercio como si fuera suyo y, para esto, no puedo escatimar en sus nóminas. El incremento del SMI es una inversión en todos los aspectos, se traducirá en aumento del consumo y, en muchos casos, de la productividad de los trabajadores.” concluyó Arinero.

¿Cómo afectará la subida del salario mínimo a los autónomos empleadores?