El peor dato desde antes de la pandemia

La afiliación de autónomos extranjeros también cayó en julio afectados por la situación económica

El pasado mes de julio evidenció el estancamiento de la afiliación en el RETA, también entre los autónomos extranjeros, cuando se registró el peor dato desde antes de la pandemia.

Frenazo en el crecimiento de autónomos extranjeros.
Frenazo en el crecimiento de autónomos extranjeros.
La afiliación de autónomos extranjeros también cayó en julio afectados por la situación económica

En los últimos 15 años España no ha dejado de sumar autónomos extranjeros. En la actualidad, hay 399.929 afiliados foráneos a la Seguridad Social. Sin embargo, como ya advirtieron los agentes sociales tras conocerse los datos de la última Encuesta de la Población Activa (EPA)la afiliación de los trabajadores por cuenta propia comienza a estancarse. Este efecto también, esta afectando a la afiliación de los emprendedores extranjeros a la vista de que la Tesorería registró en julio los peores datos en muchos años de este colectivo.

A pesar de vivir dos crisis económicas en la última década, los autónomos extranjeros no han dejado de crecer en España, reflejando una tendencia positiva en el número de afiliaciones a la Seguridad Social. Sin embargo, los datos del segundo trimestre de 2022 adelantaron “una tendencia negativa” en la afiliación con respecto al 2021.

“Las cifras son negativas, ya que en el crecimiento del número de autónomos en último año ha sido prácticamente nulo. No se pierden autónomos, pero tampoco se crean, lo que nos hace aventurar que en el próximo trimestre va a haber ya una destrucción de trabajadores por cuenta propia. Es posible que en términos interanuales nos vayamos a lo que ya veníamos advirtiendo con los datos de Seguridad Social, y es que este año, desgraciadamente, podemos ver que hay una importante caída en el número de autónomos”, adelantó el presidente de a Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, al conocer los datos de la EPA.

En 2018, el mes de julio se saldó con 623 nuevos autónomos extranjeros en el territorio español. Datos similares a los del 2019 – justo antes de la pandemia – donde el RETA acogió 437 nuevos afiliados de otros países. Ya en 2020, recién salidos del confinamiento, el número de trabajadores por cuenta propia foráneos creció en 5.243 personas según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Finalmente, en 2021, el RETA aumentó en 834 nuevos emprendedores extranjeros. Actualmente, el último mes de julio – por primera vez desde 2018 – perdió 116 afiliados extranjeros. Cifra que a priori no es alarmante, pero puede adelantar el estancamiento que ya advierten los agentes sociales en el número de autónomos de fuera de nuestras fronteras afectados también por el aumento de costes fijos, laborales y la omnipresente inflación. En total, tomando en cuenta tanto asalariados como trabajadores por cuenta propia; la Seguridad Social perdió 11.400 afiliados extranjeros en julio tras cinco meses de alza consecutiva en pleno periodo estival.

“La tendencia negativa es consecuencia directa de la elevada inflación”

Ya en el primer trimestre del año pudo verse la tendencia negativa en el número de nuevos trabajadores por cuenta propia, con unos datos que reflejaban que el comienzo de 2022 no estaba siendo bueno ni para la economía ni para el mercado laboral. Según explicó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) estos descensos son consecuencia directa de la elevada inflación, la contracción de los mercados por la Guerra en Ucrania, el alza de los costes energéticos, así como del hecho de que cientos de emprendedores todavía no han recuperado la normalidad en sus negocios desde la pandemia.

Datos que pueden reflejarse en el crecimiento interanual de los autónomos extranjeros en España se está estancando. En los primeros 7 meses de 2021, el RETA acogió 14.716 autónomos extranjeros, 2.203 afiliados más que en el mismo periodo en 2022.

¿Por qué escogen los extranjeros España para emprender y darse de alta como autónomo?

Aunque los datos anteriormente mostrados, reflejen un frenazo en la afiliación de autónomos extranjeros, en los últimos 15 años, nuestro país ha sido un referente en cuanto a emprendimiento de otros países se refiere.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) explican que España, tanto para emprendedores europeos como extracomunitarios, es atractivo por las prestaciones y coberturas sociales que protegen a los trabajadores por cuenta propia. “Tenemos que saber que los autónomos en España tienen muchas más prestaciones sociales que en países como Italia, Francia o Alemania, con una cuota a la Seguridad Social similar a la nuestra. En nuestro país, cualquier emprendedor extranjero cuenta con las mismas ventajas y coberturas que cualquier español afiliado a la Seguridad Social” aunque sus cuantías dependerán de las cuotas que paguen, explicó Inmaculada de la Rica, coordinadora de inmigraciones de ATA.

“Yo creo que por muy mal que parezcan que están las cosas en nuestro país, los extranjeros acuden principalmente por nuestra cobertura sanitaria. En Italia, por ejemplo, un autónomo debe pagar su seguro médico por fuera de su cuota de afiliación. Sin embargo, un emprendedor de otro país en España cuenta con la sanidad – que es universal para él y su familia -, prestaciones como el cese de actividad, ayudas para el emprendimiento o, por citar alguna en concreto, las recientes ayudas a la digitalización de los negocios”, añadió De la Rica.

Asimismo, la coordinadora de inmigraciones de ATA, dado que los autónomos extranjeros deben obtener un informe de viabilidad para poder emprender en nuestro país que desde la propia federación ayudan a confeccionar y presentar, explicó que la pandemia y nuestra cobertura sanitaria puede ser síntoma de este crecimiento. “Hay muchos autónomos de otros países que no tienen acceso a las vacunas o las pruebas. Cuando uno piensa que las cosas no están para montar un negocio. Desde la federación contamos con una avalancha de peticiones de extranjeros que quieren darse de alta en el RETA en España, casi imposible de cuantificar”, expresó De la Rica. Finalmente, para muchos emprendedores de otros países, en especial Iberoamérica, la barrera del idioma no supone una dificultad a la hora de emigrar a otro país para montar un negocio. Y, como destacó De La Rica, “las condiciones climatológicas y el nivel de calidad de vida en España nos convierten en un país referente en emprendimiento a nivel europeo”.

La afiliación de autónomos extranjeros también cayó en julio afectados por la situación económica
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad