sábado. 04.04.2020

QUEDAN ASUNTOS PENDIENTES

Los agricultores seguirán protestando porque consideran insuficientes las medidas del Gobierno

Los agricultores seguirán protestando porque consideran insuficientes las medidas del Gobierno
El Gobierno aprobó el pasado 25 de febrero un paquete de medidas para reformar la Ley de Cadena Alimentaria y garantizar precios justos a agricultores y ganaderos. Para las organizaciones agrarias, los cambios son positivos pero insuficientes. Quedan asuntos pendientes y seguirán con las movilizaciones.
Los agricultores seguirán protestando porque consideran insuficientes las medidas del Gobierno

Positivas pero insuficientes. Así consideran las principales asociaciones representativas del sector agrario las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno, fruto del acuerdo alcanzado el pasado 25 de febrero, en la mesa de negociación. Como resultado, el Consejo de Ministros ha aprobado el paquete de medidas urgentes de ayudas al campo, para reformar parte de la Ley de Cadena Alimentaria y así, garantizar "precios justos" para agricultores y ganaderos, que ya llevan más de un mes movilizándose.

El Real decreto ya en vigor viene a regular algunas reivindicaciones históricas del sector agro-alimentario. Entre ellas, la prohibición de la venta a pérdidas; la obligatoriedad de que el precio pactado cubra los costes de producción del agricultor y que, además, aparezca explicitado en el contrato; o la regulación de las promociones para que no puedan inducir a error sobre el precio o imagen de los productos, y sobretodo, para evitar que éste se banalice. 

La clave del nuevo decreto que modifica la actual Ley de Cadena Alimentaria estaría en la obligatoriedad de establecer contratos escritos en los que quede reflejada la cuantía del coste de producción, y en obligar a que el precio pactado entre industria y agricultor cubra esta cantidad. “Ese precio de venta no podrá ser nunca inferior a los costes de producción que libremente habrán determinado el productor y comprador y que tendrán como referencia la guía de precios que publica el ministerio de Agricultura”, explicó el ministro de Agricultura, Luis Planas. 

A pesar de que el paquete de medidas adoptadas por el Gobierno responde a parte de las demandas que llevan más de una década haciendo los agricultores, las movilizaciones, por el momento, no cesarán. 

Continuarán las movilizaciones

Los cambios introducidos por el Real Decreto en la Ley de cadena alimentaria vendrían a responder a una de las grandes peticiones de los agricultores y ganaderos: lograr que se garanticen precios justos en origen. De hecho, una de las tres asociaciones organizadoras de las movilizaciones y representativas del sector agro-alimentario, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha calificado los cambios en la Ley de la cadena como una "conquista histórica, llevamos demasiados años luchando por lo aprobado hoy" explicó Lorenzo Ramos, presidente de la asociación. Sin embargo, advirtió que "esto no acaba aquí".

Los agricultores seguirán movilizándose.  En primer lugar, por que esto sólo ha sido un paso y siguen "a la espera de una solución definitiva que asegure cambios estructurales para que los agricultores y ganaderos progresemos y no desaparezcamos" comentó el presidente de UPA.  Un paso que desde las otras dos asociaciones, ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) y COAG ( Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) consideran "insuficiente". "Se ha dado un paso importante, pero queda mucho trecho, de ahí que hayamos abierto este proceso de negociación. Todavía cabe alcanzar nuevos acuerdos" explicó Miguel Blanco, secretario General de COAG. 

Además, Blanco manifestó su temor a que, tras la aprobación de esta batería de medidas tan importantes para el campo, la industria y distribuidores incumplan su parte, y el Real Decreto se quede en "papel mojado, como ya ha pasado con otros acuerdos". 

"Esperamos que no se queden en papel mojado"

Para el secretario de COAG, "el contenido del decreto es fundamental, son medidas muy importantes y que venimos reivindicando desde hace tiempo. Esto no quita para que seamos escépticos con su aplicación". Desde la asociación consideran un paso importante en las reivindicaciones del sector la aprobación de estas medidas que, si bien responden a  demandas históricas del sector, puede resultar problemática su aplicación. 

"Habrá que ver, si estas medidas se ponen en marcha cuando 'bajemos al terreno', porque entendemos que la cuestión de contemplar el coste de producción en los contratos a la hora de fijar los precios, que es crucial, va a ser difícil de aplicar. Tenemos experiencia y hemos visto cómo en muchos sectores, cuando hay una posición de dominio, en este caso, por parte de la industria, y una posición débil, en la que están los agricultores, podrían formalizarse contratos donde se especifique expresamente que el precio cubre los costes y que luego no se cumpla" aseguró Blanco. 

En su opinión, las medidas del decreto son “positivas” y “fruto de las movilizaciones, que ya han dado un resultado”. Sin embargo, advirtió que “puede que la industria y la distribución tampoco acepten o asuman los costes de producción que presente la agricultura”. Por ello, consideró importante reforzar los controles y que el Ministerio se muestre firme para que se apliquen las normas.

Por su parte, para la Unión de Pequeños Agricultores, la aprobación de este Real Decreto, lejos de ser un motivo para desconvocar las movilizaciones, es un aliciente para seguir con ellas. "Este decreto es una conquista de los agricultores y ganaderos y del proceso histórico de movilizaciones que se ha desarrollado en las últimas semanas". Pero aún faltan muchas medidas, y en espera de ellas, las movilizaciones ya convocadas se celebrarán, "y con más fuerza si cabe, pues comprobamos que si se lucha con argumentos, con contundencia y de forma pacífica se consiguen cosas" explicó Lorenzo Ramos, presidente de UPA.

Seguirán hasta que se solucionen los asuntos pendientes

"Lo de hoy es un primer paso hacia una solución definitiva para asegurar un futuro en el que los agricultores y ganaderos progresemos y no desaparezcamos", señaló el presidente de UPA. Sin embargo, no es el único. 

Entre los temas que siguen pendientes y son urgentes está la aprobación de un paquete de medidas de apoyo fiscal a los agricultores y ganaderos como la reducción de las cuotas del IRPF en el régimen de módulos, la rebaja de las tarifas eléctricas para el regadío o la subida del IVA compensatorio. "Cuestiones de impacto rápido que deben evitar la quiebra de más explotaciones. No podemos permitirnos que ni un compañero ni compañera más se queden en el camino", aseguró Ramos. 

También desde Asaja consideran que aún faltan muchos temas por solucionar. Pedro Barato, presidente de la asociación, consideró "insuficiente" el contenido de las medidas adoptadas, aunque, en lo referente a la Ley de la cadena alimentaria, “podría ser positivo” si se desarrolla. Aún "quedan muchas cosas, como desgravaciones fiscales y concreción en las tarifas eléctricas y los seguros agrarios" insistió Barato.

Viejas reivindicaciones

El decreto de medidas urgentes de apoyo a los agricultores y ganaderos responde a muchas de las reivindicaciones por las que las asociaciones llevan luchando más de una década. Desde UPA citaron algunas: 

  • Costes de producción contemplados en los contratos: los contratos de compraventa de productos deberán tener en cuenta los costes de producción, que se establecerán por métodos objetivos. 

  • Venta a pérdidas: prohibición efectiva de la destrucción del valor del producto a lo largo de la cadena. Prohibición de que la distribución repercuta el riesgo de su política comercial hacia atrás en la cadena. 

  • Promociones abusivas: se endurece la normativa que regula la publicidad y las promociones comerciales para evitar abusos. 

  • Infracciones más graves: el incumplimiento de estos aspectos será considerado falta grave (antes era leve) y las sanciones podrán alcanzar los 100.000 euros de multa, frente a los 3.000 de anteriormente. 

  • Tributación de jóvenes agricultores y ganaderos: se modifica la norma que obligaba a los jóvenes a cotizar incluso antes de haber recibido una ayuda. 

  • Régimen de módulos: seguirá toda la legislatura 

  • Bonificaciones al gasóleo agrario: se blindarán toda la legislatura 

  • Seguros agrarios: se incrementará el presupuesto al menos un 10% en el próximo ejercicio 

  • PAC: España defenderá con firmeza que no se recorte la PAC ni los fondos de cohesión 

  • Energía: se establecerán dos líneas de ayudas. Fomento del autoconsumo y energías renovables con 30 millones de euros y mejora de la eficiencia del regadío dotada también con 30 millones. El asunto del término de potencia para el riego y el precio del agua desalada quedan en estudio. 

  • SAECA: se facilitará la obtención de avales para mejorar la financiación de los agricultores y ganaderos. 

  • Importación de productos: refuerzo de los controles en frontera para un cumplimiento estricto de las normativas de importación. 

  • Campañas de comunicación: se harán campañas de concienciación de la labor de agricultores y ganaderos. 

  • Creación de mesas de trabajo y diálogo sobre Ley de la cadena, seguros agrarios, energía y fiscalidad y temas laborales. 

Además, desde UPA, señalaron que lo aprobado hoy debe suponer el principio del fin de los abusos hacia los agricultores y ganaderos. "Un real decreto, por sí solo, no resuelve nada", reconocieron. Por lo que piden el compromiso de toda la cadena agroalimentaria para dejar de ser agricultores y ganaderos 'al límite'. 

En otro orden de cosas, Miguel Blanco, secretario general de COAG, insistió tras la aprobación del Real Decreto en Consejo de Ministros, que estas medidas para garantizar que a los agricultores se les paguen precios justos, no deberían afectar al bolsillo del consumidor, como se ha venido diciendo desde diferentes asociaciones representativas de la industria y distribución. "Hay márgenes suficientes para que ganemos todos sin que esto afecte al consumidor final". 

Los precios justos para agricultores no deberían afectar al consumidor

Desde hace varias semanas, "la industria está ejerciendo presión sobre el sector, dejando entrever que la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria podría significar un aumento de los precios en los productos para el consumidor" explicó el presidente de COAG.

Ante esto quiso aclarar que "no es nuestra voluntad en absoluto que se aumente el precio a los consumidores, al contrario. Hay márgenes suficientes en la cadena, del 500%, para pagar un buen precio a agricultores y ganaderos y que, al mismo tiempo, los precios sean asequibles para los consumidores" concluyó Blanco.

Los agricultores seguirán protestando porque consideran insuficientes las medidas del Gobierno