martes. 20.08.2019

ESTACIONES DESATENDIDAS

Perplejidad en Aevecar ante la “defensa” de las gasolineras desatendidas que destruyen empleo

Alejandro Ripoll, presidente de Aevecar.
Alejandro Ripoll, presidente de Aevecar.

El presidente de la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar) expresa su sorpresa ante la proliferación de gasolineras sin personal, que restan puestos de trabajo al sector.

Perplejidad en Aevecar ante la “defensa” de las gasolineras desatendidas que destruyen empleo

Queda poco más de un mes para que las estaciones de servicio españolas tengan que cumplir los requisitos de la Instrucción Técnica Complementaria Mi-IP 04 (ITC 04). Se trata de un decreto ley que entrará en vigor el 2 de noviembre -se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 2 de agosto-  y que introduce una serie de novedades que obligan al sector a acometer reformas para adaptarse. Entre esas modificaciones legales destaca la regulación de las estaciones de servicio desatendidas.

Un modelo de negocio que no es accesible para todos y que, además, destruye empleo, según ha afirmado el presidente de Aevecar, Alejandro Ripoll. “No puedo creer que ahora que estamos saliendo de la recesión estemos defendiendo un modelo que destruye empleo”, resaltó Ripoll durante la jornada ‘Actualidad Normativa de las Estaciones de Servicio’ celebrada el pasado 26 de octubre en la sede de la patronal CEOE.

Ripoll también expresó su perplejidad ante la aceptación del modelo desatendido, pese a los problemas que entraña en materia de seguridad y derechos de las personas con discapacidad.

 “No puedo entender cómo un país como España, que protege a las personas discapacitas, ampare que este colectivo no pueda repostar con calidad en una estación desatendida”. También expresó su incredulidad ante el hecho de que una persona desde una habitación con “20 o 30 cámaras” sea capaz de hacer frente a un riesgo para la seguridad y reaccionar a tiempo.

Las estaciones de servicio desatendidas vienen reguladas dentro de la ITC 04 en la Disposición Transitoria quinta, que las obliga a cumplir medidas como:

  1. Para poner en marcha una estación de servicio desatendida hay que avisar a la Comunidad Autónoma donde se vaya a instalar.
  2. Tienen que estar correctamente señalizadas
  3. Disponer de un sistema de detección y extinción de incendios.
  4. Un circuito cerrado de seguridad con un botón de paro de emergencia tanto en la propia estación, como en el centro remoto de cámaras de seguridad.
  5. Un acuerdo entre todos los trabajadores que influyen en el proceso de carga y descarga para que traten correctamente la mercancía

Estos son cinco de los muchos requisitos a los que tendrán que hacer frente las desatendidas para operar en España, y sobre los que hizo hincapié Emilio Almazán Moro, jefe del servicio de la Subdirección General de Calidad y Seguridad Industrial del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, durante la jornada informativa. Además, Almazán quiso destacar durante su intervención que en su departamento “solo se habían encargado de regularlas, no de aprobarlas”.

La norma acarreará gastos

Abrió la jornada el vicepresidente de AEVECAR y presidente de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad de Madrid (AEESCAM), Ignacio Arellano López, quien hizo una introducción a todos los temas a abordar durante la reunión, además de un repaso al momento que atraviesa el sector, con una mención especial a la problemática de las desatendidas.

Esta sesión informativa tenía el objetivo de comunicar a los socios de esta agrupación las novedades que durante los próximos años van a afectar al sector, como es la regulación de un nuevo competidor y las novedades técnicas obligatorias, que requerirán inversiones para muchas estaciones de servicio.

Jesús Ruiz, director comercial de AlterEco, fue el encargado de exponer el coste que tendrá para los dueños de una estación de servicios cumplir con la ITC 04.

Uno de los cambios más significativos del Real Decreto es el uso obligatorio de tanques de doble pared. Aquí, por ejemplo, el coste sería diferente entre las estaciones de servicio con ventas de más de 3 millones de litros que quisiesen instalar un tanque nuevo o que lo quisieran adaptar. El coste de instalar cuatro tanques de doble de pared de 20.000 litros serían 17.000 euros por tanque. Una instalación estándar con cuatro tanques precisaría una inversión de 68.000 euros. La adaptación de un tanque simple a doble pared podría costar incluso más, según AlterEco.

Asimismo, hay que tener en cuenta que no solo se producen cambios en los tanques, sino también en otros elementos estructurales como tuberías, válvulas, surtidores… lo que, según Jesús Ruiz, dispararía los costes. Desde Aevecar ya están trabajando “con diferentes entidades para llegar a acuerdos y convenios para minimizar los costes” tranquilizó a los empresarios su presidente, Alejandro Ripoll.

Nuevo convenio colectivo

Durante la sesión informativa, el secretario general de Aevecar y Aeescam, Víctor García Nebreda, aprovechó su ponencia para explicar el nuevo convenio colectivo que patronal y sindicatos firmaron el pasado 6 de julio y que finalmente salió publicado en el BOE el 6 de octubre. Este convenio “parecía que iba a ser muy fácil, y al final hemos tardado más de un año en firmarlo”, ha explicado.

AEVECAR-CEOE-gasolineras

Según García Nebreda, gracias al esfuerzo de ambas partes, se consiguió firmar un convenio de tres años de vigencia -2016, 2017 y 2018-, lo que significa que “dentro de un año tendremos que volvernos a sentarnos a negociar”. De momento han conseguido llegar a acuerdos sobre la clasificación profesional, los traslados de las estaciones de servicio, la jornada laboral, la revisión salarial con respecto a la inflación, la jubilación y la formación.

Accidentes medioambientales

El cuidado del medioambiente también ha sido abordado en esta jornada. Miguel Ángel de la Calle Agudo, director técnico del Pool Español de Riesgos Medioambientales, ha querido concienciar a los asistentes sobre la necesidad de tener un seguro medioambiental que responda adecuadamente en caso de accidente, pues “he visto estaciones de servicio que han cerrado porque no han podido hacer frente económicamente a la multa que se le había impuesto”.

Eso se debe, explicó, a que el encargado de aplicar la ley de responsabilidad medioambiental es la propia Administración y “esta tiente una peculiaridad, que tiene poder ejecutivo”.  Otra de las particularidades que tiene esta ley es que sus daños no se pagan con una indemnización, sino con la reparación que el accidente o la mala gestión de los residuos hayan podido causar, teniendo esta obligación una vigencia de hasta 30 años.

Asimismo, el director técnico del Pool Español de Riesgos Medioambientales ha aconsejado a la hora de contratar un seguro de responsabilidad medioambiente, que deberían tener en cuenta que no solo es esta ley la que les puede perjudicar. El deterioro medioambiental, señaló, puede ser objeto de otras sanciones derivadas de leyes ordinarias que afectan al medio terrestre, marino… por lo que considera “importante” contratar una póliza que cubra todos los riesgos.

La jornada concluyó con un turno de preguntas y un breve coloquio. En el transcurso del mismo, los participantes formularon a los ponentes cuestiones que pusieron de manifiesto su interés por los temas tratados durante la jornada, así como la inquietud por la entrada en vigor de la nueva normativa y sus consecuencias para el futuro del sector.

Perplejidad en Aevecar ante la “defensa” de las gasolineras desatendidas que destruyen empleo