domingo. 13.06.2021

PAGA "HASTA" 14 EUROS POR HORA

Amazon recurre a la figura del autónomo para organizar repartos

trabajador-amazon

El gigante logístico ha lanzado una APP que ofrece hasta 14 euros por hora trabajada siendo los trabajadores por cuenta ajena quienes asumen, lógicamente, el pago de cuotas a la Seguridad Social, impuestos y mantenimiento del vehículo. La compañía no exige documentación que garantice la situación de autónomo que firma el contrato con la plataforma y se permite que cualquiera, con casi cualquier vehículo, ejerza de repartidor. 

Amazon recurre a la figura del autónomo para organizar repartos

Las profundas lagunas en la regulación de la economía digital están siendo aprovechadas por los grandes actores del sector de la logística y la distribución, que en algunas ocasiones, pretenden abaratar costes empleando la figura del autónomo de forma irregular.

Amazon podría ser otro ejemplo, dado que la Inspección de Trabajo está analizando casos de índole parecida. La compañía acaba de lanzar en España el servicio Amazon Flex con el que, a través de una aplicación móvil, se ofrece a "autónomos" la "oportunidad" de obtener ingresos extra "ayudándonos en el reparto de paquetes”. A cambio, el gigante logístico abona una tarifa de “hasta" 14 euros la hora. Los interesados sólo tendrán que aportar un vehículo de cuatro puertas tipo berlina o similar y un móvil Android o iOS. Autónomos y Emprendedores se puso en contacto con la compañía para conocer las condiciones laborales de estos "autónomos" y ésta se limitó a aconsejar decargarse la APP y visitar la página web de Ámazon Flex.

Un modelo similar, ha sido utilizado por otras empresas como Deliveroo para ahorrase costes laborales. Es decir, para no tener que pagar las cotizaciones a la Seguridad Social de sus trabajadores. Pensemos un trabajador autónomo asume sus cuotas a la Seguridad Social. De hecho, el apartado dos del contrato de Amazon con sus "autónomos" lo deja bien claro “usted será enteramente responsable de todos los impuestos que le sean de aplicación, incluyendo a título enunciativo, que no limitativo, el IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social que se deriven del pago de los Honorarios Profesionales (conforme dicho término se define más adelante) y cualquier otra contingencia, deducción, contribución, liquidación o reclamación que se derive o resulte del marco de la prestación de los Servicios”.

Más allá del hipotético ahorro, Amazon Flex podría estar ocultando un caso de relación laboral encubierta, tal y como ya ha ocurrido con plataformas como Deliveroo, Glovo o Uber. Así, lo considera el experto en derecho laboral Alberto Ara que asegura: “a simple vista se trata de un contrato de adhesión con condiciones leoninas. Algunas cláusulas rayan la relación laboral. No obstante, son los Tribunales y la Inspección de Trabajo quienes han de valorar el detalle y los términos en que se produce dicha relación entre Amazon y los contratistas”. Ara explica que si se prueba que Amazon ha establecido un poder sancionador sobre el autónomo si incumple con el código de conducta, si fija unilateralmente los honorarios a percibir por cada servicio, si proporciona los medios de producción o exige total disponibilidad, se estaría haciendo un uso fraudulento de la figura del trabajador por cuenta propia. No parece que sea el caso, entre otras cosas porque el vehículo es aportado por el "autónomo" quien, además, puede decidir el horario y el tiempo en el que realiza los repartos.

Pese a ello hay dudas entre los expertos. A priori, el contrato deja todas estas cuestiones “más o menos” bien atadas. Incluso prohibe al contratista identificarse como repartidor de la compañía. No obstante, la fisura puede estar en lo relativo a la “pérdida del derecho a participar en el programa”, relativo a la prestación del servicio, apartado en el que en palabras de Ara “Amazon deja clara su posición de poder”. Tal es así que la compañía tiene la potestad de dar de baja de la aplicación al trabajador en caso de que no se entregue a tiempo el pedido, se rechacen las entregas o se cometan infracciones tales como falta de higiene o la conducta descortés.

Asimismo, el contrato no limita el número máximo de horas que el autónomo puede trabajar, por lo que en un momento determinado podría llegar a percibir más del 75% de sus ingresos mensuales de Amazon Flex. En ese caso, la empresa debería dar de alta al autónomo como TRADE (Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente).

De cualquier manera, estas relaciones laborales impulsadas por las nuevas plataformas que trabajan a través de internet suscitan recelo por lo sucedido con la llamada economía colaborativa. Contrario a la tesis de Ara, Jorge Travesedo, socio de Sagardoy Abogados, considera que  "no reúne las características propias de una relación laboral, basadas en la dependencia y ajenidad. Amazon Flex se basa en la autonomía y libertad de los prestadores de servicio. En concreto, se trata de personas que siendo autónomos pueden prestar, en lo que se podría denominar ‘tiempo libre’, este tipo de servicio de reparto de corta distancia para Amazon. En nuestra opinión, no comporta ningún tipo de dependencia respecto a Amazon. Además, no están sujetos a ninguna disciplina ni organización por parte de la empresa. De hecho, realizan entregas a cambio de un precio por servicio”. 

Reparto en bicicleta y sin licencia

La posible competencia desleal de Amazon es otro de los temas que están siendo analizados. La multinacional se reserva el derecho de pedir o no la documentación que garantice que el repartidor está dado de alta en el Régimen de Autónomos, que se encuentra al corriente de pagos con Hacienda y Seguridad Social o que está dado de alta en epígrafe 849.5 del IAE. Eso afecta al “transporte de mensajería y recadería, cuando la actividad se realice exclusivamente con medios de transporte propios”. Tampoco se pide licencia alguna ni que el vehículo esté acondicionado según las exigencias de la normativa aplicable al reparto de mercancías, es más se permite el reparto en bicicleta. Es decir, tal y como está redactado el contrato cualquier autónomo, sea del sector que sea, puede ejercer de ‘chico Amazon Flex’.

Por otra parte, el trabajador puede decidir si quiere que Amazon controle tanto su ubicación como su dispositivo móvil. Ahora bien, es una libertad de decidir teórica ya que punto y seguido se realiza la siguiente advertencia  “nuestra capacidad de recibir esta información es un parte importante de la prestación de los Servicios, por lo que si usted decide denegar a Amazon el acceso a esta información, es posible que ello afecte a la disponibilidad y funcionalidad de la App Amazon Flex y a su participación en el Programa”

En relación al importe por horas trabajada, de los 14 euros iniciales hay que descontar la parte proporcional de cuota a la seguridad social, impuestos, gasolina y costes de mantenimiento del vehículo.    

Acerca de si la Inspección de Trabajo se está llevando alguna investigación a cabo, fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social comentan que “por el momento no se ha detectado ninguna irregularidad. No obstante, en el momento en el que se produzca alguna denuncia se procederá tal y como se ha hecho con otros casos similares”.

Amazon recurre a la figura del autónomo para organizar repartos