miércoles. 28.10.2020

TENDRÁN QUE ASUMIR ALGUNOS COSTES

Así afectará la nueva Ley del teletrabajo a los autónomos con empleados

Así afectará la nueva Ley del teletrabajo a los autónomos con empleados

El Consejo de Ministros aprobó este martes la Ley del Trabajo a Distancia, que entrará en vigor en 20 días. Así afectará la nueva norma a los autónomos y pequeños negocios con empleados teletrabajando.

Así afectará la nueva Ley del teletrabajo a los autónomos con empleados

Los trabajadores autónomos con empleados trabajando desde casa tendrán que tener en cuenta desde este miércoles la Ley de Trabajo a Distancia, que establece las condiciones de esta modalidad. El Consejo de Ministros aprobó la nueva norma con el objetivo de asimilar los derechos que tienen los empleados cuando están en una oficina a cuando están en situación de teletrabajo.

Antes del confinamiento, por la emergencia sanitaria, el teletrabajo era una modalidad que apenas se utilizaba en España. Sin embargo, el confinamiento para evitar los contagios obligó a miles de negocios -desde los más grandes, hasta los más pequeños, pasando incluso por el sector público- a adaptarse al teletrabajo, para poder seguir adelante con su actividad. Ahora, todos ellos tendrán que cumplir por igual y sin distinciones con una norma que, como señaló la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, es “difícil” y “compleja”.

Según explicó Díaz, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la norma viene a “rellenar un vacío legal que había en nuestro país”, al no existir ninguna legislación específica para regular una modalidad de trabajo que es ya una realidad para gran parte del tejido productivo.

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carmen Artigas, señaló, durante la presentación de ‘El Libro  Blanco de la Digitalización de las pymes tras el covid-19’, que ,en menos de tres meses, España ha pasado de tener una tasa del 5% de empleados teletrabajando al 35%”. Así pues, nos encontramos con que hay diversidad de actividades que están acogidas a este forma de trabajar, desde empresas de marketing, hasta estudios de arquitectura, pasando por despachos de abogados, servicios informáticos u asesorías y gestorías.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) apoyaron la puesta en marcha del Real Decreto, pues consideran que "el teletrabajo ha llegado para quedarse y en estos momentos es una herramienta que está siendo utilizada por muchas empresas, pero también por muchos autónomos", dijo su presidente, Lorenzo Amor. El presidente de ATA también calificó la aprobación de la ley de reforma "estructural. No es una norma hecha para el Covid-19, si no que es para el futuro". 

¿Cómo afectará la nueva ley a los pequeños negocios?

La Ley de Trabajo a Distancia saldrá publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) como Real Decreto, pero no entrará en vigor hasta dentro de 20 días. Una vez pasado ese periodo, todos los negocios, bien sean pequeños, medianos o grandes, tendrán que atenerse  a ella para implantar el trabajo a distancia como modalidad entre sus empleados. No obstante, el proceso de adaptación no será el mismo a seguir para todos ellos.

De esta forma, y en base a la características de la norma que Díaz adelantó en rueda de prensa, el teletrabajo queda regulado en España de la siguiente forma:

  • El trabajo a distancia es voluntario

Uno de los principales aspectos que destacó la titular de Trabajo sobre la norma es el hecho de la voluntariedad que otorga al trabajo a distancia. “Es voluntario y no se puede imponer”, afirmó. Es decir, para que se dé tiene que existir voluntad tanto por parte del trabajador como del empleador.

Además, también es de carácter reversible, ya que una vez tomada la decisión de teletrabajar se puede retroceder y volver al puesto de trabajo en la oficina.

  • A partir de un día y medio de jornada ya se considera teletrabajo

La norma establece que se considera teletrabajo aquel que se realiza en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar que haya elegido de forma voluntaria, durante toda su jornada o parte de ella. Para que sea teletrabajo debe realizarse un mínimo del 30% de la jornada laboral a distancia. “Esto quiere decir que, en una jornada de 40 horas a la semana, en cinco días laborales, teletrabajo se consideraría estar fuera de la oficina 1 día y medio” explicó Eva Pous Raventós, abogada laboralista especialista en esta modalidad. 

Establecer los límites del teletrabajo fue uno los aspectos que más desacuerdos generó en la negociación de la norma. Ya que en un primer momento, se quería establecer el límite en 20% (un día la semana), pero eso hubiese obligado a la mayoría de los negocios, que en estos momentos trabajan los viernes desde casa, por ejemplo, como medida de flexibilización puntual a atenerse a la norma y asumir los costes de dicha decisión. 

  • Los negocios asumen los costes: desde el ordenador hasta la luz

¿Quién paga el coste de teletrabajar? Éste era uno de las interrogantes más importantes que había que resolver, tanto para los negocios, como para los empleados. En este sentido, la norma es clara y establece que son los negocios los que tendrán que asumir el coste de teletrabajar. Pero, como apuntó la experta en derecho y teletrabajo, la Ley hace distinciones.

Según Pous, la norma establece que "las empresas deberán suministrar las herramientas, medios o equipos fungibles. Es decir el material necesario para llevar a cabo el trabajo como un ordenador, una mesa, una silla, etc.  Y deja en manos de la negociación colectiva, a través de una disposición transitoria, cuál será el gasto que deberá abonar el empleador por el consumo de electricidad, wifi o gas que conlleve el teletrabajo de su empleado".

Para esta abogada, la norma "deja muy claro que los autónomos tienen que suministrarle, por ejemplo, un ordenador a su empleado, pero deja en el aire cuánto han de pagar por los gastos de la electricidad o, incluso, si los tendrán que abonar". 

En concreto, la norma alude a que éstos gastos se establecerán por convenio colectivo en el caso de las grandes empresas; o a través de un acuerdo entre el negocio y los representantes legales de los empleados. En este sentido, el abogado laboralista del bufete AGM abogados, Luis San José Gras, señaló “que los autónomos o pequeños negocios, al no tener la obligación de contar con representantes legales, tendrán que negociar persona por persona las condiciones del gasto de ese teletrabajo”.

Además, según detalló San José, no va a haber un contrato único de teletrabajo, "pues cada negocio va a negociar con sus empleados las condiciones del mismo". Así, mientras que en una actividad el autónomo deberá asumir los gastos de comprar mesa, silla y ordenador; en otra sólo asumirá el gasto de la mesa, pues el empleado puede querer trabajar con su ordenador personal.  Aquí será el empleador, el autónomo, el que tenga que hacer cuentas y decidir qué le sale más rentable: los gastos de oficina o tener a sus empleados teletrabajando.

  • Derechos propios del teletrabajo

Díaz reconoció que, a diferencia de lo que ocurrió durante la pandemia, los empleados que estuvieran en teletrabajo tendrán derecho a la desconexión digital. De esta forma, la norma obliga a que en el acuerdo alcanzado entre empleador y asalariado para teletrabajar deberá incluirse: desde el inicio y la finalización de jornada, hasta los tramos de actividad y los tiempos de activación y desactivación de equipos. Además, también se tendrá que seguir cumpliendo con la obligación de realizar el registro horario.

El acuerdo de teletrabajo será como un apartado más dentro del contrato del trabajo entre el empleador y el empleado.

  • Tiempo de adaptación a la norma

La Ley del Trabajo a Distancia entrará en vigor pasados los 20 días de su publicación en el BOE. Desde ese momento, los negocios tendrán que acogerse a ella para aplicar el teletrabajo en su actividad. No obstante, la norma establece un periodo de transición a los negocios que ya estuvieran utilizando esta forma de trabajo.

De esta forma, se pueden dar dos situaciones para los negocios que estuvieran teletrabajando en base a un acuerdo o convenio colectivo. La primera, si el acuerdo tenía una fecha de finalización, éste sigue vigente hasta que termine el periodo. Y la segunda, si no hay fecha final, los negocios tienen hasta un máximo de un año para adecuarse a la nueva Ley. El periodo puede alargarse hasta los tres años si se llegará a algún tipo de acuerdo entre los negocios y los representares de los empleados.

Según Pous, serán muy pocos los negocios acogidos a convenios colectivos con teletrabajo, por lo que la mayoría tendrán “un plazo de tres meses para formalizar por escrito el acuerdo entre negocio y empleador para regular el teletrabajo”.

Díaz anunció que habrá una "oleada de reformas" 

La Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quiso destacar en rueda de prensa la labor de la patronal y sindicatos para sacar adelante la norma. "Son cinco los acuerdos que hemos conseguido a través del diálogo social" afirmó Díaz.

Quien adelantó que esta Ley del Trabajo a Distancia "inaugura una ola de reformas que va a llevar a cabo del Ministerio de Trabajo" con el objetivo de cambiar el "paradigma de las relaciones laborales". En este sentido, señaló que la nueva norma sitúa a España a la "vanguardia de las legislaciones europeas". 

Así afectará la nueva Ley del teletrabajo a los autónomos con empleados