lunes. 17.01.2022

LA DEMANDA CONTINÚA EN ALZA

Así es Bikestock, una tienda de bicicletas con 30 años de historia que sigue creciendo en ventas

Captura (25)
Bikestock, una tienda de bicicletas con 30 años de historia que sigue creciendo en ventas
La demanda de bicicletas lleva varios años creciendo, pero se disparó a partir de 2020. Bickestock, una tienda con más de 30 años de historia, cuenta las claves para seguir tanto tiempo en alza.
Así es Bikestock, una tienda de bicicletas con 30 años de historia que sigue creciendo en ventas

Nada más salir a la calle se puede comprobar que las bicicletas van comiendo terreno al coche y ya se han convertido en un elemento habitual del paisaje urbano. Las estadísticas no engañan, según un informe de la AMBE (Asociación de Marcas y Bicicletas de España), en 2020 la venta de bicicletas creció un 24%, superando el millón y medio de unidades. Según el Barómetro de la Bicicleta, más del 20% de los españoles usa la bicicleta todas las semanas, ya sea para ir al trabajo, para moverse o por simple placer.

Hay varios motivos que explican este auge. Entre las principales causas está que es un medio de transporte saludable, económico y ecológico. Por si fuera poco, la bicicleta es fácil de aparcar y no se ve afectada por las restricciones de movilidad que sufren los coches en cada vez más ciudades.

Para hablar sobre el boom de la bicicleta y las nuevas formas de movilidad entrevistamos a Emad Bouden, responsable de Bikestocks, una tienda de bicicletas con más de 30 años de historia. Este comercio familiar de Llobregat es una rara avis en su sector: no sólo ha logrado mantenerse durante tres décadas abierto, sino que todavía continúa creciendo en ventas.  

Según cuenta su responsable, el secreto de su éxito está precisamente en la experiencia que les permite identificar los gustos y necesidades del cliente, "regado" con un trato cercano y un equipo implicado desde el primer día. Tanto es así que, a pesar de la pandemia, acaban de abrir una nueva tienda para hacer frente al aumento de la demanda de sus productos. Así es Bikestock.

Bikestock, una tienda con más de 30 años de historia que sigue aumentando sus ventas 

¿Cómo nace Bikestocks?

La semilla de Bikestocks es un comercio familiar que nace en Cornellà de Llobregat en los 70's. La segunda generación opta por la venta a través de internet a comienzos de 2005 y posteriormente, a petición de muchos de los clientes, se abre una exposición o showroom que se acaba convirtiendo en la tienda buque insignia de la marca en Sant Just Desvern. Más tarde se abrió una segunda tienda en San Fernando de Henares y una tercera en Sabadell, apostando por el servicio omnicanal a todos los niveles.

¿Cuál es el secreto para mantenerse y seguir creciendo en el sector tras 30 años de historia?

El secreto es identificar y dar respuesta a las necesidades y los gustos de los clientes. Y contar con una cartera de proveedores que puedan y quieran hacerlo. Todo ello regado con un trato cercano, una respuesta casi inmediata (contestar cualquier email en menos de 24h incluso en días festivos) y un equipo implicado con el proyecto desde los inicios.

A la hora de crear un negocio, ¿cuáles son las claves que destacaría?

Hacer un estudio de viabilidad en frío y llevarlo a la práctica de una manera profesional, sin olvidar que muchas oportunidades que se presenten no estarán reflejadas en el libro de ruta y habrá que ser hábiles para explotarlas y aprovecharlas. Dando por supuesto que el equipo humano está a la altura, tanto en aptitudes como en actitudes.

En estos años, ¿cómo ha cambiado el perfil de los compradores de bicicleta?

El perfil no ha cambiado. Siempre hay compradores de bicicletas de todas las edades y en todas las categorías. Aunque es cierto que la industria ha sabido crear necesidades que han hecho aumentar las ventas y la rotación. Se produjo un primer hito con la aparición de las ruedas de 29" y más tarde con la evolución de las bicicletas eléctricas.

Los expertos dicen que la venta de bicicletas se disparó en la desescalada de la pandemia ¿Vosotros notasteis ese efecto?

 Absolutamente. Se desempolvaron muchas bicicletas que estaban aparcadas en los trasteros y se vendieron muchas unidades a usuarios que no habrían pensado en la adquisición de no ser porque las únicas cosas que se podían hacer fuera de casa eran correr o ir en bicicleta. Así mismo, se anticipó la compra de bicicletas a usuarios que tenían planificado cambiarla meses o años más tarde. Ahora veían la oportunidad de disfrutarla y que no estaban teniendo los gastos que habían tenido hasta entonces, porque el resto de actividades estaban completamente paradas.

¿Cuál es el modelo de bicicleta más vendido?

 Continúa siendo la bicicleta de montaña que permite un uso más polivalente. En cualquier caso, la bicicleta eléctrica está entrando muy fuerte como segmento y están apareciendo otros como el Gravel, que parece que han venido para quedarse, y las de uso más urbano, por el cambio de hábito que supone.

Aparte de bicicletas, ¿qué otros servicios ofrecéis a vuestros clientes?

Servicios técnicos para el mantenimiento y reparación, bikefitting o estudio de adaptación bioestático, montaje de accesorios y recambios, equipamiento para el ciclista y todo tipo de facilidades a nivel de pago y financiación. También contamos con una unidad de negocio dedicada a la parte indoor, que va desde el rodillo, la bicicleta estática o la cinta de correr y la elíptica.

¿En España se monta más o menos en bici que en otros países europeos?

Sin tener cifras delante, nuestra impresión es que, en el nivel deportivo y de uso de ocio estamos en cotas similares. Pero queda mucho camino por recorrer en el aspecto urbano. 

¿Cómo ves el futuro de la bicicleta?

 El futuro es prometedor. La bicicleta se ha democratizado con la entrada del impulso eléctrico, que ayuda al usuario urbano. Al usuario que quiere dedicar parte de su tiempo de ocio pero que no puede o no quiere entrenar constantemente para mantener un estado de forma óptimo, al usuario de una cierta edad que ya no llegaría donde le gustaría sin esa ayuda y a muchos otros que quieren divertirse escogiendo cuánto quieren sufrir para llegar. Estamos en un momento en que nos estamos todos replanteando el modelo de consumo actual, de gasto energético de combustibles fósiles y de modos de vida, y la bicicleta encaja perfectamente con el concepto. 

Por último, ¿cómo animarías a alguien para que empiece a ir en bicicleta al trabajo?

Habría que animar antes a la sociedad en general y a las empresas en particular a que es necesario crear las infraestructuras que permitan "aparcar" de manera eficiente y segura la bicicleta antes de empezar la jornada. Después las ganas no van a faltar.

Así es Bikestock, una tienda de bicicletas con 30 años de historia que sigue creciendo en ventas