Falta cultura de prevención en los negocios

Aumenta el número autónomos fallecidos por accidente laboral y el colectivo exige un plan de choque

Durante el primer semestre de 2022, aumentaron los accidentes laborales y también el número de autónomos que fallecieron en su puesto de trabajo. El colectivo exige un plan de choque que mejore la cultura preventiva en los negocios.
Aumenta en un 35% el número de autónomos fallecidos en su trabajo.
Aumenta en un 35% el número de autónomos fallecidos en su trabajo.
Aumenta el número autónomos fallecidos por accidente laboral y el colectivo exige un plan de choque

Los últimos datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social reflejan un aumento significativo de accidentes laborales entre los trabajadores por cuenta propia en lo que va de año. En el primer semestre del 2022, 41 emprendedores perdieron la vida en su puesto de trabajo, 14 fallecidos más que en 2021. Ante ello, los representantes del colectivo exigen a las Administraciones Públicas – tanto estatal como autonómicas- cumplir con el Artículo 8 de la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA) de prevención de riesgos laborales que “sigue sin implantar una cultura preventiva”.

“No podemos extrañarnos ante estos fatídicos datos. Seguimos sin controlar la siniestralidad entre los autónomos. El número de trabajadores por cuenta propia fallecidos durante el ejercicio de su actividad es lo más preocupante. En tan sólo seis meses han aumentado un 35% respecto al 2021 y la pandemia”, afirmó José Luis Perea, secretario general de Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

No existe una cultura preventiva en este país aunque la legislación así lo contemple. No hay una política administrativa por parte del Estado ni las Comunidades Autónomas para garantizar la salud y seguridad de los autónomos”, añadió Perea. “No se trata sencillamente de hacer un curso de prevención de riesgos laborales. Los trabajadores por cuenta ajena tienen campañas preventivas y todo lo necesario para evitar incidentes graves o mortales. Exigimos lo mismo para los autónomos, porque parece que somos invisibles”, comentó el secretario general de ATA.

El Gobierno y las administraciones territoriales no destinan ni un euro. No hay partidas presupuestarias para desarrollar campañas que formen e informen de los riesgos derivados del trabajo. El autónomo en muchos sentidos es autodidacta y necesitan saber que el bien más importante de su negocio es su vida. Somos un eslabón frágil y muchas veces no tenemos los recursos de las grandes empresas para que tanto los trabajadores por cuenta propia como los asalariados tengamos dinero para pagar un servicio de prevención”, valoró Perea.

“Desde el 2019 los autónomos ya cotizan por accidente de trabajo y enfermedad profesional. La Administración tiene todos los datos para elaborar un diagnóstico claro en función de los sectores que sufren más accidentes – hostelería, construcción y transporte -, las lesiones más habituales, la edad, etc. Al seguir cotizando en el RETA, estos datos saltan y se puede tener un diagnóstico previo con medida. Si tenemos los datos, vamos a hacerlo, vamos a trabajar porque no haya que lamentar más fallecidos”, concluyó el secretario general de ATA.

El número de accidentes mortales aumenta un 35% entre los autónomos

La estadística de Trabajo reveló que el número de accidentes laborales aumentó .En total, de enero a junio de 2022, los autónomos sufrieron 15.959 accidentes laborales, 1.825 incidentes más. Sin embargo, el dato más alarmante recae en el número de fallecidos, donde lamentablemente aumentó en un 35% el total de trabajadores por cuenta propia que perdieron la vida en su puesto de trabajo.

De dicho total, durante la jornada 15.589 fueron leves; 332, graves y 38 mortales. Por el contrario, en In Itinere (de vuelta o ida a su puesto de trabajo) también aumentaron con respecto al mismo periodo que 2021: 1.099 leves; 25 graves y 3 víctimas mortales.

La construcción es el sector donde los autónomos sufren más accidentes

Los datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social reflejan que el sector donde más accidentes laborales se dan en total es en la construcción, sector donde 10 autónomos perdieron la vida en lo que llevamos de 2022. En total, tanto las actividades dedicadas a la construcción de edificios como la ingeniería civil sufrieron 4.807 accidentes, aproximadamente 400 más que en 2021.

Además de la construcción, el sector donde más se lamentó la perdida de autónomos fue en el transporte, con un total de 9 fallecidos, al que le seguiría la agricultura y la industria manufacturera. Por total de accidentes, a la construcción le seguiría la reparación de vehículos, 2.337 accidentes laborales de enero a junio. Finalmente, el sector donde menos accidentes tuvieron que lamentarse fue en las actividades financieras y de seguros, con un total de 76 accidentes.

La Seguridad Social ofrece a los autónomos formación gratuita aunque es insuficiente

Cabe destacar que la a Secretaría de Estado de la Seguridad Social lanzó un servicio público y gratuito de asesoramiento para todos los trabajadores por cuenta propia que deseen formarse en PRL. Creadas en colaboración con ATA, los autónomos con asalariados pueden disfrutar de tres herramientas para formarse en esta materia tan importante. Sin embargo, las organizaciones exigen planes de formación más amplios y específicos para autónomos. Un plan de choque que sirva para reducir estas cifras de siniestralidad. 

La primera herramienta de la que puede hacer uso el trabajador autónomo es Evalua-t. Este servicio ofrece varios cuestionarios específicos para un total de 22 actividades. De este modo, se realiza una evaluación de los riesgos laborales y se permite realizar una planificación en la prevención de los mismos. Con este instrumento se busca simplificar los procedimientos de evaluación mediante “una checklist que no es compleja, diseñada para minimizar los riesgos sencillos que no requieren una metodología compleja”, afirmó Perea.

Por otro lado, la segunda herramienta disponible es Instruyet-t, una formación gratuita de prevención de riesgos. Este curso, tal y como indica la Secretaría, se ajusta al Reglamento de los Servicios de Prevención, el cual se desarrolla en cinco módulos distintos. “Muchos autónomos aseguran a todo riesgo su material de trabajo. Sin embargo, no tienen en cuenta su propia salud o no realizan reconocimientos médicos periódicamente”, apuntó el secretario general. Asimismo, esta formación promueve cursos básicos sobre seguridad y salud en el trabajo; prevención de riesgos laborales, elementos de gestión (riesgos generales y su prevención); medidas de emergencia y primeros auxilios y, finalmente, riesgos específicos de la actividad de la empresa. 

Por último, los trabajadores por cuenta propia también pueden aprovechar la herramienta Autopreven-t. Este instrumento está especialmente pensado para autónomos sin trabajadores a su cargo. De esta forma, podrán conocer todos los riesgos laborales a los que se exponen en el desarrollo de su actividad y minimizarlos. Además, esta herramienta incluye una parte específica enfocada a conocer las obligaciones y coordinación cuando la actividad del autónomo se realiza para una empresa.

Aumenta el número autónomos fallecidos por accidente laboral y el colectivo exige un plan de choque
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad