lunes. 22.07.2019

PORQUE SUELEN COTIZAR POR LA BASE MÍNIMA

Las autónomas cobran hasta 522 euros menos de prestación por maternidad que las asalariadas

Las autónomas cobran hasta 522 euros menos de prestación por maternidad que las asalariadas

Cotizar por la base mínima genera una brecha en las prestaciones por maternidad y paternidad entre los trabajadores por cuenta propia y los asalariados de entre 105 y 522 euros. Trasladado a coste para el sistema el resultado es que, el pasado año, el gasto en el RETA por este concepto fue de 147 millones de euros frente a los 1.942 millones de euros que le costó esta prestación al Régimen General.

Las autónomas cobran hasta 522 euros menos de prestación por maternidad que las asalariadas

A la brecha en pensiones entre quienes trabajan por cuenta propia y los que lo hacen por cuenta ajena se añaden el resto de las prestaciones y, en concreto, la maternidad y la paternidad. El pasado año, la Seguridad Social destinó 102,14 millones de euros de euros a abonar las 'nóminas' de las madres del RETA  (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y 45,31 millones de euros a las de los padres. Suman 147,45 millones de euros entre ambas prestaciones que se perciben por el nacimiento de un hijo. Esta cantidad apenas supone un 7,6% del total acumulado por la de los trabajadores del Régimen General, que se elevó hasta los 1.942,97 millones de euros (1.468,53 millones de euros para las madres y 474,44 millones de euros para los padres).

Por un lado hay que tener en cuenta que hay un mayor número de madres y padres que trabajan por cuenta ajena pero, por otro, la diferencia radica principalmente en que los papás y las mamás que desarrollan una actividad por cuenta propia suelen cotizar por la base mínima y, por tanto, perciben una prestación hasta 522 euros inferior a la de los asalariados.

La cuantía que perciben los autónomos y las autónomas se corresponde con el  100% de la base reguladora, que desde el mes de marzo de 2018 se calcula dividiendo la suma de las bases de cotización al RETA correspondiente a los seis meses anteriores a dar a luz entre 180. Por ejemplo, Araceli fue madre en noviembre de 2018. Todo ese ejercicio cotizó por la base mínima, que ese año fue hasta julio de 919,80 euros y a partir de dicho mes de 932,70 euros. Por tanto, su base reguladora fue la suma de de 1.839,60 euros (importe por el que cotizó en mayo y junio) más 3.730,80 euros (cuantía cotizada de julio a octubre). Es decir 5.570,40 euros. Esta cantidad es la que se divide entre 180. El resultado son 30,95 euros al día. Por tanto ha generado unos derechos de 928,5 euros por cada uno de los cuatro meses que permaneció de baja por maternidad.

En el caso de las madres asalariadas igualmente perciben el 100% de la base reguladora de la prestación por Incapacidad Temporal, que se corresponde con la base de cotización por contingencias comunes, la cual oscila entre los 1.050 euros del grupo 7 (auxiliares administrativos) y los 1.466,40 del grupo 1 (ingenieros y licenciados).

Es decir, en el mejor de los casos, Araceli cobró entre 122 y 538 euros menos que una madre trabajadora por cuenta ajena. Con la subida de las bases de cotización que se produjo este año, la brecha será algo inferior oscilando entre los 105 y los 522 euros. La misma regla se aplica para el cálculo de las prestaciones por paternidad.

Lo anterior es válido siempre y cuando se cotiza por la base mínima o por bases poco superiores a ésta. En el caso de Araceli, que este año ha optado por incrementar su cuota mensual 55 euros cada mes, percibirá una prestación de 1.130 euros (misma cuantía que su base de cotización) cuando decida ser madre de nuevo, lo que supone 202 euros más que cuando cotizaba por el mínimo.

Por otra parte, cabe recordar que la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo impulsada por Ciudadanos incorporó una serie de medidas que aliviaban la carga económica del colectivo favoreciendo a su vez la conciliación. Se bonifica el 100% de la cuota de autónomos durante el periodo de baja por maternidad o paternidad.

Se ha triplicado el gasto en paternidad

Según los datos de Seguridad Social, el gasto de las prestaciones por paternidad en el RETA se ha triplicado entre 2016 y 2018. A principio del periodo el coste ascendió a 16,88 millones de euros, mientras que el pasado año la cuantía se elevó a 45,31 millones de euros. En ello tiene que ver el incremento del permiso de paternidad a cuatro semanas en 2017 y a cinco semanas a partir de marzo del año siguiente, ambos aprobados durante el mandato de Mariano Rajoy. En el caso de los padres del Régimen General, el gasto también se ha incrementado desde los 189,25 millones de euros hasta los 474,44 millones de euros.

La escalada de gasto no se quedará aquí. Ambos importes se incrementarán otra vez por la nueva extensión del permiso de paternidad a 16 semanas que se producirá de forma gradual de aquí a 2021 y que fue aprobado en el Real Decreto Ley de Igualdad Laboral a principios del mes de febrero por el Gobierno socialista.  

De hecho tal y como consta en el último informe de la Seguridad Social, entre enero y marzo de este año 2019 el gasto en prestación por paternidad ha aumentado un 28,30%. Además, se da la circunstancia de que han gestionado 70.705 permisos por paternidad, más de 5.300 que de maternidad (65.386).

Las autónomas cobran hasta 522 euros menos de prestación por maternidad que las asalariadas