Necesitan aclaraciones de la DGT

Los autónomos afrontan las nuevas multas de tráfico con “preocupación”

Desde este lunes, hay nuevas multas de tráfico. Las medidas afectan a toda la población, pero especialmente a los autónomos que hacen de la carretera su profesión y quienes afrontan con “preocupación” los nuevos cambios.

multa-trafico-autonomos-taxistas-transportistas-DGT
Los autónomos afrontan las nuevas multas de tráfico con “preocupación”

Las nuevas multas de tráfico han entrando en vigor en un momento muy convulso para el transporte. Desde este lunes, las nuevas infracciones que recoge la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial son una realidad y los autónomos que ejercen en la carretera su profesión se muestran “preocupados” por la aplicación de la normativa. Aseguraron que pedirán aclaraciones a la Dirección General de Tráfico (DGT)  para no incurrir en sanciones dado que los profesionales tienen características diferentes a los particulares.

La policía de tráfico está multando desde ya en base a esta nueva normativa por rebasar en más de 20 kilómetros por hora la velocidad para adelantar o retirando hasta seis puntos del carnet de conducir por sujetar el móvil. Éstas son sólo algunas de las nuevas medidas que se están aplicando y que si bien afectan a toda la población, incide en mayor media en los profesionales del transporte de mercancías por carreteras, los taxistas, los agentes comerciales o los conductores de autobuses, actividades que destacan por su volumen de trabajadores por cuenta propia.

De hecho, los autónomos que viven del transporte expresan su preocupación por las nuevas multas de tráfico. Explican que ellos no pueden trabajar sin carnet y aseguraron que reclamarán a la DGT un trato especial.

En este momento preocupa más el paro del sector que las multas

La entrada en vigor de las nuevas multas de tráfico se ha visto parcialmente desplazada a un segundo plano por el momento trascendental que vive buena parte del sector. En estos momentos, los transportistas por cuenta propia se encuentran en intensas negociaciones con el Gobierno para reducir el precio de los hidrocarburos, de no conseguir un acuerdo hay muchas probabilidades de que se convoque un paro nacional -actualmente se están produciendo paros parciales, que está produciendo picos de desabastecimiento en algunas zonas-. Pese a todo ello, el miedo a las nuevas infracciones sigue estando muy presente en la actividad.

Así lo expresaba el presidente de la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa), Víctor González, a este Diario digital cuando el Congreso de los Diputados dio luz verde a la reforma de la Ley de Tráfico en noviembre. Según dijo González, los transportistas llevan "mucho tiempo pidiendo que la DGT escuche nuestra realidad antes de aprobar nuevas normas de tráfico o incrementos en las mismas. Siempre lo hace sin contar con nosotros y es algo que nos perjudica". Esta falta de diálogo con el sector hace que los profesionales encuentren fallos a la normativa en cuanto a su aplicación.

Algunos problemas para los autónomos de la nueva normativa de tráfico

Fuentes del sector aseguraron que una de las nuevas infracciones que más temen es la obligación a apagar el vehículo cuando estén esperando. La normativa actual recoge 100 euros de multa por no hacerlo. Sin embargo, los conductores de taxis o de autobuses señalaron que a veces sus paradas no son de unos minutos, por la carga y descarga de viajeros, sino que son mucho más largas. “Ojalá todas las paradas fuesen cortas. Eso significaría que estamos en continuo movimiento y que no paramos de hacer carreras” dijo uno taxista por cuenta propia, que no quiso dar sus datos personales.

Sin embargo, la realidad es que necesitan varios minutos de espera hasta la llegada de un nuevo servicio. Según explicaron, no poder tener encendido el vehículo en las paradas que superan los 10 o 20 minutos va a suponer un grave problema en las ciudades en las que en verano se alcancen temperaturas muy altas, de más de 40º grados, y no puedan poner el aire acondicionado. “El clima es una de las razones por las que podemos tener más o menos demanda. Y los días que hace mucho calor, la gente solicita más nuestros servicios, especialmente personas mayores...” reflexionó el mismo taxista.

Otra de las infracciones que le preocupan a los autónomos del transporte por carretera es la nueva multa de 200 euros y la retirada de hasta seis puntos del carnet por sujetar el móvil. El presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), Miguel Ruano, explicó que “los taxistas, y también los conductores de VTC, necesitan tocar un terminal para solicitar un servicio. Actualmente, ésta es la única forma que tenemos, porque todavía no hay una tecnología que nos permita utilizar la voz para aceptar un nuevo desplazamiento”.

Ruano tiene miedo de la interpretación que pueda hacer la policía cuando vea a un profesional tocando el móvil para aceptar una nueva carrera. “Lo está tocando, pero se podría interpretar ese instante como ‘sujetando’ que es lo que dice la norma. Evidentemente esto nos genera dudas y miedo por la pérdidas de puntos y de dinero” comentó.

Desde FAAT van a pedir a la DGT una aclaración de la normativa y van a intentar solicitar algún tipo de tratamiento diferencial para los profesionales. “Que se emita una orden o una circular a la policía para que tenga en cuenta la forma en la que trabajamos, por ejemplo” señaló Miguel Ruano.

Estas son las nuevas multas de tráfico

Según un comunicado de la DGT, la nueva normativa es una adaptación a los nuevos cambios que se están dando en la sociedad. “Es una Ley que apuesta por el futuro, ya que se incorpora a la Ley de Tráfico la política de medioambiente, obligando a los usuarios de la vía a protegerlo y con referencias expresas a episodios de alta contaminación y a zonas de bajas emisiones. También es novedosa porque establece, por primera vez, la regulación del vehículo autónomo con el fin de dotarle de un marco jurídico susceptible de garantizar las exigencias en relación con la seguridad vial" expresa el director general de Tráfico, Pere Navarro, en la nota informativa.

Desde este lunes 21 de marzo, las nuevas multas de tráfico que hay en vigor son, según expone la DGT, las siguientes:

  • Se prohíbe sujetar el teléfono móvil. Según la DGT, desde 2016 las distracciones al volante son la primera causa de los accidentes mortales y por eso se han incrementado de tres a seis los puntos del carnet que se pueden perder por esta infracción. La cuantía económica de la multa se mantiene en 200 euros.
  • Se prohíbe rebasar más de 20 km/h el límite de velocidad establecido para adelantar. La DGT explicó que “en 2019, año de referencia, se produjeron 239 fallecidos en colisión frontal en este tipo de vía”. De esta forma, en una carretera secundaria convencional, adelantar a 110 km/h ya supone una sanción de más de 100 euros.
  • Se quitarán hasta cuatro puntos del carnet por no llevar el cinturón de seguridad. Esta sanción es extensible a otros sistemas de retención como los asientos infantiles, los casos de motos, patinetes, etc. Se considera una sanción grave y se pena con 200 euros de multa.
  • Se incrementa la protección de los ciclistas obligando a los conductores a cambiar por completo de carril cuando se proceda a adelantar a ciclistas o ciclomotores en vías con más de un carril por sentido. También se eleva de cuatro a seis los puntos que se pueden detraer del carnet por no mantener la separación mínima obligatoria de 1,5 metros cuando se adelante y se prohíbe parar o estacionar en carril bici o en vías ciclistas.
  • Se aumentan de cuatro a seis los puntos que se pierden por arrojar objetos a la vía o en sus inmediaciones. Este acto conlleva una sanción de 500 euros.
  • Los conductores que tengan instalado un detector de radares, aun cuando el dispositivo no esté funcionando, perderán tres puntos y serán sancionados con una multa de 200 euros.
  • Los conductores que no apaguen el vehículo del coche cuando estén esperando serán multados con 100 euros.

Los profesionales del transporte de viajeros deberán incorporar al vehículo un nuevo dispositivo

Los autónomos que dispongan de vehículos para el transporte de viajeros deberán instalar un dispositivo que impida el arranque del motor hasta la realización de una prueba de alcoholemia. Se trata de un dispositivo electrónico llamado Alcohol Interlocks, que está conectado al vehículo y que sirve para la realización del test. Los conductores de autobuses y otros vehículos de viajeros se verán obligados a superar la prueba si quieren arrancar el vehículo,. De lo contrario, el motor permanecerá parado. Los profesionales estarán obligados a utilizar este nuevo dispositivo a partir del 6 de julio de 2022.

Otras novedades importantes de la Ley de tráfico

  • Para la recuperación de puntos de carnet, se establece un plazo mínimo de 2 años en el que el conductor no puede cometer ninguna infracciones para que pueda recuperar su saldo inicial de puntos. Asimismo, se pueden recuperar dos puntos a través de la realización de un curso sobre la conducción segura y eficiente.
  • Los motoristas podrán utilizar dispositivos inalámbricos homologados para la utilización en el casco de protección de los conductores de moto y ciclomotor, con fines de comunicación, siempre que no afecte a la seguridad en la conducción.
  • Se introduce una multa de hasta 200 euros si los conductores no respectan las restricciones de circulación derivadas de la aplicación de los protocolos de contaminación. Hay que tener en cuenta que a partir del 1 de enero de 2023, los municipios de 50.000 habitantes deberán establecer Zonas de Bajas Emisiones.

Video de la DGT con todas las novedades

Para informar sobre todas estas novedades de la nueva Ley de Tráfico, la DGT ha elaborado el siguiente vídeo explicativo:

Los autónomos afrontan las nuevas multas de tráfico con “preocupación”
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad