miércoles. 22.01.2020

LAS COBERTURAS DEL RETA SON LAS MAYORES DE LA UE

Los autónomos aún no saben que tienen la mejor protección social de Europa

Los autónomos aún no saben que tienen la mejor protección social de Europa

Cuatro de cada diez autónomos cree que el sistema de Seguridad Social necesita mejorar aunque la gran mayoría reconoce que no sabe las coberturas a las que tienen derecho. Este desconocimiento les lleva a pensar que están peor protegidos que en el resto de la UE cuando es al contrario.  

Los autónomos aún no saben que tienen la mejor protección social de Europa

Como cada diciembre, toca recibir el boletín con las calificaciones del primer trimestre académico. También el claustro de los autónomos ha emitido las suyas  sobre el RETA (Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia), o lo que es lo mismo, han valorado el sistema que protege a un colectivo integrado por 3,2 millones de trabajadores y sus familias.

 Seis de cada diez autónomos (59,8%) suspende al RETA. Es más, dentro de este grupo, un 16,3% considera que es “muy deficiente”. El 28% le otorga un suficiente raspado y sólo un 11,6% lo calificade notable o sobresaliente. Así se desprende el estudio ‘El trabajador autónomo ante la previsión social’, elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA) para Fundación MAPFRE, en el que además destaca otro dato. El 63% de los autónomos cree que la protección social a la que les da acceso el pago de su cuota está por debajo e incluso “muy por debajo” de la del resto de países europeos.

grafico1grafico2

La razón puede estar en el desconocimiento de un sistema que se originó en España en la década de los 70 del pasado siglo, que se reguló ad hoc en 2007 con la aprobación del LETA (Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo) y que se ha ido mejorando y adaptando a los nuevas formas de trabajo con otras normas como la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, aprobada en octubre de 2018.  

De hecho, tal y como aseguró a principios de año el secretario de Estado de Seguridad Social en funciones durante la jornada ‘La aventura de emprender’, Octavio Granado, los autónomos españoles gozan de “uno de los mejores niveles de protección del mundo y de Europa”, sólo superado por Luxemburgo. Afirmación, que se realizó a propósito del incremento del 1,25% de las bases mínimas de los autónomos a cambio de la extensión a todo el colectivo de la cobertura por cese de actividad (paro de los autónomos), la baja por enfermedad, la prestación por accidente laboral y el acceso a la formación.

Tres materias que, entre otras y en base al estudio de Fundación Mapfre, son grandes desconocidas para el colectivo. Apenas un 8,6% sabe que los 283 euros de cuota mínima que pagan les abre la puerta a poder cobrar la prestación por cese de actividad, y sólo un 20,8% sabe que puede acogerse a una baja por accidente laboral. Sorprende también que sólo un 47,1% sepa que cotizar a la Seguridad Social les facilita el acceso a una pensión de jubilación y que poco más del 30% conozca que tienen derecho a cobrar baja por maternidad o parternidad, además de que la bonificación del 100% de la cuota durante este periodo.

grafico3

¿Cómo es la protección social en el resto de Europa?

A este respecto, los expertos de la Fundación MAPFRE explican que “no hay que pasar por alto que en algunos países las cuotas a pagar son más flexibles o más bajas en comparación con España, pero tampoco que las coberturas son inferiores y en muchos casos ligadas a aportaciones voluntarias”.

La cotización de los autónomos a la Seguridad Social les permite –a todos y cada uno de los 3,3 millones que están afiliados al RETA- el acceso a las prestaciones por jubilación, baja por maternidad o paternidad, enfermedad profesional y accidente laboral, baja por enfermedad común y formación continua en una cuantía proporcional a la cuota que estén abonando. También a la prestación por cese de actividad, siendo España el único país de la Unión Europea en el que el pago de la cuota cubre esta contingencia.

Pero ¿qué ocurre en países como Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal o Luxemburgo?

  • Francia. Los autoentrepreneurs pagan a partir del segundo año de actividad (el primero la cuota es cero) una cuota fija anual en función del tipo de negocio, y otro porcentaje, que varía desde el 14,5% hasta el 48%, según su facturación, la cual esta topada. Alcanzado este tope operan como lo hace cualquier Sociedad. A cambio, tienen derecho a pensiones por jubilación, por invalidez y viudedad, por incapacidad temporal y por asistencia sanitaria. No disponen ni de cese de actividad, ni de baja por maternidad o paternidad y tampoco están cubiertos en caso de accidente laboral.
  • Reino Unido. El sistema distingue entre tres tipos de autónomos que abonan una cuota que oscila entre los 14 y los 297 euros al mes, que se abona en relación a su nivel de facturación (menos de 7.775 libras, entre 7.775 y 41.450 libras y más de 41.450 libras), que les da acceso al mínimo de pensión estatal, la baja por maternidad y fallecimiento.
  • Alemania. Si bien la cuota mensual es inferior que en España (cero si los ingresos son inferiores a 1.700 euros mensuales y de 140 euros a partir de esta cantidad), el sistema obliga a contratar un seguro médico público o privado desde que se inicia la actividad. Dicha cuota les proporciona acceso a la pensión base de jubilación siempre y cuando se haya cotizado un mínimo de cinco años en cualquier país de la Unión Europea, de los cuáles 12 meses han de haber sido en Alemania.
  • Portugal. Al igual que en España se pueden elegir entre distintas bases de cotización en función de las cuales la cuota variará entre los 124 euros y los 1.489 euros mensuales. A cambio tendrán derecho a percibir prestaciones por jubilación, enfermedad, maternidad o paternidad.
  • Luxemburgo. Este es el sistema más parecido a España en cuanto a coberturas se refiere. Por tanto, también de los más completos. Los autónomos (que deben estar inscritos en en Centro de Seguridad Social conjunto) no pagan cuota pero sí impuestos en función de sus ingresos y de la actividad que desarrollan. Con ello tienen cubiertas las contingencias derivadas de enfermedad, invalidez, fallecimiento, jubilación, accidente laboral y maternidad.

A la vista de lo anterior, tal y como explican los analistas de Fundación MAPFRE, “parece clara la falta de información del colectivo” lo cual atribuyen a que España es “punta de lanza en la igualdad de los derechos de los trabajadores y garantía de coberturas así como por ser medidas relativamente recientes que no han tenido la difusión pertinente”.

Puedes acceder al resumen ejecutivo o al informe completo en este enlace de Fundación MAPFRE

Los autónomos aún no saben que tienen la mejor protección social de Europa