martes. 07.07.2020

SEGÚN EL BARÓMETRO DE ATA

Los autónomos contratarán menos en 2020 y temen que aumente la morosidad

Lorenzo Amor, presidente de ATA, durante la presentación del Barómetro | Foto: Geles Martínez
Lorenzo Amor, presidente de ATA, durante la presentación del Barómetro | Foto: Geles Martínez
Según el barómetro de ATA, los autónomos prevén un 2020 sin ampliaciones de plantilla. Sólo uno de cada diez cree que podrá contratar. Mientras tanto, la morosidad, tanto pública como privada, sigue afectando al colectivo: el 40% de los trabajadores por cuenta propia la sufren.
Los autónomos contratarán menos en 2020 y temen que aumente la morosidad

La mayoría de autónomos prevén un 2020 sin contrataciones. Sólo uno de cada diez trabajadores por cuenta propia cree que podrá ampliar su plantilla. Es una de las conclusiones del último barómetro realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). A estas malas previsiones, se suma la morosidad -tanto pública como privada- que sufren cuatro de cada diez trabajadores por cuenta propia. 

"La falta de confianza de los autónomos lastra la creación de empleo. Todo va a depender de la estabilidad y la moderación con la que el nuevo Gobierno tome las decisiones" explicaron desde ATA. En este sentido, Lorenzo Amor, presidente de la Federación añadió que "estamos cansados de escuchar frases como 'tolerancia cero con la morosidad' y, después, observar como muchos incumplen la ley. Vamos a exigir al Ejecutivo que todas las Administraciones paguen a tiempo a sus proveedores autónomos".

Amor y los vicepresidentes de ATA, Fermín Albaladejo y Elena Melgar, presentaron los datos de esta encuesta durante la mañana del jueves 9 de enero en la sede de la asociación. Durante el acto, el presidente explicó que diferentes organismos internacionales ya han señalado que la economía española está frenando su ritmo de crecimiento y todo parece indicar que, en  2020, se mantendrá esta tendencia. La Federación preguntó a los autónomos qué opinan sobre dichas afirmaciones y el 85,55% está de acuerdo en que este año la economía seguirá un ritmo descendente, frente a tan sólo un 7,37% que opina lo contrario.

Las cuentas de los negocios españoles confirman el frenazo de la economía. Casi el 50% de los autónomos encuestados asegura que su actividad  está dando peores resultados que en años anteriores, frente a sólo un 12,68% que dice haber mejorado su rendimiento respecto a los pasados ejercicios. Para la mayoría de estos trabajadores por cuenta propia, el principal motivo de que sus beneficios hayan bajado es la disminución del volumen de trabajo. En menor medida, un porcentaje de los encuestados opinan que también repercuten los impagos de los clientes y la falta de acceso a financiación. A pesar de ello, para la mitad de los autónomos, sus expectativas de negocio en 2020 son positivas, frente a un 42,7% que considera que su situación irá a peor en el próximo año.

Empleo y morosidad

El Barómetro de la Federación también analiza la cantidad de autónomos que tienen asalariados a su cargo. El 62,39% del colectivo cuenta con, al menos un trabajador en plantilla. Del total de autónomos empleadores, el 52,86% no realizaron ningún tipo de contrato durante el 2019 frente al 46,19% que sí contrataron para hacer frente a un aumento del volumen de trabajo. Para ahondar en la cuestión, la asociación les preguntó si en los próximos meses tendrían que prescindir de algún empleado y las respuestas fueron dispares. El 48,24% manifiesta que no lo hará, frente a uno de cada tres (32,81%) que afirma que, posiblemente, tendrá que despedir a algún trabajador.

Estos datos, unidos a la previsión de que sólo uno de cada diez autónomos contratará durante este año, han generado preocupación entre las asociaciones más representativas del colectivo, de cara al empleo en 2020. Además, la inquietud se ha trasladado a los autónomos. Para el 54,31% de los encuestados, la situación socioeconómica actual es el principal motivo por el que no van a poder ampliar su plantilla. Casi un 25% se ve lastrado por los problemas económicos que atraviesa su negocio -motivo por el que no puede contratar a empleados, aunque los necesite-, y para el 14,98% su actividad no lo requiere. En este sentido, Lorenzo Amor señaló los problemas en la creación de empleo que generó la subida abrupta del Salario Mínimo, y aprovechó para pedir moderación al nuevo ejecutivo.

Por otro lado, la morosidad, tanto pública como privada, es una de las dificultades más importantes a las que se enfrentan muchos autónomos. ATA preguntó al colectivo sobre los retrasos en el cobro de sus facturas (entendiendo esta demora por 60 días o más). El 56,84% de los encuestados no se han visto afectados por la morosidad frente a un 39,21% que sí la han padecido. De ese casi 40% que afirmó sufrir impagos, el 20% tarda más de seis meses en cobrar las facturas de los trabajos que ha realizado, y el 43% recibe el pago en un periodo de entre tres y seis meses. El 5,34% tarda más de un año en cobrar sus facturas. El presidente de ATA puso como ejemplo de mala praxis a su ciudad de residencia, Jerez, donde las Administraciones tardan hasta 440 días en pagar a sus autónomos proveedores.

La financiación deja de ser un problema para la mayoría del colectivo

"El acceso al crédito es una cuestión capital para el colectivo de autónomos", señalaron desde la Federación. Otra de las cuestiones incluidas en el Barómetro es si en 2019 los encuestados se han dirigido a alguna entidad para solicitar financiación. Dos de cada tres autónomos (el 67,17%) no pidieron financiación frente al 32,53% que sí lo hicieron. En cuanto al resultado que obtuvieron de su solicitud de crédito, el 59,46% no tuvo ninguna dificultad a la hora de obtenerlo y pudieron aportar la cantidad requerida, y al 21,62% se le adjudicó, pero en menor cuantía de la que solicitaron en un primer momento.

En otras palabras, el 80% de los autónomos que acudieron en 2019 a solicitar financiación no tuvieron problemas para conseguirla. Un 5,41% de los encuestados afirmó que su petición está en proceso de estudio, y a un 13,51% se les denegó la solicitud. 

El 70% está aplaude la mayor protección social

En 2017 y 2018 se aprobaron dos normas muy importantes para el colectivo de trabajadores por cuenta propia: la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y el Real Decreto Ley 28/2018 para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, respectivamente. ATA preguntó a los autónomos si conocen las mejoras que se han puesto en marcha tras la entrada en vigor de las mismas. El 61,04% del colectivo sí sabe que se aprobaron medidas para el colectivo pero asegura que no las conoce en profundidad; un 22,09% manifiesta que sí las ha leído en prensa y las conoce; y un 16,87% lo ignora por completo.

En cuanto a la utilidad o no de estas medidas, el 70% de los autónomos las aprueba. Frente a estas percepciones positivas, el 15,76% no las considera útiles y el 19,56% las ve poco útiles. Desglosando iniciativa por iniciativa, destacan por su buena consideración la posibilidad de pagar la cuota por los días efectivos trabajados (el 48,33% lo considera muy útil) y estar exentos de abonar esta  mensualidad durante el período de maternidad o paternidad (el 44,15% lo ve muy efectivo). 

Además, La mejora del cese de actividad es de gran utilidad para el 75% de los encuestados, frente al 6,51% que opinan que no es nada útil y un 17, 47% que la considera poco útil. La exención de pagar la cuota a la Seguridad Social a partir del día 61 de estar de baja es muy útil para el 31,46% de los autónomos; útil para el 25,50%; algo útil para el 16,89%; poco para el 18,21% y nada para el 7,95%. La cotización a la Seguridad Social desde el día efectivo del alta ha sido valorada como muy beneficiosa por casi el 50% del colectivo (48,33%); útil por el 23%;  y algo útil por el 15,33%. En contraste con estas consideraciones, un 5,67% no ve nada provechosa esta medida, y un 7,67% la considera poco beneficiosa.

Para el 38,33% de los autónomos, el hecho de que puedan cambiar la base de cotización hasta cuatro veces en el mismo año es considerado como muy útil, junto al 22,22% y 25% que lo ve beneficioso o un poco provechoso, respectivamente. En el lado contrario, el 15% de los encuestados piensan que la medida es de poca utilidad. 7

Una de las reivindicaciones más demandadas por el colectivo de trabajadores por cuenta propia era la exención de la cuota a la Seguridad Social durante el periodo de baja por maternidad o paternidad. Tanto es así que para más del 80% de los encuestados esta medida es útil o muy útil, frente a un 13,71% que la considera nada o poco beneficiosa.

La formación es un aspecto capital para los trabajadores por cuenta propia. De hecho, para el 87,34% es útil o muy útil frente a un 12,66% que no le da tanta importancia. Por otro lado, la ampliación de la tarifa plana - que ha demostrado su importancia para ayudar a consolidar los negocios que acaban de empezar- no es considerada una buena medida por el 36,09% de los autónomos encuestados frente a un 63,91% que la considera útil o muy útil. En este sentido, Lorenzo Amor explicó que es normal que, para la gran mayoría de autónomos que ya tienen su negocio consolidado, ésta no sea una cuestión preferente.

Un tercio de los autónomos disminuiría la cuota a la Seguridad Social

En cuanto a los impuestos, si pudieran bajar alguno, un tercio de los autónomos (32,45%) se inclinarían por disminuir la cuota a la Seguridad Social; el 31,46% elegirían una  bajada en IRPF; el 29,8% se decanta por el IVA y un 6,29% no sabe o no contesta. 

Por otro lado, la subida del salario mínimo es una de las principales preocupaciones de los autónomos empleadores. Un 64,67% de los encuestados no están de acuerdo con el aumento del mismo, frente a un 19% que se muestra a favor. Un 13,33% no sabe o no contesta. Además, si en el 2020 se aprobase otro incremento del salario mínimo, siete de cada diez autónomos consideran que les perjudicaría algo (69,1%). De estos, el 22,26% creen que les afectaría bastante, el 31,89% piensan que les perjudicaría mucho y el 14,95%  que les afectaría un poco. Frente a estas valoraciones, el 17,28% creen que no se verían nada afectados.

Los autónomos societarios aumentarían su base de cotización si fuera un gasto de la empresa

En lo que respecta a los autónomos societarios (un 45% de los encuestados), en el Barómetro, ATA les preguntó si estarían dispuestos a aumentar su base de cotización si la cuota a la Seguridad Social fuera un gasto deducible de la empresa, y no un gasto del propio autónomo. El 65,47% sí lo haría, frente a un 20,86% que no incrementaría su cotización y un 13,67% que no sabe o no contesta. 

La adecuación de la base de cotización a los rendimientos netos es una medida que está en la agenda política. El 45,18% de los encuestados se muestran favorables frente a un 43,89% que no y un 10,92% que no sabe o no contesta. 

Los autónomos contratarán menos en 2020 y temen que aumente la morosidad