miércoles. 20.11.2019

UN 30% OFRECERÍAN A SUS ASALARIADOS PRODUCTOS DE AHORRO

Los autónomos cotizan casi el doble por sus empleados que por ellos mismos

Los autónomos cotizan casi el doble por sus empleados que por ellos mismos

Un trabajador por cuenta propia paga en cotizaciones 523 euros de media por empleado a cargo. La cantidad supera con creces los 283 euros de cuota mínina con la que contribuyen ellos a la Seguridad Social.

Los autónomos cotizan casi el doble por sus empleados que por ellos mismos

Los autónomos pagan un 54,16% más a la Seguridad Social por sus empleados que por ellos mismos. Según la última encuesta de costes laborales del INE (Instituto Nacional de Estadística) el coste medio de las cotizaciones sociales por trabajador contratado en las empresas de entre 1 y 49 trabajadores es de 523,13 euros al mes. Frente a ello, los autónomos que cotizan por la base mínima transfieren al sistema una cuota de 283,32 euros cada mes. A éstos se suma otro 36,7% que estaría cotizando por bases de entre 1.000 y 2.000 euros (la mayoría en la franja baja), es decir, aportarían entre 300 y 600 euros mensualmente.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio elaborado por ATA para la Fundación MAPFRE, “El trabajador autónomo ante la previsión social. El informe, que analiza todos los aspectos que atañen a los autónomos y a su previsión social, también revela que más del 80% de los autónomos con asalariados asumen costes de cotización más elevados por sus empleados que por ellos.

Para entender este hecho hay que tener en cuenta cómo está planteado el sistema de cotización a la Seguridad Social y las diferencias entre el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y el Régimen General. Los afiliados al RETA, de manera voluntaria, pueden optar por cotizar por una base mínima, fijada en 944,40 euros, y una máxima, de 4.070,10 euros, a la que se aplicará un porcentaje del 30% -que incluye las coberturas por contingencias comunes y profesionales, cese de actividad y formación profesional- para calcular la cuota a pagar.

Gráfico 3.5

En el caso de los trabajadores del Régimen General , es el autónomo o empresa quien asume el 23,60% de tipo por contingencias comunes (28,30%), que se aplica al salario bruto. A esto hay que sumarle los llamados seguros sociales. Estos son la cotización por desempleo al tipo general del 5,50%, la cotización por formación profesional al tipo del 0,60%, el 1% de cotización al Fogasa (Fondo de Garantía Salarial) y entre el 1% y el 6,70% -según el tipo de actividad- de cotización por accidentes de trabajo y enfermedades laborales. Eso siempre y cuando se traten de trabajadores a tiempo completo y con contrato indefinido, ya que en el resto de contratos la cotización se incrementa más de un punto porcentual, debido a que el tipo de cotización por desempleo se fija en el 6,70%.

Por ejemplo, si un autónomo que cotiza por la base mínima tiene contratado a un auxiliar administrativo con un salario bruto de 1.200 euros, sólo por contingencias comunes pagará a la Seguridad Social 283,20 euros, es decir, casi el equivalente a su cuota de cotización. A ello habrá que sumarle otros 87,6 euros de cotizaciones por seguros sociales. Esto supone que el coste de cotización por el citado trabajador será de 370,8 euros cada mes (casi 90 euros por encima de su cuota de autónomos).

Lo anterior desmonta el mito de que los autónomos cotizan poco. De hecho, tal y como viene insistiendo desde hace años Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos), “el autónomo quizá cotiza poco por él, pero tanto los societarios como los que tienen trabajadores a su cargo -¡y son muchos!- asumen también los costes de los salarios y las cotizaciones de sus trabajadores,… Todo sale del mismo bolsillo”.

Dispuestos a mejorar la jubilación de sus empleados

Pese a que un 38,2% de los trabajadores por cuenta propia alegan que no pueden cotizar por encima la base mínima por falta de ingresos, sí están abiertos a contribuir en la mejora de la protección social de sus empleados. Según el estudio, el  31% de los trabajadores por cuenta propia con empleados a cargo estaría dispuesto a ofrecerles planes de ahorro complementarios. Aunque el dato mueve al optimismo, hay que destacar que a día de hoy un 41,3% no lo haría y otro 27,7% se muestra indeciso. Sin embargo, el estudio revela que el porcentaje de los autónomos empleadores dispuestos a ofrecer más ventajas de ahorro o previsión social a sus trabajadores alcanzaría el 37,3% siempre y cuando no se incrementen los costes salariales y fueran los propios trabajadores quienes asumieran la financiación de estos productos de ahorro – jubilación.  

Gráfico 3.3Gráfico informe

Por otra parte, el elevado peso de las cotizaciones y los seguros sociales están suponiendo un lastre para la competitividad del tejido empresarial en España, la creación de empleo, la atracción de talento y las subidas salariales. Durante la última década los costes laborales se han incrementado cerca de un 9% en términos generales (7,71% en el caso de los autónomos empleadores, microempresas y pymes de hasta 49 empleados). Tampoco hay que olvidar que conforme a los datos del Instituto de Estudios Económicos (IEE), España ocupa el puesto número 11 entre los países de la Unión Europea con mayores costes laborales no salariales (cotizaciones sociales, aportaciones a sistemas de previsión y seguros y pago de salario en caso de enfermedad). En concreto la media es del 35%, por encima de Alemania (28%), Portugal (27%) o Reino Unido (19%).

Los autónomos cotizan casi el doble por sus empleados que por ellos mismos