Comercio y hostelería, los más afectados

Los autónomos denuncian que la ampliación de los créditos ICO no solucionarán su grave situación

El Gobierno aprobó en marzo una serie de medidas para facilitar la devolución de los créditos ICO. Sin embargo, las medidas no están impidiendo la desaparición de muchos autónomos.

tienda-ayudas-comercio
Los autónomos denuncian que la ampliación de los créditos ICO no solucionarán su grave situación

El Gobierno puso en marcha en marzo una serie de medidas para facilitar la devolución de los créditos ICO, que fueron solicitados por millones de autónomos y pequeños negocios durante la pandemia. Entre ellas, destacan la ampliación durante seis meses del plazo de carencia de los préstamos -exclusiva para cuatro sectores-, o la negociación de nuevos plazos de devolución con el banco. No obstante, actividades como el comercio o la hostelería entre otras, denuncian que, a pesar de esta medida, son muchos autónomos los que van a tener serias dificultades los préstamos ICO.

Los problemas económicos de cientos de miles de pequeños negocios obligaron al Gobierno a ampliar nuevamente el periodo de carencia de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que finalizaban entre abril y mayo. Sin embargo, y para sorpresa de muchas actividades, sólo se extendió el plazo para cuatro sectores: agricultura, ganadería, trasporte y pesca; que serían a juicio de Moncloa los más afectados por la crisis de costes. Para el resto de sectores también aprobó medidas, si bien dejó las ampliaciones de los préstamos a la negociación individual entre el autónomo con el banco que le tramitó la concesión de ese crédito avalado por el Estado.

En concreto, lo que hizo el Gobierno fue “flexibilizar las condiciones para que las empresas puedan beneficiarse de las medidas previstas en el Código de Buenas Prácticas” como recoge la normativa aprobada. Antes de esa resolución del Ministerio Asuntos Económicos y Transformación Digital, los negocios que querían mejorar los periodos de devolución de los ICO o, incluso, acceder a quitas de los mismos, debían demostrar una caída de facturación del 30% en 2020 con respecto a 2019. Condición que se ha eliminado para que, en teoría, más autónomos y pymes puedan negociar con sus entidades bancarias.

Los autónomos deben negociar con los bancos las mejoras

En la Resolución de 29 de marzo de 2022, el Gobierno justifica que “la eliminación de este requisito facilita el acceso a las extensiones de vencimientos por parte de aquellas empresas que, sin haber experimentado una caída significativa de sus ingresos con ocasión de la crisis COVID-19, se enfrentan ahora a aumentos acusados de costes por su especial exposición a las tensiones en los precios de la energía y otras materias primas”. Sin embargo, dicha negociación no estaría produciéndose de forma generalizada.

Si bien, y aunque la mayoría de entidades financieras que concedieron créditos ICO durante la pandemia ya han suscrito el Código de Buenas prácticas con el Gobierno, lo cierto es que muchos trabajadores por cuenta propia de los sectores excluidos no estarían consiguiendo mejoras en la negociación y seguirían teniendo problemas para devolver los ICO.

El portavoz y tesorero de la Confederación Española de Comercio (CEC), Carlos Moreno, explicó que el hecho de se excluyera al comercio de la extensión automática de las condiciones de los créditos ICO supone que ahora cada comerciante por cuenta propia tendrá que hablar y negociar con su propio banco. “Imagina lo que significa para nosotros, el comercio, sentarse a negociar con una entidad bancaria cuando el contexto que tenemos es de una importante caída del consumo, una inflación que sigue en aumento y una previsión en el tiempo de que las cosas van a continuar así” dijo. Moreno añadió que los comerciantes autónomos están en un “grave problema”.

"Muchos comerciantes se van a ver abocados al cierre"

El portavoz de la patronal de comercio comentó que aún no habían tenido tiempo para analizar la situación actual. “Pero lo que sí nos consta es que hay comerciantes que están devolviendo el crédito, hay otros que lo están negociando e, indudablemente, hay otros que están generando morosidad. De hecho, hay bancos que ya están alertando sobre este problemadijo Moreno. Por último, comentó que si el contexto económico no mejora, aumentará el número de los comerciantes que no podrán devolver los ICO: “hay que pagar los préstamos y muchos no van a poder, se van a ver abocados al cierre” advirtió.

Se trata de unas dificultades para pagar sobre las que también se posiciona la Confederación Española de Hostelería España (CEHE). La patronal hostelera explicaba a este diario que habían “enviado un escrito a las principales entidades bancarias de nuestro país para que, de acuerdo con el Código de Buenas Prácticas establecido también por el Gobierno, la hostelería pueda acceder a la ampliación del período de carencia que se ha establecido para los principales sectores afectados”. Sin embargo, la falta de entendimiento habría obligado a la patronal a dirigirse al Ejecutivo otra vez.

En un comunicado, la patronal hostelería “vuelve a solicitar la inclusión del sector en la ampliación del plazo de vencimiento de los préstamos de las líneas de avales ICO-COVID ahora en el Proyecto de Ley de Medidas de respuesta a las consecuencias de la guerra de Ucrania. En concreto, Hostelería de España, pide que se incluya a través de enmiendas al Proyecto de Ley, a los CNAE 55 y 56 entre los sectores con derecho a la suspensión de seis meses de las cuotas de amortización del principal de la operación”

Según explicaron, los hosteleros por cuenta propia apenas puede asumir el pago de sus facturas con la subida del precio de los costes y la energía, y, por tanto, “no están en condiciones de asumir las obligaciones de pago de los ICOs”.

Aún queda dinero de los ICO, pero se acaba el plazo en dos meses

Los trabajadores por cuenta propia interesados tienen aún dinero avalado por el Estado para solicitar un crédito al ICO. Sin embargo, el plazo concedido para ello comienza a acabarse y ya sólo quedan dos meses. El 30 de junio termina el plazo para solicitar la Línea de Avales ICO Inversión, por lo que los autónomos y empresas que quieran solicitar nuevas operaciones de financiación avalada pueden hacerlo hasta verano.

Según explicaron fuentes del ICO, los autónomos tenían un total de 15.000 millones de euros para solicitar en esta línea (5.000 millones de euros del primer tamo, y 10.000 millones de euros del segundo tramo); y las empresas de mayor tamaño tenían 8.000 millones de euros (3.000 millones de euros del primer tramo y 5.000 millones de euros del segundo tramo).

“En el último informe publicado de seguimiento de la línea referente al mes de marzo, el aval solicitado por autónomos y pymes asciende a 9.653 millones de euros. Por lo que aún hay 5.300 millones de euros para que los autónomos interesados lo soliciten” comentaron las mismas fuentes del Instituto.

En lo que respecta a las grandes empresas, éstas han solicitado un total de 2.300 millones de euros, por lo que el dinero disponible asciende a 5.700 millones de euros. El plazo para ambos tipos de solicitantes finaliza el próximo 30 de junio.

Los autónomos denuncian que la ampliación de los créditos ICO no solucionarán su grave situación