miércoles. 27.10.2021

EL COSTE ELÉCTRICO ES 300 EUROS SUPERIOR AL DEL AÑO PASADO

Los autónomos españoles pagan la luz más cara de toda la Unión Europea

subida-factura-luz-mas-UE-autonomos
Los autónomos españoles pagan la luz más cara de Europa
Los autónomos españoles están pagando a día de hoy la luz más cara de toda Europa. Los costes eléctricos se han incrementado en 300 euros respecto al año pasado y la rebaja en el IVA de esta factura que aprobó el Gobierno deja fuera a la mayoría de los profesionales.
Los autónomos españoles pagan la luz más cara de toda la Unión Europea

El precio de la luz sigue sin dar un respiro a los autónomos y ciudadanos de nuestro país. Su coste continúa subiendo y alcanzando récords como el que nos encontramos a día de hoy, donde el megavatio/hora se sitúa en 116 euros, una cifra que prácticamente triplica el precio de la factura eléctrica el año pasado. Estos datos, publicados por el Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE), desvelan además como en julio de 2021 los trabajadores por cuenta propia españoles pagaron la luz más cara que el resto de los países de una Unión Europea. En concreto, nuestros profesionales abonaron el doble que en Francia, y un 30% más de lo que pagaron los profesionales en Alemania.

Si bien el Gobierno intentó paliar este incremento de costes para los autónomos con una reducción del 21% al 10% el IVA de la luz, la medida apenas abarca al 25% del colectivo. Ya en junio, el Consejo de Ministros aprobó la bajada del los impuestos sobre la electricidad ante el encarecimiento desorbitado del mercado mayorista, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero anunció que "el IVA de la luz se reducirá en un 11% para todos los consumidores con una potencia contratada de hasta 10KW". Un requisito que, según calculó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), sólo uno de cada cuatro autónomos podrá cumplir y, por tanto, beneficiarse de esta rebaja. "El otro 75% de profesionales, o bien no utilizan luz para sus negocios, como es el caso de los taxistas, por ejemplo, o bien tienen contratada una potencia eléctrica muy superior a los 10KW que se marcan como condición para acceder a la reducción", explicó su presidente, Lorenzo Amor.

La organización de autónomos alertó de el precio que está alcanzando la luz es un "autentico escandalo", y ser el país europeo con mayor gasto en este sentido "perjudica gravemente la competitividad de nuestros profesionales", advirtió Amor. Asimismo, es importante destacar que la ola de calor que azota España sólo contribuirá a que los ciudadanos soporten facturas más altas, "si en julio se pagó un 35% más que el mismo mes de 2020, en agosto las facturas se dispararán aún más en consecuencia del calor y las altas temperaturas. Este aumento de precio es un lastre para muchos autónomos y pequeñas empresas que muchos no podrán asumir", denunció el presidente de la Federación.

La Unión Europea afirma que el Gobierno pude frenar la subida de la luz

Los autónomos están pagando ahora mismo 300 euros más de luz de lo que lo hacían el año pasado. Un incremento que "podría avocar al cierre de muchos establecimientos que no podrán asumir las actuales facturas" señaló ATA. De hecho, portavoz y tesorero de la Confederación Española del Comercio (CEC), Carlos Moreno, señaló que "en algunos establecimientos la subida alcanzará los 400 euros mensuales, ya que el mayor aumento se produce en horarios comerciales, que es cuando los profesionales están desarrollando su actividad".

Según confirmó Lorenzo Amor, la Unión Europea aseguró que el Gobierno de España tiene la capacidad de controlar los precios de la luz y, por ende, también de aliviar a los autónomos y pequeñas empresas del exceso de costes que están teniendo en estos momentos. Por ello, el presidente ATA exigió al Ejecutivo que "ponga freno de manera inmediata a los costes eléctricos", y se limite decretar que "tanto los ciudadanos como los autónomos paguen exclusivamente por la energía que consumen".

Los negocios tienen contratados entre 25 y 30 KW de media

Cabe recordar que de los 3,3 millones de autónomos que hay en España, los sectores de comercio y hostelería aglutinan al 35% de afiliados, es decir, 1,1 millones de trabajadores por cuenta propia están al frente de bares, restaurantes o comercios. Y sólo teniendo en cuenta a estos más de un millón de autónomos, las organizaciones representativas tienen claro que más de un 90% de ellos quedarán directamente excluidos de la rebaja en el impuesto y tendrán que hacer frente al aumento del 40% previsto en la factura eléctrica. Eso sin contar a otros sectores como el de almacenamiento que dependen también de la energía eléctrica y generan consumos muy altos en determinados casos.  

Desde ATA aseguraron que la potencia media contratada de los negocios españoles es de entre 25 y 30 KW, por lo que es muy difícil que un negocio puede beneficiarse de esta medida. Por un lado, por el requisito de la potencia, y por otro, porque hay autónomos que están exentos de pagar IVA y su factura va a subir igualmente, y los que no, no podrán deducirse estos gastos de suministros en su declaración trimestral. En la misma línea, desde las organizaciones sectoriales aseguran que es muy complicado encontrar comercios de más de 40 o 50 metros cuadrados que tengan contratados menos de 10KW y todavía más difícil que haya bares de cualquier tamaño en España con este rango de potencia. Lo mismo ocurre con tintorerías, peluquerías y demás negocios que dependen de la luz para desarrollar su actividad. 

Para los autónomos y pequeños negocios, el principal coste de su factura corresponde a la energía consumida, que es la suma equivalente de costes de peajes y cargos. Asimismo, el peso de cada componente en la factura de la luz dependerá del perfil de consumo, del nivel de tensión y del precio de la energía del mercado.

  • Energía: 41%
  • Peaje (Tramos y Días): 21%
  • Cargos: 23%
  • Impuestos: 15%

Por este motivo, los diferentes expertos no entienden que el Gobierno haya optado por una bajada impositiva, que en todo caso no afectará a buena parte del tejido productivo, en vez de acometer una reforma estructural que limite las subastas diarias de energía en el mercado mayorista, y ponga coto de una vez por todas a los incrementos por parte de las eléctricas.

Los que sí pueden acogerse a la rebaja no la notan

En la otra cara de la moneda, hay algunos sectores que no requieren elevados costes energéticos para realizar sus actividades y que, por tanto, sí pueden beneficiarse de la rebaja de impuestos en la luz. Es el caso de, por ejemplo, profesionales dedicados a actividades digitales, abogados o que, directamente, trabajan fuera de casa como transportistas o taxistas, y que únicamente notan estos cambios en su domicilio particular. No obstante, estos autónomos que sí deberían verse beneficiados por la reducción en el IVA que aprobó el Gobierno, aseguraron que "apenas notan la rebaja"

Si es cierto que la factura de la luz ha subido y el IVA ha bajado, pero realmente la rebaja no es tan cuantiosa como uno espera al ver el comunicado del Gobierno”, afirmó Antonio Díaz Ruíz, autónomo propietario de un estudio de fotografía en Málaga. El trabajador por cuenta propia explicó que sus herramientas de trabajo si necesitan de electricidad, pero no un consumo equiparable a discotecas o comercios. Baterías, ordenadores, focos de luz o impresoras, son los principales gastos energéticos de estos profesionales que no utilizan de forma permanente todas estas herramientas para trabajar. “Al final nuestro trabajo es en un 75% estar fuera tomando fotografías o grabando vídeos. El tiempo que pasamos en nuestro estudio es ínfimo y, por lo general, es editando fotos con nuestro PC y ese gasto puede ser igual que el de cualquier domicilio”, añadió Díaz Ruíz.

Asimismo Javier González, abogado autónomo, valoró que estas medidas no tienen sentido para estudios, despachos o locales que realmente tienen una potencia contratada tan baja. “Veo nefasto que esto sólo afecte a una parte de los autónomos que realmente no lo necesitan. Obviamente, cualquier presión fiscal que se elimine o reduzca es bienvenida y en cierto sentido se nota la bajada del IVA, pero no lo suficiente como para contrarrestar las demás subidas”, afirmó González.

Los autónomos españoles pagan la luz más cara de toda la Unión Europea