Domingo. 27.05.2018

INFORME DE ATA

Los autónomos españoles tienen la mejor protección de Europa

Imagen de Celia Ferrero, Lorenzo Amor y José Antonio Herce.
Imagen de Celia Ferrero, Lorenzo Amor y José Antonio Herce.

A raíz de la consulta que la Unión Europea ha hecho para mejorar la protección social de los trabajadores no convencionales surgidos por la digitalización, ATA ha realizado un informe dónde compara la situación en materia de protección social de los autónomos españoles con los del resto de Europa, cuya mayor conclusión es que están mejores protegidos y que no son los que más cotizaciones pagan. Por otro lado, el informe explica que un trabajador por cuenta propia cuando se jubila recibe por cada euro que ha aportado en su vida laboral entre 1,7% y el 2%, el doble.  

Los autónomos españoles tienen la mejor protección de Europa

“El informe deja claro que desmontamos esa leyenda urbana que dice que los autónomos españoles son los que más pagan de Europa y los que menos protección social tienen”. Éstas eran las palabras de Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) durante la presentación este miércoles del informe que compara la protección social que tienen los trabajadores por cuenta propia en España con el resto de la Unión Europea.

En el informe, que ha sido elaborado por José Antonio Herce, doctor en Economía, analiza la situación en materia de protección social de los trabajadores autónomos españoles frente a los asalariados españoles, y frente a sus homólogos europeos. Destaca, por ejemplo, que no exista diferencia entre la cobertura para los autónomos y asalariados españoles en cuanto a asistencia sanitaria, mientras que los trabajadores por cuenta propia europeos tienen que pagar un copago (como en Croacia). O que en caso de incapacidad temporal, la Seguridad Social cubra el cargo de los autónomos antes que el de los asalariados (desde el cuarto día frente al decimosexto día).

En cuanto a maternidad/paternidad los trabajadores asalariados y autónomos tienen las mismas condiciones, pero cuando se reincorporan los segundos tienen una situación más ventajosa. Se trata de unas condiciones mejores a las que tienen algunos países del resto de Europa, dónde los permisos de paternidad, por ejemplo, no existen o están unidos a maternidad.

informe 1-ata

informe 2 -ATA

informe 3-ATA

(Tablas extraídas del informe elaborado por ATA)

A pesar del avance y mejoras que han sufrido los autónomos en cuanto a su protección social, “todavía quedan lagunas” ha reconocido el presidente de la Federación. “La prestación por cese actividad nada tiene que ver con el paro de los asalariados, y la jubilación parcial no existe, ni tampoco la cotización por tiempo parcial, pero el avance ha sido tremendo, pues somos el país donde más se ha asimilado el trabajo por cuenta propia y ajena”.

España no es el país dónde más se paga

Otro de los aspectos más importantes del informe que destaca Lorenzo Amor es que desmiente la "leyenda urbana de que España es el país de Europa donde más se paga a la Seguridad Social”.  Y es que tal y como ha explicado durante la presentación: “Las cotizaciones en Europa son muy diferentes, dependen del país y la cobertura; por ejemplo no hay cotización en Dinamarca, lo que sí hay son unos impuestos bastante importantes”. Según aclaraba Celia Ferrero, vicepresidenta ejecutiva de ATA, “es imposible comparar los sistemas, porque hay muchos países dónde se está diciendo que los autónomos pagan muy poco, pero también es cierto que no están cubiertos por unas coberturas que allí ni siquiera existen”.

Aun así y a pesar de que “está tan de moda hablar mal de nuestro sistema”, éste le devuelve al autónomo por cada euro que ingresa el doble. Tal y como explicaba el presidente de la Federación “un autónomo que vaya a jubilarse mañana habrá cotizado de media unos 90.000 y 100.000 euros a la Seguridad Social, a lo largo de su vida laboral (entre 400 y 420 meses), por ello cobrará una pensión media de 160.000 o 170.000 euros, durante unos 18 o 19 años. Esto significa que por cada euro que un autónomo ingresa a la Seguridad Social, ésta le devuelve entre 1,7 euros y 2 euros”.

El trabajo del futuro

La transformación digital y la creación de lo que hasta la Unión Europea reconoce nueve formas de trabajo (compartición de trabajadores, compartición de tareas, gestión interina, trabajo ocasional, teletrabajo, cheques de trabajo, pool de clientes, pool de trabajadores y trabajo colaborativo) ha sido lo que ha hecho que la Comisión Europea lance una consulta pública sobre el Acceso a la Protección Social de los Trabajadores sea cual sea su forma de trabajo en el marco del Pilar Europeo de Derechos Sociales.

Ésta consulta ha sido la motivadora por la cual ATA ha presentado un informe que está enfocado en tres puntos, que José Antonio Herce, doctor en Economía ha explicado durante la presentación del mismo:

1.- Características del trabajo no convencional

Los nuevos trabajos no convencionales son para Herce un fenómeno que todavía no se entiende, como al igual hace unos años no se entendía el trabajo por cuenta propia y se podía catalogar de “no convencional”. Éstos surgen porque la digitalización les ha dado la oportunidad, sus titulares quieren ser “no convencionales” y lo que falta ahora es proporcionarles un marco de protecciones sociales.

2.- El sistema de protección social de los autónomos en el ámbito europeo

Como decía Herce en su intervención en España tenemos un “all in all” es decir, tenemos un grado de protección más avanzado que la media europea, los trabajadores por cuenta propia disfrutan de derechos sociales más avanzados en España que el resto de Europa en acceso a jubilación, incapacidad temporal, maternidad/paternidad y cobertura por desempleo. Éste sistema, según el informe, puede ser un referente a la hora de equiparar los derechos sociales de los autónomos en el resto de Europa y a la hora de regular los trabajos no convencionales.

3.- El trabajo del futuro

El hecho de que la Comisión Europea haya hecho la consulta significa, según Herce, que detrás está el objetivo de regular buscando los puntos donde se confluyan. Éstos deben pasar por la cobertura (en la medida de lo posible buscar la protección de los derechos en todos los trabajos), transferibilidad (una persona va a pasar a lo largo de su vida por distintos roles: asalariado, autónomo, freelance, etc y no puede perder prestaciones por ello) y transparencia (a la hora de que una persona pueda hacer y elegir libremente y con todos los conocimientos el rumbo de su vida laboral a los 40, 50 o 60 años).

Los autónomos españoles tienen la mejor protección de Europa