viernes. 03.07.2020

TERCER BARÓMETRO DE ATA

Los autónomos estiman que su facturación caerá a la mitad en 2020

Los autónomos estiman que su facturación caerá a la mitad en 2020

Según el tercer Barómetro de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), los trabajadores por cuenta propia estiman que su facturación se reducirá a la mitad este 2020 por la crisis del COVID-19. Junto a ello, el 31% asegura que despedirá este año.

Los autónomos estiman que su facturación caerá a la mitad en 2020

La crisis derivada del COVID-19 reducirá este año a la mitad la facturación de los autónomos. Esto es lo que prevé la mayoría de los trabajadores por cuenta propia encuestados en el tercer Barómetro elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). El 89,8%, estima que su facturación disminuirá en 2019  respecto a años anteriores y un 69,26% señala incluso que el descenso estará por encima del 40%.   

"Estos datos nos llevan a afirmar que la facturación de los autónomos en el 2020 será, de media, la mitad de lo que fue en 2019" aseguró Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), durante la presentación de la tercera edición del Barómetro de ATA, una encuesta que ha venido realizando la Federación durante los últimos meses para conocer la situación en la que se encuentra el colectivo durante la pandemia.

La encuesta de ATA revela que el 88,9% del colectivo ya ha vuelto a la actividad tras el parón obligado por COVID-19. Cifra que incluye al 22,5% de autónomos que no han parado en ningún momento durante estos dos meses. No obstante, destacó Amor, todavía hay un 10,4% de los profesionales por cuenta propia que reconocen que, durante este proceso de desescalada, todavía no han podido retomar su actividad. Es decir, hay en torno a 320.000 autónomos que siguen parados y sin ingresos. 

Además, el presidente de la Federación recordó que, aunque gran parte del colectivo hubiese levantado la persiana de su negocios, eso no significa que su actividad haya vuelto a funcionar. A su modo de ver, "una cosa es la activación y otra cosa es la recuperación".  Así pues, sólo el 12,1% de los autónomos que han vuelto a trabajar lo están haciendo con normalidad, ya que la gran mayoría está operando con importantes restricciones. 

En cuanto a los que han decidido no abrir, señalan como principal razón que no les compensa. El 41,2% de los encuestados reconoce estar en esta situación y un 23% esperan iniciar su actividad en las próximas semanas. Sólo un 29,7% de los autónomos apunta que no abre porque su actividad sigue dentro de las no permitidas.

Por otro lado, la encuesta destaca que, a pesar de que la situación ha afectado gravemente a los autónomos, sólo el 4,1% de ellos ha causado baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Sin embargo,y aunque la situación no les haya llevado al punto de tener que cerrar, el 59,7% de los autónomos afirma haber registrado en los últimos meses un descenso de su facturación. Esta caída  ha sido de más de 60% para la gran mayoría.

En la presentación del barómetro, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, puso de relieve dos conclusiones que se pueden sacar tras la elaboración de la encuesta. La primera es la visión tan negativa que tienen los profesiones por cuenta propia respecto al futuro, tanto para su facturación, como para la creación de empleo. Y, la segunda, la importancia, cada vez mayor, de que el Gobierno les escuche y amplíe las medidas implementadas durante la alerta sanitaria. Es decir, que se prorroguen automáticamente los ERTEs, que se extienda el cese de actividad extraordinario hasta diciembre y que se pongan en marcha nuevas líneas de crédito del ICO (Instituto de Crédito Oficial). 

En este sentido, Amor recordó que los agentes sociales entregaron este miércoles al Ejecutivo una propuesta de extensión automática de los ERTEs, en la que pedían su prolongación automática hasta septiembre. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo rechazó la propuesta, alegando que le era imposible mantener las exenciones de cotizaciones al empleador.

En este sentido, Amor apuntó que los empresarios que tengan un ERTE, seguirán necesitando esas exenciones en el pago de las cuotas sociales porque, de otra forma, no podrán recuperar a sus trabajadores. Además recordó que, "mientras tengamos que llevar mascarilla para salir a la calle permanecerá la causa de fuerza mayor porque habrá restricciones para las actividades".

El 54,1% no ha recuperado a sus empleados

De los autónomos que han realizado un ERTE un 19,7% ya han reincorporado a su plantilla. Se trata de un dato que es superior al 7,4% obtenido en el anterior Barómetro y que es consecuencia directa del avance de las fases de desescalada. En este sentido, Amor destacó "que ha habido autónomos que, aún no habiendo estado dentro de las actividades esenciales, han mantenido a pulmón a toda su plantilla". Son nada menos que uno de cada cuatro trabajadores por cuenta propia.

No obstante, la extensión de los ERTEs es de vital importancia para el colectivo. El tercer Barómetro de ATA revela que el  54,1% de los trabajadores autónomos que solicitaron un ERTE aún no ha dado de alta a ningún trabajador. De ellos, un 28,7% tiene previsto mantener a todos sus empleados en ERTE y un 25,4% tiene serias dudas de que su economía le permita volver a dar de alta a algún trabajador. A esta situación se le une el hecho de que seis de cada diez profesionales encuestado confiesa que no podrá mantener toda la plantilla durante seis meses. O, dicho de otra forma, no podrán cumplir con la cláusula para el mantenimiento del empleo que exigen los ERTE. 

Al margen de los ERTE, las perspectivas de mantenimiento del empleo en el 2019 entre los pequeños negocios están divididas: 47,9% de los autónomos piensa mantener todos los empleos y el 30,9% prevé disminuir su plantilla en los próximos meses. El 20,6% aún no sabe qué va a hacer. 

"La mayoría de los autónomos que tienen trabajadores con ERTE están pidiendo que se alarguen más allá del 30 de junio y, además, que se hagan de forma automática" explicó Amor.

El 53,3% no pudo acceder al cese de actividad

El cese de actividad extraordinario ha sido una de las medidas más importantes para el colectivo que puso en marcha el Gobierno a raíz de la crisis por el COVID-19. Se trata de una prestación a  que los autónomos, independientemente del gremio al que pertenezcan - taxistas, agentes comerciales, transportistas, hosteleros, etc-, piden que se extienda hasta diciembre. De lo contrario, muchos consideran que tendrían que cerrar su negocio. 

Según el barómetro de ATA, el 45,8% de los autónomos ha podido acceder a la prestación. Sin embargo, hay un 53,5% que se ha quedado fuera de ella. O bien porque no cerró completamente el negocio (el 50%), o porque no cumplía los requisitos (el 23,8%), o porque los trámites burocráticos eran tal altos que no les compensó solicitarlo (el 6%).

Los autónomos necesitan más liquidez

El presidente de la Federación de Autónomos, Lorenzo Amor, reclamó también que se pongan en marcha nuevos créditos ICO. Calificó estos avales de "vacuna" para el colectivo y animó al Ejecutivo a que ampliase las líneas y su dotación.

Hasta el momento, el 35% de los autónomos afirma haber pedido financiación al Instituto de Crédito Oficial (ICO). De ellos, al 69,6% le han concedido el crédito. Un 33,9% dice haber recibido el préstamo sin problemas y con condiciones ventajosas; y hay un 27,2% que, a pesar de que se le ha concedido financiación, no considera las condiciones ventajosas. Por otro lado, hay también un 8,5% que dice haber recibido un importe menor al que solicitó. 

Descontentos con las medidas aprobadas 

Uno de los últimos aspectos que analiza la Federación en este tercer Barómetro es la valoración que hacen los trabajadores por cuenta propia de las medidas adoptadas por el Gobierno. En este apartado destaca, por un lado, el 60,9% de los encuestados suspende las iniciativas implementadas por el Gobierno central. También que el 70,2% suspende las medidas autonómicas y un 66% las municipales.

Asimismo, consideran que es muy necesario que se pongan en marcha otras ayudas que les ayuden a salir de la crisis. En este sentido, valoran muy positivamente la creación de una Tarifa Plana para acceder a una bonificación de su cuota a la Seguridad Social hasta diciembre y la reducción de impuestos y cotizaciones

De no llevarse a cabo las medidas de extensión solicitadas, la crisis económica dentro del colectivo de trabajadores autónomos podría ser mayor. Hasta el momento, y según las previsiones del Barómetro, hay más de 300.000 autónomos que tienen previsto cerrar su negocio antes, incluso, de que empiece el 2021. 

Los autónomos estiman que su facturación caerá a la mitad en 2020