domingo. 05.04.2020

UNA DE SUS FORTALEZAS ES EL TRATO CON EL CLIENTE

Los autónomos han irrumpido con fuerza en el sector de la moda

Los autónomos han irrumpido con fuerza en el sector de la moda

El mundo de la moda está cambiando. En 2019, los autónomos no sólo se han mantenido, sino que han liderado la creación de nuevos negocios en el sector. En gran medida porque ofrecen mejor trato con el cliente.

Los autónomos han irrumpido con fuerza en el sector de la moda

Los autónomos protagonizaron la creación de nuevos negocios de moda durante el último año. Se pusieron en marcha 352 nuevas iniciativas, con lo que e este momento hay más de 17.600 microempresas en el sector y se reparten el mercado con las grandes multinacionales. Y esto es así también porque, desgraciadamente, muchas pequeñas y medianas empresas están cerrando las persianas, según los últimos datos del Directorio Central de Empresas (Dirce) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este organismo reconoce que si el sector de la moda lleva años creciendo es, en buena parte, gracias a los micronegocios, actividades con menos de diez trabajadores en plantilla, regentadas -casi siempre- por autónomos. Sin embargo, el número de pequeñas empresas - negocios de entre diez y cincuenta trabajadores-, sigue bajando. En 2019 cerraron 150, hasta quedarse en 2.487. En este sector, son ellas las que más han sufrido la caída de las ventas registrada en los últimos años. Su reducido volumen de ingresos, sumado a  sus mayores dificultades para acceder a financiación, ha llevado al cierre a muchas de ellas. 

Estos problemas también afectan al autónomo. Sin embargo éste suele tener un valor añadido que, al contrario de lo que cabría esperar, le permite mantenerse y, en algunos casos, seguir creciendo.

Los autónomos se benefician de la cercanía con la gente del barrio

Los trabajadores por cuenta propia cuentan con algo que les diferencia de las demás empresas: la fidelidad de sus clientes. Los comercios de proximidad juegan un papel fundamental en los barrios, como  explicó Adela Jociles, dueña de la tienda de moda deportiva del barrio madrileño de Las Águilas, Deportes Chercoles: "Si un barrio se queda sin tiendas, se queda sin vida".

Estos micronegocios son parte fundamental en el día a día de los vecinos de estas zonas. Gran parte de la supervivencia de estos negocios se debe justamente a esto. Los clientes son amigos, conocidos o, simplemente, transeúntes que disfrutan del trato cercano del comercio de barrio.

Sin embargo, y a pesar de la importancia que tiene el trato personalizado al cliente en este sector, estas pequeñas tiendas no están pasando por su mejor momento. Según explicó Jociles, muchos de los locales de su calle cerraron esta última campaña de Navidad con cero ventas. "La situación que estamos viviendo las tiendas de moda de los barrios es dura: o te especializas en la alta costura, o confías en que los clientes sigan buscando el trato personal que nosotros podemos ofrecerles". 

Auge de las grandes plataformas online

Otro de los factores que han influido en la caída de las pymes del sector de la moda es la aparición de macroplataformas como Amazón. Roque Domínguez está al frente de Rocket Carabanchel. El dueño de esta pyme madrileña explicó como la mayoría de los ramos del comercio se están viendo afectados por estas plataformas. "Están haciendo un daño tremendo, llevan a cabo una competencia desleal que ninguna administración parece conocer o poner medios para frenar" comentó.

A pesar de ello, "la clave sigue estando en la especialización y la oferta de artículos no disponibles en estas plataformas. Mi experiencia en el trato al cliente me dice que quien compra online suele adquirir productos de manera compulsiva que, en realidad, no necesita. Sin embargo, los clientes de mi establecimiento -que está especializado- siguen prefiriendo la tienda física que cualquier e-commerce".

La dueña de Deportes Chercoles explicó que comprar a través de estas grandes plataformas también tiene algunas desventajas que no tiene la tienda física:"Me he encontrado a clientes que se han visto obligados a venir a mi local a última hora porque una de estas plataformas había perdido su pedido y no le ofrecían otra alternativa más que devolverle el dinero". Consideración a la que se sumaron desde la tienda del barrio de Aluche, MundoTextil. Según ellos, estas plataformas no dan ninguna atención al cliente y, además, son "máquinas de destrucción de empleo".

Otro de los problemas con los que lidian los autónomos del sector de la moda es la contención en el gasto por parte del consumidor. "Es evidente que se está dedicando más dinero al ahorro. Esto, junto al comercio online, y las dificultades que tenemos para acceder a financiación, nos pone las cosas muy difíciles" .

Las microempresas de la moda se han visto muy afectadas por el aumento en las exigencias por parte de los bancos a la hora de conceder líneas de crédito, "fundamentales para afrontar determinados momentos del año. La situación en general no es buena. Es muy frecuente ver cómo comercios que llevan décadas abiertos no tienen un relevo familiar, a veces por el sacrificio que exige y otras por falta de interés e incertidumbre. Del mismo modo, es muy habitual comprobar cómo se abren nuevos comercios y no superan ni los cuatro meses de vida. A todo esto, hay que añadir otra preocupación: la conversión de locales comerciales en viviendas. Esto acaba definitivamente con la actividad comercial de los barrios, y lo peor de todo es que no se puede revertir.

¿Qué le piden los autónomos de la moda al nuevo Gobierno?

El Gobierno ya está en marcha, y todos los autónomos necesitan medidas que mejoren sus circunstancias. También los del sector de la moda. Estos trabajadores por cuenta propia se han visto gravemente afectados por la liberalización de horarios. "No tengo la suficiente capacidad para contratar a una persona que se encargue de la tienda cuando yo no estoy, por lo que muchos clientes acuden a estas grandes superficies que tienen la posibilidad de abrir durante todo el día y todos los días que quieran. Para hacerles frente tendría que pasarme la semana encerrada en la tienda" denunció Adela Jociques. 

Por su parte, el dueño de Mundo Textil destacó la necesidad de que se legisle sobre la transformación de locales comerciales en viviendas y que los nuevos desarrollos urbanísticos tengan la obligación de incluir espacios para la actividad comercial. "En Madrid, por poner un ejemplo, los nuevos PAU carecen por completo de locales en los que poner un negocio. Hay zonas como Las Tablas en las que puedes caminar más de media hora sin pasar por una tienda".

Los autónomos han irrumpido con fuerza en el sector de la moda