miércoles. 28.10.2020

PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA POR CIERRE DEL NEGOCIO

Los autónomos hosteleros de Cataluña ya pueden solicitar el cese de actividad

Los autónomos hosteleros de Cataluña ya pueden solicitar el cese de actividad
El Gobierno de Cataluña decretó el pasado jueves 15 el cierre de todos los bares y restaurantes de la comunidad. Los autónomos al frente de estos locales puede acogerse desde ese día al cese de actividad extraordinario. 
Los autónomos hosteleros de Cataluña ya pueden solicitar el cese de actividad

Desde el jueves a media noche, los bares y restaurantes de Cataluña están obligados a cerrar. La nuevas restricciones del Gobierno autonómico les obligarán a mantener su persiana bajada durante, al menos, los próximos 15 días. Los que se vean en esta situación ya pueden acogerse a la prestación por cese de actividad extraordinario. 

El Gobierno central puso en marcha varias modalidades de ayudas por cese de actividad que entraron en vigor el pasado 1 de octubre y  se extenderán hasta el próximo 31 de enero. Entre ellas, se encuentra la prestación extraordinaria a la que pueden acceder ahora todos aquellos autónomos que tengan que cerrar su negocio por decreto de la Administración. 

Hasta ahora sólo los autónomos al frente de un local de ocio nocturno, que desde agosto están obligados a permanecer cerrados, podían acogerse a esta modalidad. Sin embargo, desde el pasado día 15, todos los hosteleros que desarrollan su actividad en Cataluña también pueden hacerlo y beneficiarse de la prestación durante todo el tiempo que el Gobierno autonómico mantenga el cierre por decreto.

Los hosteleros pueden cobrar, al menos, 470 euros de prestación

La nueva prestación extraordinaria implementada el pasado mes de octubre permite a los autónomos que hayan tenido que cerrar su negocio por decisión de las autoridades sanitarias cobrar el 50% de la base de cotización mínima, que está actualmente en 944,40 euros. Esto significa que los hosteleros, independientemente de la base por la que estén cotizando, van a tener derecho a una prestación de 472,2 euros mensuales durante el tiempo que su actividad permanezca cerrada. 

 Esta ayuda puede incrementarse hasta el 70% de la base mínima (661 euros), en el caso de que el autónomo sea miembro de una familia numerosa. Asimismo, en ambos casos, se mantendrá al igual que durante el estado de alarma una exoneración en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. 

Sin embargo, en el caso de que en la misma unidad familiar se encuentren dos beneficiarios de esta prestación, es decir, dos autónomos hosteleros con derecho al cese de actividad extraordinario, las prestaciones se reducirán al 40%, es decir, a unos 380 euros para cada uno de los que accedan.

En cualquier caso, al igual que sucedió en el estado de alarma,  todos aquellos que se acojan a esta prestación extraordinaria por el cierre decretado de su negocio tendrán derecho al cese de actividad "desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre de actividad adoptada por la autoridad competente y hasta el último día del mes en que se acuerde el levantamiento de la misma"

Hasta el 30 octubre para cobrar la prestación de forma retroactiva 

En el caso de que soliciten dicha prestación en los 15 días siguientes al momento en el que se decretó el cierre - es decir, hasta el 30 de octubre en el caso de los autónomos catalanes-, podrán cobrar de forma retroactiva el cese extraordinario. De lo contrario, sólo percibirán el importe que les corresponda a partir del día siguiente al que hagan efectiva la solicitud. 

Inquietud entre los autónomos catalanes

A raíz de la difícil situación que ya están viviendo miles de autónomos al frente de bares y restaurantes en Cataluña, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), les recordó a través de sus redes sociales que pueden solicitar desde el mismo jueves dicha prestación extraordinario.

De hecho, según fuentes de la asociación, en cuestión de horas se disparó el número de autónomos que se han puesto en contacto con los asesores de ATA para hacer todo tipo de consultas sobre las restricciones impuestas en Cataluña y las diferentes ayudas económicas a las que pueden acceder. 

Aún con todo, la prestación extraordinaria no será suficiente para paliar las grandes pérdidas que posiblemente soportarán los hosteleros en los próximos días. De hecho, el presidente del Gremi D’Hosteleria de Castelldefels i Baix Llobregat, Manuel Ángel Ortiz, explicó a este medio que el nuevo cierre supone paralizar más de 300.000 empleos directos e indirectos de la comunidad durante 15 días, poniendo en jaque a más de 50.000 pequeños negocios. Y que, incluso, gran parte de ellos no podrán volver a reabrir después de estas restricciones. “Va a ser el colofón final para muchos bares y restaurantes que no estaba claro si podrían mantenerse en pie", aseguró  Ortiz.

El presidente de esta asociación se mostró muy preocupado ante la situación: "no he podido dormir en toda la noche intentando encontrarle una explicación a esta decisión y pensando en lo que se nos viene encima”. Como él, son muchos los autónomos y trabajadores del sector en Cataluña que están intranquilos por su futuro económico y laboral. Las pérdidas a las que se enfrentan los negocios de la hostelería son “cuantiosas”. De media, un bar factura entre 1.500 y 2.000 euros diarios, duplicando dicha cantidad durante los fines de semanas. Si las medidas duran lo que se ha decretado, es decir, dos semanas, los establecimientos de la región perderán algo más de 24.000 euros de media.

Los autónomos hosteleros de Cataluña ya pueden solicitar el cese de actividad