Sábado. 17.11.2018

PIDEN UNA REBAJA DEL IVA

Los autónomos pagarán hasta 1.000 euros más por la subida de la luz

Los autónomos pagarán hasta 1.000 euros más por la subida de la luz

La escalada del precio de la electricidad impactará de lleno en los costes de quienes tienen un pequeño negocio cuya factura se incrementará entre 750 y 1.000 euros más al año. Asociaciones y expertos alertan de los graves perjuicios que ocasiona el incremento del coste de este bien de primera necesidad y piden que el Gobierno rebaje sus impuestos. 

Los autónomos pagarán hasta 1.000 euros más por la subida de la luz

El precio de la luz alcalzó ayer máximos históricos. El megavatio – hora (MWh) se pagaba a un precio medio de 75,39 euros, 25,41 euros más caro que el pasado mes de enero y 35,21 por encima de lo que costaba de media del mínimo de marzo. Una escalada que viene de lejos y que impactará de pleno en el recibo de la luz de los 3,25 millones de autónomos que verán como su factura de la luz se incrementará entre 750 y 1.000 euros anuales.

La situación preocupa y mucho al colectivo, que alerta de la pérdida de competitividad que supondrá para los pequeños negocios que, lejos de repercutir la subida asumirán los costes. “El aumento de la inflación motivado por la subida de los productos energéticos tiene como efecto que los autónomos pierdan poder adquisitivo, ya que se encarecen sus costes de producción de una manera muy significativa y no siempre se pueden repercutir estos incrementos en el precio final del producto o servicio”. Así lo ha explicado el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA) Lorenzo Amor, que además ha puesto el acento en la “asfixia” que el encarecimiento del coste de la luz está suponiendo para familias, empresas y autónomos. 

Desde Podo -comercializadora independiente de luz y gas 100% renovable- calculan que el incremento oscilará entre el 13% y el 16%. “La subida afecta a la parte variable de la factura, que en el caso de los autónomos y los pequeños comercios supone entre el 60% y el 65%”, ha detallado Joaquín Coronado, consejero delegado de la compañía.

Los cálculos de Upta (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) determinan un aumento de hasta el 20%, que afectará de forma más punzante en algunos negocios particularmente sensibles como la hostelería. La asociación que preside Eduardo Abad pone como ejemplo el de una pequeña cafetería con una potencia contratada de 9,9 kilovatios (kW) y un consumo de 37.000 kW anuales, cuya factura de la luz pasará de los 6.500 euros de 2017 a los 8.450 euros de 2018. Es decir, 2.000 euros. En el caso de un pequeño comercio que haya contratado 4,6 kW y un consumo de 10.900 kW la subida será de 300 euros anuales, desde 1.600 a los 1.900 euros.

A pie de calle, María Pardo de Santallana, presidenta de la Asociación de Empresarios de Santillana del Mar, ha explicado que estarán muy pendientes del recibo de la luz de los próximos meses aunque ya avanza que "el gasto se va a disparar en los hoteles" debido a que tienen que soportar el consumo de aires acondicionados, cámaras frigoríficas y de las propias habitaciones. Asimismo, hace referencia al impacto que tendrá en el consumo que se verá retraído si se repercute el aumento del coste de la electricidad: "el consumidor está ahogado y todo lo que tenga que ver con un aumento de costes básicos repercute en el presupuesto que destinan al ocio".

Otros de los sectores afectados es el de los talleres de reparación de vehículos. Aunque la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Zaragoza (Atarvez) considera que es pronto para valorar el impacto que tendrá en el sector, si apunta a que "afectará más a los negocios de chapa y pintura". Los talleres son grandes consumidores de energía.

Junto con ellos hay que añadir el conjunto del comercio que soporta elevados costes de electricidad al mantener encendidos rótulos y escaparates, o el sector de las peluquerías para el que la energía es una de sus principales costes variables ya que, por ejemplo, los secadores de pelo consumen un volumen alto de kilovatios todos los días.

Rebaja de impuestos

En el alza del precio de la luz influyen varios factores. El principal se encuentra en la decisión de la Unión Europea de sacar al mercado menos derechos de emisión de CO2 con el objetivo de preservar el medio ambiente. “Esto ha originado un incremento descomunal en la compra (de derechos de emisión). Su precio se ha triplicado y calculamos que el año próximo se pagará un 200%”, ha aclarado Coronado. Además, “si no se toman medidas la situación va para largo”.

A este respecto, Amor ha lanzado un mensaje al Gobierno, “es necesario bajar el IVA de la luz, ya que es un producto de primera necesidad para las familias y los autónomos”. De aplicarse el tipo superreducido del 4% el ahorro medio para las familias sería de 130 euros según los cálculos de la asociación de consumidores Facua.  

Por su parte el CEO de Podo va más allá y se muestra partidario de que la rebaja se aplique al “impuesto sobre la electricidad” que en la actualidad supone un 12% (7% grava la producción y 5,1% el consumo) y que el año pasado aportó a las arcas un montante de 1.306 millones de euros. Algo que parece bastante improbable si atendemos a lo acordado en la reunión mantenida la pasada semana entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Ambos habrían pactado establecer dos nuevos impuestos, uno por emisiones de CO2 y otro por daños medioambientales, con el fin de que el Estado ingrese 800 millones de euros adicionales cada año. Según las previsiones de la Hacienda la recaudación por este concepto se incrementará un 9,6%, superando los 1.430 millones de euros.

Los autónomos pagarán hasta 1.000 euros más por la subida de la luz