lunes. 18.01.2021

SE BARAJA UN SALARIO MÍNIMO DE ENTRE 958 Y 1.000 EUROS

Los autónomos podrían pagar hasta 1.050 euros más por empleado si subiera el SMI

El Gobierno se plantea subir el salario mínimo entre 8 y 50 euros al mes para 2021.

Los autónomos podrían pagar hasta 1.050 euros más por empleado si subiera el SMI

El Gobierno quiere subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ahora mismo está en 950 euros mensuales, para el año 2021.  Aunque dentro del Ejecutivo hay disparidad de opiniones. Por su parte, el Ministerio de Trabajo se reunió con los agentes sociales este martes para negociar este incremento que se mueve en una horquilla amplia, hasta los 1.000 euros al mes que proponen los sindicatos. 

Si así fuera y finalmente el Gobierno decidiera subir el salario mínimo a la mayor de las cuantías propuestas, como pretenden UGT y CCOO, los autónomos que tienen a empleados cobrando el SMI podrían llegar a ver incrementados los costes laborales por cada uno de sus trabajadores en hasta 1.050 euros al año. 

Este incremento se produciría en un año en que los negocios se encontrarán aún gravemente afectados por la crisis de la pandemia y cuya recuperación no se espera hasta bien entrado el 2022. Y en un momento en que los costes laborales ahogan a muchos autónomos que intentan mantener sus negocios a pesar de que buena parte afrontan caídas de ingresos superiores al 60%.

Tras asistir a la Mesa de Diálogo Social que aborda la revisión del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2021, el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, aseguró que el Gobierno se sentó a negociar "sin marcos cerrados" pero que "congelar el salario mínimo" para el próximo año es una opción casi descartada, ya que "sería una anomalía que sólo ha ocurrido dos veces en democracia, entre 2012 y 2014. Esta crisis es distinta y las soluciones van a ser netamente diferentes". 

De momento, y a la espera de la próxima reunión prevista para el lunes 21, las posiciones siguen distanciadas: el Ministerio de Trabajo apuesta por que el SMI suba algo el año que viene, los empresarios se mostraron en contra y los sindicatos llegaron a proponer un incremento hasta los 1.000 euros mensuales, es decir, quieren aumentar el suelo salarial de los 13.300 euros al año en los que está fijado a día de hoy hasta los 14.000. 

Los autónomos pagarían entre 150 y 1.000 euros al año más por trabajador

Sin embargo, aunque esta subida del SMI, de entorno a 50 euros mensuales, a simple vista, pudiera parecer pequeña, "teniendo en cuenta que el pago de cotizaciones suele suponer, de media, un 33% de la nómina de los empleados, cualquier incremento afectará y mucho a los autónomos que se vean obligados a actualizar este suelo salarial", explicó Luis San José, abogado laboralista del despacho AGM abogados.

Según explican los expertos, en un momento como el actual, con la crisis que ha originado las restricciones obligadas para evitar contagios, "muchos negocios se verán en serias dificultades para afrontar una mayor carga salarial". Máxime cuando la mayoría estaba esperando contener costes y aumentar algo los ingresos en el año que empieza para recuperar lo perdido en el 2020. Además de los que ya se estaban planteando reducir plantilla sin contar con este nuevo incremento salarial. 

De hecho, y teniendo en cuenta esta media del 33% que pagan los empresarios por cada trabajador -habitualmente, el porcentaje oscila entre un 30% y un 36%-, a día de hoy, con el SMI fijado en 13.300 euros anuales (950 euros mensuales en 14 pagas al año), lo que paga realmente el empleador por cada uno de sus empleado ascendería, como mínimo, a 17.689 euros. Si el SMI subiera a 14.000 euros anuales (1.000 euros en 14 pagas), entonces el coste total de cada empleado se dispararía hasta los 18.620 euros anuales.

Así, si finalmente se produjera la subida que solicitan los sindicatos, los autónomos con empleados cobrando a día de hoy el mínimo fijado por ley, tendrían que pagar alrededor de 1.050 euros más al año por cada uno de sus trabajadores que estén situados en este umbral mínimo. 

No obstante, diferentes expertos aseguraron que, si bien el Gobierno tiene casi descartado congelar el SMI, también estaría distanciado de la posición de los sindicatos de aumentarlo hasta los 1.000 euros.

La subida mínima que baraja el Gobierno supondría 150 euros por empleado

Al parecer, la posibilidad hacia la que más se decanta el Ejecutivo sería incrementar el salario en porcentajes cercanos a las pensiones y los sueldos de los funcionarios, es decir, entorno a un 0,9% -alrededor de ocho euros más al mes-. Aún con todo, y en el supuesto en el que sólo subiera el salario mínimo de los 950 euros mensuales a los 958 euros, los autónomos también notarían el incremento en sus costes laborales.

Siguiendo el mismo calculo, si el actual umbral se encuentra fijado en 13.300 euros anuales y lo que pagan realmente los autónomos por cada empleado en este SMI sería 17.689 euros, con esta actualización, la nómina anual de cada trabajador se dispararía hasta los 13.412 euros anuales y los costes que asume el autónomo aumentarían hasta lo 17.837. Es decir, pagarían aún con todo entorno a 150 euros de más al año por cada trabajador percibiendo el salario mínimo. 

¿A qué autónomos afectaría la subida?

Algunos expertos aseguran que el incremento tendrá consecuencias tanto para los empresarios como para el 41% de los autónomos con asalariados que tienen contratados a sus empleados según el SMI. Todos ellos verán aumentar sus costes laborales.  

Según Luis San José, abogado laboralista del despacho AGM abogados, el incremento se notará sobre todo entre aquellos autónomos "al frente de actividades que no tienen convenio colectivo y que, a falta de categorías con salarios fijados, decidan pagar a sus empleados el mínimo actual, es decir, 950 euros mensuales. Para estos empleadores va a ser un verdadero golpe. Sin embargo, cada vez hay menos actividades fuera de convenio".

Una de ellas sería, por ejemplo, "las actividades de transporte de viajeros por vía marítima, y de barcos para eventos, que ahora mismo no están sujetos a ningún convenio y que, de pagar por el mínimo a sus empleados, tendrían que actualizar tarde o temprano la nómina de los trabajadores", apuntó Jaume Barcons, abogado laboralista de la Gestoría Barcons.

Otra posibilidad, según apuntaron ambos expertos, "sería la de una actividad que sí esté sujeta a convenio pero que, no obstante, tenga alguna de las categorías fijadas en el actual salario mínimo".

En este caso, es posible que con la subida del SMI se tuviera que actualizar la nómina de los empleados de esta categoría. "Por ejemplo, sería el caso de los gimnasios e instalaciones deportivas que, a nivel nacional, pueden pagar a algunos empleados según convenio un salario de 950 euros mensuales por 14 pagas", apuntó San José. 

El Gobierno estaría planteando una subida de entre el 0,9% y el 2,5%

Al parecer, en la mesa de negociación que continuará el próximo lunes habría tres posturas diferenciadas: la de la patronal, que se niega a incrementar el SMI y que, de hecho, incluso habría propuesto bajar el suelo en vez de subirlo; la del Ministerio de Trabajo, que quiere incrementar este suelo salarial; y la de los sindicatos.

Lo que está claro, según declaró el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, tras la reunión mantenida con los agentes sociales, es que su departamento "descarta" la congelación de este salario mínimo. De hecho, su Ministerio valora "de manera muy entusiasta" la política de subida del salario mínimo que se ha producido en los últimos años -de 739 a 950 euros-.

Aunque, de momento, Pérez aseguró que el Ejecutivo está abierto a negociar y no propuso ningún número, sí que aclaró que "no trabaja en la línea de mantener el SMI" actual, como recomendaban algunas partes del Gobierno como la propia ministra de Economía, Nadia Calviño.  A pesar de que el secretario de Estado de Empleo se negó a concretar horquillas, sí que apuntó algunas referencias que se estarían teniendo en cuenta como la inflación esperada o el aumento de productividad previsto, que movería el SMI entre un 0,9% y un 2,5%. 

Según Perez Rey, las patronales CEOE y CEPYME -que todavía no han comparecido tras el encuentro-, se opusieron a la subida. En este sentido, el secretario de Estado de empleo advirtió que el incremento se puede llevar a cabo, aún sin el apoyo de los empresarios: "no siempre hay un respaldo unánime pero la falta de este respaldo no impide que el Gobierno cumpla con sus iniciativas o explore soluciones distintas con otros integrantes. Es distinto diálogo social de acuerdo social".

¿Cómo ha evolucionado el SMI en los últimos años?

La subida del SMI hasta los 1.000 euros es una propuesta que han puesto encima de la mesa los sindicatos en reiteradas ocasiones y que, hasta ahora, ha terminado siempre descartada. A pesar de ello, el Gobierno sí ha llevado a cabo varias subidas en los últimos dos años, más o menos graduales y que han afectado de forma importante a los costes laborales de autónomos y pequeños negocios.

Cabe destacar que entre 2018 y 2020 los empresarios y trabajadores españoles vieron como el SMI se fue incrementado de los 735,9 euros a los 900 y, por último, a los 950.  Ésta es la mayor subida que se ha producido en un país europeo en tan poco tiempo, a excepción de Alemania que pasó de no tener un sueldo mínimo, al suelo salarial actual de aproximadamente 1.600 euros .

A pesar de que algunos organismos como el Banco de España apuntaron en varias ocasiones al efecto negativo que tendrá la subida sobre la creación de empleo, para el Gobierno “no hay afectación directa a la creación de puestos de trabajo”, aseguró Díaz respecto a la anterior subida.  Para la ministra supone "un elemento positivo” que redunda tanto en el consumo como en la recaudación de la Seguridad Social. Aunque, en realidad, lo pagarán los empleadores españoles ya sean autónomos o empresarios.

Los autónomos podrían pagar hasta 1.050 euros más por empleado si subiera el SMI