sábado. 24.08.2019

SEGÚN LA CONFEDERACIÓN DE SOCIEDADES DE GARANTÍA

Autónomos y pymes podrían crear 390.000 empleos si lograsen la financiación adecuada

Autónomos y pymes podrían crear 390.000 empleos si lograsen la financiación adecuada

Si tan solo el 15% de los autónomos y pymes españoles consiguiesen la financiación adecuada, el colectivo podría crear casi 400.000 puestos de trabajo en tres años, según un reciente informe publicado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-Cesgar). El estudio también señala que ha crecido el número de compañías que requieren financiación bancaría y que también se han reducido las dificultades para acceder al crédito.

Autónomos y pymes podrían crear 390.000 empleos si lograsen la financiación adecuada

El 15% de los autónomos y las pymes españolas, alrededor de 140.000 compañías, podrían crear hasta 390.000 puestos de trabajo en tres años si logran la financiación adecuada, según el ‘VII Informe sobre Financiación de la Pyme en España’ presentado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-Cesgar).

Según este estudio, un 42,3% de autónomos y pequeñas y medianas empresas espera que su facturación aumente en el próximo año, un 5% menos que el año pasado y, de este porcentaje, solo un 7,6% considera que ese aumento será significativo. Un 40,8% cree que obtener financiación será clave para mantener el empleo ya existente. Estas compañías alegan que, debido a la falta de acceso al crédito, han reducido sus previsiones de creación de puestos de trabajo.

Crece el número de compañías que requieren financiación bancaria

Casi uno de cada cinco negocios españoles (19,7%) señala en este informe haber requerido financiación bancaria en los seis últimos meses, lo que significa un aumento de más de un 2% con respecto al año anterior (17,5%). No obstante, un 82,6% de negocios con necesidades de crédito en los últimos seis meses han recurrido a fuentes no bancarias.

Destaca el notorio aumento de la demanda de crédito a proveedores, cuya utilización se ha incrementado hasta el 56,1%, cuando hace un año solo significaba un 32,8%. A este producto le siguen las líneas de crédito, que han aumentado hasta alcanzar el 24,6%; los préstamos bancarios, con un 21,6%; el arrendamiento financiero, que se ha situado en el 7,9%; el confirming y renting, cuyo nivel de utilización se incrementa de manera notable, situándose en un 7,4%; y, por último, el factoring, con un 1%.

Se reducen las dificultades de acceso al crédito

A pesar de que el pensamiento predominante es el de que se han reducido las dificultades que tienen los negocios a la hora de dar respuesta a sus necesidades de financiación, según ha asegurado un 50,9% de los encuestados, el 18% sostiene que los dos principales obstáculos para financiarse son el precio de los créditos y la falta de garantías solicitadas (18%).

Aumenta ligeramente el porcentaje de autónomos y pymes que considera que las entidades financieras no comprenden adecuadamente sus negocios (del 5,5% en septiembre de 2017 al 7,3% en el mismo mes de 2018). Sin embargo, disminuye el número de éstas que consideran un obstáculo los trámites administrativos o riesgos del sector (del 10,4% en 2017 al 3,2%).

¿Para qué necesitan los autónomos y las pymes la financiación?

Más de un 14% del colectivo requieren de acceso a crédito para poner en marcha o consolidar sus negocios. No obstante, el 64% de los que recurren a financiación externa es para obtener liquidez para el día a día de sus empresas. A pesar del significativo volumen de autónomos que solicitan la financiación para cubrir sus necesidades empresariales diarias, esté se ha reducido en el último año en favor de la necesidad de crédito para inversiones en equipo productivo (21,5%) y de inversión en inmuebles (10,4%). 

Autónomos y pymes podrían crear 390.000 empleos si lograsen la financiación adecuada