jueves. 05.08.2021

SI FUERON BENEFICIARIOS DE LAS AYUDAS HASTA EL 31 DE MAYO

Los autónomos que no hayan solicitado de nuevo el cese de actividad sólo tendrán que pagar el 25% de su cuota

Tesorería General de la Seguridad Social
Más de 200.000 autónomos que fueron beneficiarios hasta el 31 de mayo de alguna de las prestaciones por cese de actividad, y no hayan solicitado las nuevas ayudas, sólo tendrán que pagar este mes un 25% de su cuota. Es decir, 72 euros si cotizan por la base mínima. 
Los autónomos que no hayan solicitado de nuevo el cese de actividad sólo tendrán que pagar el 25% de su cuota

Los autónomos que fueron beneficiarios del cese de actividad hasta el pasado 31 de mayo sólo tendrán que pagar un 25% de su cuota a la Seguridad Social, ya que si no vuelven a pedir las nuevas prestaciones vigentes tienen exonerado un 75% del pago de sus cotizaciones mensuales a la Tesorería.

Así pues, teniendo en cuenta que en junio hubo 230.000 autónomos que volvieron a solicitar las ayudas por cese de actividad y que en mayo hubo 442.000 que cobraron la prestación, se calcula que más de 200.000 autónomos estarán acogidos este mes a esta exención del 75% de su cuota por haber cobrado el cese hasta mayo y no haberlo solicitado de nuevo. El resto de beneficiarios no tendrán que pagar nada, ya que estarán exentos al 100% por las nuevas prestaciones que hayan solicitado.

La orden de cobro de las cotizaciones al colectivo se gira entorno al día 15 de cada mes, por lo que aquellos autónomos que, en esta fecha, sigan sin haber solicitado ninguna de las nuevas prestaciones disponibles pero sí lo hayan hecho hasta mayo, tendrán automáticamente exonerada su cuota en un 75%. Esto significa que, en el caso de que coticen por la mínima, la Tesorería sólo les cobrará 72 euros por sus cotizaciones en julio.

Exoneración de un 75% de la cuota a antiguos beneficiarios de las ayudas

Esta ayuda en forma de exenciones ya se puso en marcha el pasado verano, y esta vez viene recogida en el Real Decreto-Ley 11/2021, de 27 de mayo, sobre medidas urgentes para la defensa del empleo, la reactivación económica y la protección de los trabajadores autónomos. En el artículo 5, la norma recoge la "exención en la cotización a favor de los trabajadores autónomos que hayan percibido alguna modalidad de prestación por cese de actividad al amparo de lo dispuesto en el Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero". 

Así, desde el pasado 1 de junio, los autónomos que estuvieran dados de alta en estos regímenes y vinieran percibiendo el 31 de mayo alguna de las prestaciones por cese de actividad previstas en los artículos 6 y 7 del Real Decreto-ley 2/2021,  tendrán derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Concretamente, estos artículos regulan la conocida POECATA y la prestación extraordinaria de cese de actividad para aquellos trabajadores autónomos que no puedan causar derecho a la prestación ordinaria de cese de actividad, que a mes de mayo percibían entorno a medio millón de autónomos. 

Todos ellos tienen dos opciones: o bien solicitar una de las nuevas prestaciones por cese -en cuyo caso, quedarán exonerados al 100% desde el primer día del mes siguiente- si prevén una caída de la facturación o bajos rendimientos en verano, o bien no solicitar ninguna de ellas y beneficiarse de exoneraciones decrecientes durante los próximos cuatro meses en su cuota de la Seguridad Social.

Estas exoneraciones son de:

  • El 90% de la cuota de autónomos del mes de junio (sólo pagaron un 10%)
  •  El 75% de la cuota de autónomos del mes de julio (pagarán un 25%)
  • El 50% de la cuota de autónomos del mes de agosto (abonarán la mitad de su cuota)
  • El 25% de la cuota de autónomos del mes de septiembre (pagarán el 75% de sus cotizaciones)  

De este modo, los autónomos que cotizan por la base mínima tendrán que abonar en julio 72 euros; en agosto 145 euros; y en septiembre 216 euros.

Cabe recordar, que las ayudas aprobadas por el Gobierno y que entraron en vigor en junio y hasta septiembre prevén cinco tipos de modalidades que pueden cubrir las diferentes circunstancias en las que se encuentren los trabajadores por cuenta propia: prestaciones extraordinarias por suspensión o bajos ingresos, POECATA, y prestación para autónomos de temporada. Todas ellas tendrían las cuotas exoneradas de uno u otro modo.  

Algunos autónomos tendrán que devolver una cuota a la Seguridad Social

En algunos casos, como la POECATA, se haría como en las últimas prórrogas: el autónomo será el que abone a la Tesorería sus cotizaciones en un primer momento y su mutua le devolverá este dinero cada mes junto al pago de la prestación. En otro casos, como la prestación por cierre de la actividad, la exención es todavía más directa ya que el autónomo ni si quiera tendrá que abonar su cuota a la Seguridad Social mientras su negocio permanezca cerrado. 

Sin embargo, cabe recordar que, aunque los autónomos acogidos a estas prestaciones están exonerados del pago de su cuota, este mes, como ya avanzó este diario, podrían tener que pagar un mínimo de 250 euros, además del pago de las cotizaciones de julio -que luego les será devuelto-. 

Los autónomos que solicitaron en junio el cese de actividad recibieron el mes pasado, por error, un mínimo de 250 euros más en su cuenta y, este mes, es posible que tengan que devolver ese dinero a la Tesorería, según confirmaron fuentes de la Seguridad Social. Alrededor de 200.000 trabajadores por cuenta propia que pidieron las nuevas ayudas fueron exonerados de su cuota por partida doble: en un primer lugar sólo pagaron el 10% de sus cotizaciones mensuales, pero luego las mutuas les devolvieron su cuota como si la hubieran abonado al completo. 

Esto sucedió, en primer lugar,  porque las exoneraciones que van ligadas a buena parte de las modalidades de cese de actividad no son instantáneas. Primero el autónomo abona su cuota y, luego, la Tesorería, a través de las mutuas, la devuelve. El problema es que con las nuevas prestaciones, la Seguridad Social no sabía qué autónomos iban a pedir las ayudas por cese de actividad y, por defecto, exoneró de un 90% de la cuota a todos los que vinieran cobrando hasta mayo las ayudas, como venía recogido el Real Decreto 11/2021 que regula estas ayudas.

Ahora bien, como muchos de esos autónomos volvieron a solicitar el cese de actividad, sólo pagaron un 10% de sus cotizaciones y luego su mutua les devolvió la cuota íntegra. Todos estos trabajadores por cuenta propia están en deuda con la Tesorería. Por ello, a finales de este mes, según confirmaron fuentes de la Seguridad Social, se regularizarán estos pagos que se les abonó por error. "El proceso de regularización se produce en el mes en el que la mutua comunica la información de la prestación reconocida. Es probable que las mutuas ya hayan intercambiado con la Tesorería la información de los autónomos que solicitaron antes del 30 de junio la prestación, ya que estos datos suelen tardar como mucho un mes", confirmaron las mismas fuentes. 

Los autónomos que no hayan solicitado de nuevo el cese de actividad sólo tendrán que pagar el 25% de su cuota