Lunes. 24.06.2019

ASÍ SE LO HA COMUNICADO ATA AL GOBIERNO

Los autónomos rechazan subidas de las bases mínimas superiores al 1,5%

Los autónomos rechazan subidas de las bases mínimas superiores al 1,5%

La propuesta que ha realizado el Gobierno de subida de las bases mínimas de cotización a los trabajadores autónomos en 2019 cuenta con la oposición de las asociaciones representativas mayoritarias. En concreto, ATA rechaza de plano, y así consta en un documento que ha remitido este miércoles al Ministerio de Trabajo, los tres escenarios propuestos por la Secretaría de Estado de Seguridad Social, que apuntan incrementos del 1,25%, del 6,25% y del 12,25% y afirma que sólo apoyará una subida máxima de hasta el 1,5%. También se opone a la modificación de la tarifa plana y reclama una cuota reducida de 50 euros para los autónomos que facturen menos que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Los autónomos rechazan subidas de las bases mínimas superiores al 1,5%

La primera reunión entre representantes del Ministerio de Trabajo y las asociaciones de autónomos fue intensa en debates y propuestas. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, puso sobre la mesa una subida de las bases mínimas de cotización para todos los autónomos sin excepción, incluidos aquellos cuyas rentas no alcanzan el SMI. Planteó tres escenarios a elegir: aumento del 1,25%, con lo que la mínima quedaría en 944 euros al mes (ahora es de 932,7 euros); aumento del 6,25%, con lo que quedaría en 990 euros; y 12,25%, con lo que subiría a 1.050. Estas bases supondrían una aumento en las cuotas de 40 euros, 200 euros y 420 euros al mes más respectivamente. La Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha mostrado su rechazo y afirma, en un documento enviado este miércoles al Ministerio de Trabajo, que “únicamente apoyará una subida máxima de hasta el 1,5% en 2019, igual a la que se ha venido realizando de media desde hace 25 años”.

El Gobierno, en palabras de Octavio Granado, pretende que las nuevas bases incluyan la cobertura obligatoria de enfermedades profesionales, formación y cese de actividad. La asociación mayoritaria está de acuerdo en incluir en las bases de cotización estas contingencias por cuanto fue ATA la que propuso que se ofrecieran dentro de un mismo pack,  pero se niega a que el tipo que se aplica a la base de cotización para calcular la cuota que el autónomo ha de abonar a la Seguridad Social, y que ahora es del 29,9% suba más allá del 31,2% al incluirlas. En el escenario de una subida de la base mínima del 1,25% el tipo asciende hasta el 33,7%, si bien baja para el escenario del 6,25% (31,8%) y se sitúa en el 31,2% para la subida del 12,25%, un 1,4% más que la actual. La asociación argumenta que si es posible hacerlo con una base mínima de cotización de 1.050 euros al mes también debería ser posible con una base mínima de 944 euros. "Decir lo contrario sería aceptar que, por ejemplo, el tipo para una contingencia como el desempleo en el Régimen General tendría que ser más alto para un trabajador en la base mínima y más bajo para un trabajador que está en la base máxima", explica el texto remitido al Gobierno.

Hay otra cuestión: el cese de actividad. ATA está de acuerdo en que se incluya para todos los autónomos pero no antes de que se mejore esta prestación. En la actualidad, el llamado "paro de los autónomos" no funciona. De cada 100 euros recaudados por cotizaciones de este contingencia, sólo 15 euros se destinan a cubrir el llamado paro de los autónomos y sólo el 15% de éstos cotizan por cese de actividad debido a los duros requisitos que marca la ley para cobrar la prestación. ATA propone precisamente acordar una modificación de estos requisitos ya que para muchos autónomos actualmente les es imposible cobrar la prestación aunque hayan pagado la cuota y cesen en su actividad, porque no pueden demostrar pérdidas, como es el caso de los que tributan por módulos.

Subida del SMI

Hace unos días, el Gobierno se comprometió a que la subida acordada del 22,3% del SMI no afectaría a los autónomos con menos facturación. El mismo presidente Pedro Sánchez lo dijo en el Congreso de los Diputados y su socio parlamentario de Podemos, Pablo Echenique, lo reafirmó. Sin embargo, el secretario de Estado de Seguridad Social dio por hecho la subida de bases de cotización de los autónomos, anuncio que fue criticado ayer por la formación morada que insistió en que el pacto presupuestario con el Gobierno pasaba por excluir a los autónomos de cualquier subida de sus cotizaciones. 

La propuesta presentada ayer por la secretaría de Estado de la Seguridad Social no discrimina y, en principio, incluye a los autónomos que facturan menos que el SMI. Por ello, ATA reclama una disposición normativa que entre en vigor a partir del 1 de enero de 2019 para aquellos autónomos cuya facturación esté por debajo del SMI con el fin de que tengan una cuota reducida "que podría ser de unos 50 euros". Esta normativa serviría, además, para disipar la incertidumbre en ejercicios siguientes en los que el SMI seguirá subiendo. Para 2020 ya se ha anunciado que se pretende llegar a los 1.000 euros mensuales.

Sorpresivamente, en el Pleno del Congreso de este miércoles, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha dado un nuevo giro en este tira y afloja de declaraciones del Gobierno matizando lo que 24 horas antes la secretaría de Estado de Seguridad Social había planteado a las organizaciones de autónomos sobre la futura situación de los que facturan menos. Asegura ahora que los que estén por debajo del SMI "no pagarán 300 euros al mes, eso vaya por delante", en una contestación a una pregunta de Ciudadanos sobre este asunto. La titular de Trabajo ha querido explicar que la propuesta hecha ayer a los autónomos por su secretario de Estado "forma parte de un primer encuentro en el que trabajar para reformar el sistema de cotización del RETA".

El problema para este colectivo podría ser mayor en tanto que Trabajo informó en la reunión de ayer que la modificación del sistema de cotización de los trabajadores por cuenta propia -en la que se abordaba el problema de los trabajadores por cuenta propia con menos ingresos- y la adecuación de las cotizaciones a los ingresos reales, “no se abordará hasta 2019”, con lo que su entrada en vigor no llegará hasta 2020. A este respecto, ATA y UPTA presentaron el pasado julio a Trabajo una propuesta conjunta por la cual se tengan en cuenta, para las cotizaciones, los rendimientos netos del autónomo en el año anterior y fijar tramos.

Tarifa plana

ATA recuerda en el documento a los responsables de la Seguridad Social que la tarifa plana “ha sido un éxito comprobable”. La intención de Trabajo es modificar su campo de aplicación e, incluso, subirla a 75 euros desde los 50 actuales. ATA “no aceptará modificaciones en la tarifa plana de 50 euros” porque, argumenta, el crecimiento del RETA se ha triplicado respecto a 2017, ha servido para combatir la economía sumergida y ha ayudado a consolidar negocios. En definitiva, “ha permitido a un millón de autónomos iniciar una actividad”. Por otra parte, la asociación considera que no ha pasado ni un año desde que entró en vigor la ampliación a 12 meses de la tarifa plana, por lo que es aún pronto para evaluar su impacto y hacer modificaciones. Según Lorenzo Amor, presidente de ATA, no se puede evaluar una tarifa plana cuya ampliación a 12 meses entró en vigor el pasado enero y muchos de los que la solicitaron no llevan ni diez meses disfrutándola. También se preguntaba ayer por qué al Gobierno del PSOE no le gusta ahora la tarifa plana cuando la Ley de Reformas Urgentes para el Trabajo Autónomo se aprobó con el voto unánime del Congreso incluidos los votos socialistas. 

Autónomos empleadores

Otro aspecto que preocupa a ATA es la repercusión que va a tener la subida de las bases mínimas en los autónomos que tienen trabajadores a su cargo y que suman un millón contando a los societarios con actividad familiar. El aumento de las bases mínimas de cotización del Régimen General en un 22,3% va a suponer un incremento de los costes salariales de este millón de autónomos, lo que ATA “no puede aceptar” porque los ingresos de esos autónomos no experimentarán el mismo incremento en 2019. Los costes serán, afirma ATA, de entre 2.800 y 4.500 euros por trabajador dependiendo de si se encuentran en el SMI o en la base mínima del Grupo I del Régimen General. Este gasto es "inasumible" para este colectivo.

Por último, ATA insta al Gobierno a abordar la situación de los 60.000 afiliados al RETA que sufren una baja de larga duración y por ese motivo ver mermados sus ingresos, aunque tengan que seguir haciendo frente al pago de la cuota a la Seguridad Social.

Los autónomos rechazan subidas de las bases mínimas superiores al 1,5%