viernes. 17.09.2021

ATA FIJARÁ POSICIONES

Los autónomos se reunirán el lunes con el Gobierno para hablar sobre la cotización por ingresos reales

escriva-amor-seguridad-social-ata
El ministro Escrivá con los representantes de las organizaciones de autónomos.

El Gobierno y las organizaciones de autónomos abordarán el próximo lunes el segundo bloque de reformas del sistema de pensiones. Concretamente sobre si es posible crear un sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos. 

Los autónomos se reunirán el lunes con el Gobierno para hablar sobre la cotización por ingresos reales

La negociación para la posible puesta en marcha de un sistema que permita a los trabajadores autónomos cotizar por sus ingresos reales ya tiene fecha. El próximo lunes 13 de septiembre, el Gobierno se reunirá con las organizaciones de autónomos (ATA, UPTA y UATE) para abordar, por primera vez después de la parada de verano, una de las reformas más complejas a las que se enfrentará el Ejecutivo en su segunda mitad de la legislatura. El lunes se iniciará con esa reunión una negociación que presumiblemente será complicada por la dificultad de encontrar fórmulas válidas para el conjunto del colectivo dada su heterogeneidad. Y por la posibilidad de que la reforma, al final, suponga un aumento de cuotas para muchos autónomos. El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, afirmó en una entrevista concedida a este diario digital que “no pasaría a la historia por validar una reforma que suba la cuota al 50% de los autónomos".

La creación de un mecanismo que permita a los trabajadores por cuenta propia cotizar en función de sus rendimientos netos forma parte del segundo bloque de la reforma del sistema de pensiones que dirige el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración. Junto con la inclusión de un mecanismo de equidad intergeneracional al cálculo de las pensiones. El Ministerio dividió en dos partes la reforma del sistema de pensiones. Una primera que ha sido ya aprobada por el Consejo de Ministros en agosto y que se encuentra en trámite parlamentario. Y esta segunda que afecta específicamente a los autónomos.

Desde ATA mostraron su preocupación ante la premura del Gobierno para empezar a hablar de ingresos reales cuando el Parlamento aún no ha dado luz verde al primer bloque de reformas. Recordamos que se encuentra en trámite parlamentario, lo que significa que puede sufrir enmiendas e, incluso, puede ser tumbada si el Ejecutivo no consigue una mayoría. Es una reforma de una ley clave y necesita el consenso parlamentario. Y a los autónomos les preocupa que se afronte la segunda parte sin tener aprobada la primera en el Parlamento.

Por su parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, lleva tiempo insistiendo en su deseo de que exista un sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos en el en torno de la primavera de 2022. Y que su entrada en vigor, según marca el acuerdo de pensiones, se produzca el 1 de enero de 2023.

La complejidad de la reforma

Hasta la fecha, ninguna de las propuestas presentadas por el Ministerio para la creación un sistema de cotización por ingresos reales convencen a los autónomos. Son varias las organizaciones que se han posicionado en contra de este sistema públicamente. Entre ellas, se encuentra ATA -la mayor organización de autónomos-. Si bien la Federación cree que la meta de cotizar por ingresos reales es muy ambiciosa, también critica que será muy compleja de lograr.

A su modo de ver, la heterogeneidad del colectivo hace que los diferentes sistemas planteados no sean justos para los 3,2 millones de profesionales que conforman el colectivo de autónomos. Ya que, entre otros aspectos, es muy difícil conocer los ingresos reales, o mejor dicho rendimientos netos (ingresos menos gastos) que va a tener un autónomo, para que se establezca una base de cotización.

A esa complejidad, también se le une el hecho de que a muchos profesionales por cuenta propia les cuesta justificar los gastos que tienen para ejercer su actividad. Sobre todo, entre los profesionales que no pueden deducirse gastos porque no tienen local, no compran utillaje. A estos profesionales Hacienda no les acepta desgravarse los gastos corrientes de su actividad. Por lo tanto, los ingresos que reciben parecen rendimientos netos cuando no lo son porque tienen gastos que no se pueden deducir y sería éstos ingresos totales los que calcularía la Seguridad Social para marcarles obligatoriamente su cuota. El cálculo de esos rendimientos netos para millones de profesionales no serían totalmente ‘justo’, dado que sus desgravaciones están limitadas. Ocurre todo lo contrario, y es mucho más sencillo de calcular, cuando ese autónomo dispone de un local y de una actividad en donde se pueden justificar inversiones, puesto que a los ingresos que reciben pueden restársele fácilmente los gastos de su actividad.

La reforma subiría la cuota a los autónomos

Precisamente, ATA comprobó en un estudio  la desigualdad de la cotización por ingresos reales en base a una de las propuestas del Gobierno. El documento, que fue divulgado el pasado octubre, concluía que la “medida planteada dejaría fuera a la mitad de los trabajadores por cuenta propia y subiría la cuota a 700.000 autónomos. Ya que se trata de un sistema que sólo se podría aplicar a aquellos autónomos que tributan en estimación directa y, además, a aquellos sobre los que se puedan conocer sus rendimientos netos. Estos suman 1,5 millones, algo menos de la mitad de los 3,2 millones que están afiliados al Régimen de Autónomos".

Por eso, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, es contrario a la reforma y aseguró en una entrevista que “no iba a pasar a la historia por validar una reforma que suba la cuota al 50% de los autónomos". Y aseguró que “si implantar este sistema de cotización por ingresos reales significa subir la cotización a más de 1,5 millones de autónomos, será una decisión que tengan que tomar los propios políticos. ATA no estará ahí”.

Asimismo, recordaron fuentes de la negociación, la creación sistema de cotización por ingresos reales que suba la cuota a los autónomos sería ir en contra de la recomendación del Pacto de Toledo. Que alude específicamente a que la creación de este nuevo mecanismo de cotización debe realizarse “de manera gradual y acomodándose a la gran variedad de situaciones del colectivo”. Y señala que debe realizarse dentro del “marco del diálogo social” con el objetivo de “aproximar las bases de cotización de los trabajadores autónomos a sus ingresos reales, de manera que no se vean perjudicados los elementales principios de contributividad y de solidaridad en los que se fundamenta el sistema […]”, como recoge la recomendación .

ATA a favor de bajar la cuota a los autónomos

ATA ha manifestado en multitud de ocasiones que no será partícipe de una subida de cuota a los trabajadores autónomos, pues considera que pagan suficiente y más en estos momentos de incertidumbre económica generada por la pandemia. No obstante, sería diferente si el sistema que saliese adelante bajase la cuota a los autónomos.

Desde ya cuando gobernaba el Partido Popular ATA pidió que se bajara la cuota a los autónomos con bajos ingresos. La Federación ha propuesto en varias ocasiones la creación de cuotas de autónomos reducidas para aquellos autónomos con ingresos reales por debajo de los 12.000 euros al año. Incluso llegó a plantear que los trabajadores por cuenta propia cuyos rendimientos representen un 25% del SMI pagasen sólo una tarifa de 50 euros. Que para los que ingresan la mitad del SMI, esa tarifa fuera de 100 euros mensuales y aquellos cuyos rendimientos estuvieran en torno al 75% del SMI pagasen 150 euros de cuota. Y que aquellos que estén entre el 75% del SMI y el propio salario mínimo, disfrutaran de una cuota de 200 euros al mes.

Todo puede ser mucho más sencillo si se destopan las bases

Pese a todo ello, ATA considera que pueden ejecutarse medidas más sencillas y rápidas que hagan a los autónomos incrementar su cotización. Una de ellas es destopando la cotización para los mayores de 48 años.

En estos momentos, y como marca la ley, muchos de los trabajadores por cuenta propia mayores de 48 años no pueden incrementar su base de cotización. Éstos conforman el 50% de los trabajadores por cuenta propia y son justamente a los que les interesaría cotizar más, para obtener una mejor pensión de jubilación. 

El presidente de la Federación, y vicepresidente de CEOE, Lorenzo Amor, explicó en la entrevista mencionada que “hoy mismo, un autónomo mayor de 48 años con un rendimiento neto de 3.000 euros no puede cotizar por sus ingresos reales, porque no le dejan cambiar su base de cotización por encima de 2.000 euros, la tiene topada. El problema está ahí. Y nosotros no vamos a pasar a la historia por ser cómplices de un sistema que le suba la cotización a más de la mitad de los autónomos, sin que sepan además cómo va a ser luego su pensión. Porque tenemos claro que a los pensionistas de ahora se les va a subir la pensión con el IPC: Lo que no tenemos tan claro es que a los cotizantes de hoy les suba su pensión en el futuro por el IPC, o su prestación tenga la tasa de reposición que tienen hoy las nuevas pensiones”.

Los autónomos se reunirán el lunes con el Gobierno para hablar sobre la cotización por ingresos reales