lunes. 30.11.2020

TRABAJO Y LAS ORGANIZACIONES FIRMAN UN ACUERDO

Los autónomos tendrán acceso a planes de formación específicos para ellos

Los autónomos llevan años esperando la puesta en marcha de un programa específico de formación para ellos. El Gobierno ha firmado un acuerdo con las organizaciones representativas para detectar estas necesidades formativas. 

Los autónomos tendrán acceso a planes de formación específicos para ellos

Los autónomos tendrán la posibilidad de acceder a cursos públicos desarrollados específicamente para ellos. Este miércoles, el Gobierno dio luz verde al Plan de Impulso a la Formación Profesional del Trabajo Autónomo y la Economía, fruto de un acuerdo con las organizaciones representativas. A través de él, los trabajadores por cuenta propia podrán acceder a programas de formación especializados, por los que llevan más de un año cotizando.

Hasta el momento, los autónomos tenían muchas dificultades para formarse a través de alguna iniciativa de carácter público. Esto es por que, por norma general, los cursos estatales no están enfocados a las necesidades formativas del colectivo y se centran más en cubrir las de los asalariados; o se imparten en unas horas que no son compatibles con el horario de apertura de una pequeña tienda, por ejemplo. De ahí, la importancia de que este Plan recoja, entre sus puntos a desarrollar, el estudio de las necesidades formativas de los trabajadores por cuenta propia.

Éste es uno de los tres ejes de actuación que contempla la iniciativa presentada por la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. Durante su intervención, calificó de “vital” detectar las necesidades formativas de los trabajadores autónomo. Y añadió que “la versatilidad misma del trabajo por cuenta propia exige un estudio previo, amplio y riguroso, sobre los modelos de formación más adecuados. Es un paso indispensable”.

Además, Díaz encomendó esta misión de estudio a las organizaciones de autónomos: "sois vosotros los que estáis en mejores condiciones para obtener el diagnóstico más certero y, sobre él, diseñar las acciones formativas más acertadas para apoyar a este colectivo de cara al futuro".

Pero, la titular de Trabajo va un paso más allá y no sólo consideró que es importante adaptar los futuros cursos públicos a las necesidades de aprendizaje de los autónomos, sino también al contexto dónde llevan a cabo su actividad. “Tenemos que conocer cual es la realidad productiva de cada localidad y de cada comarca de este país, para que podamos adaptar la formación de los autónomos a la realidad de cada uno de nuestros territorios”, apuntó.

Otro de los puntos de actuación del nuevo plan de Formación para los autónomos es la puesta en marcha de diferentes actuaciones de asesoramiento y orientación. Según Díaz, “son claves para el sostenimiento de los proyectos de emprendimiento”. Y también de difusión y comunicación, para que los pequeños negocios conozcan la existencia del Plan y puedan beneficiarse del mismo, expuso la ministra.

3,4 millones de euros para formación

El Plan de Impulso a la Formación Profesional del Trabajo Autónomo y la Economía es fruto del acuerdo entre el Gobierno con los interlocutores sociales que representan a este colectivo: la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA); la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA); la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE). También participaron la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES); los sindicatos UGT y CC.OO; y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) y CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales).

El Gobierno va a destinar a este plan 3,4 millones de euros, de los cuáles, 2,5 millones de euros irán destinados al colectivo de trabajadores autónomos y 850.000 euros a las empresas de la economía Social. Para la titular de Trabajo y Economía Social este plan es la “expresión de una voluntad política de reconocer el peso de los sectores que conformáis y determináis nuestro tejido productivo”. Además aseguró que “ninguna de las transformaciones, ni de los retos que este país emprenderá, ante la crisis sanitaria de la Covid-19, será posible sin los autónomos”.

“Una buena noticia en un mal momento”

Todos los representantes de los agentes sociales que participaron en la negociación y puesta en marcha del Plan coincidieron durante su presentación en la importancia del mismo para el futuro de los pequeños negocios. Y calificaron el momento de hecho  “histórico”. En este sentido, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, detalló que los trabajadores autónomos están atravesando serias dificultades por la crisis generada por la pandemia y que su creación  es “una buena noticia en un mal momento”.

Amor detalló además la importancia de la formación para el futuro del colectivo, asegurando que es “una herramienta fundamental” para la competitividad, para la digitalización y para que los pequeños negocios puedan salir preparados de la pandemia.

Por último el presidente de ATA aseguró que el diálogo social es el camino para “seguir impulsando no sólo la formación, sino también a los trabajadores autónomos”.

Más de dos años esperando por un programa de formación

Desde principios de 2019, y con la aprobación de Real Decreto Ley 28/2018 que universalizó una serie de prestaciones para los trabajadores por cuenta propia, los autónomos están cotizando por formación. Se trata de un porcentaje de su cuota que se destina a esta prestación y que, hasta el momento, no se conocía cómo el Gobierno iba a utilizar esos fondos para destinarlos a programas de formación. Todo apunta a que se establecerá una vez se ponga en marcha este Plan.

Los autónomos tendrán acceso a planes de formación específicos para ellos