domingo. 28.11.2021

HASTA EL DÍA 31 PARA CAMBIAR LA BASE DE COTIZACIÓN

Los autónomos tienen cinco días para bajar o subir su cuota de cara al 2021

arbitraje-autonomos
Los autónomos aún pueden cambiar su base de cotización antes del 31 de diciembre.
Los autónomos tienen cinco días para bajar o subir su cuota de cara al 2021

Quedan escasos días para cambiar de año y dejar atrás un ejercicio, sin duda, difícil para la mayoría de los autónomos. En menos de una semana llegará el nuevo año y los trabajadores por cuenta propia tienen la oportunidad de modificar su base de cotización para mejorar las prestaciones en 2021, o reducir la cuota que pagarán desde enero si, lamentablemente, continúan con la actividad bajo mínimos. 

Desde hace tres años, con la entrada en vigor de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, los trabajadores por cuenta propia pueden cambiar su base de cotización hasta cuatro veces al año. Esto significa que los autónomos tienen hasta cuatro oportunidades anuales de subir o bajar la cuota que pagan a la Seguridad Social para, así, adaptarla a su realidad económica. 

La crisis del coronavirus ha vuelto a poner de manifiesto lo que las organizaciones de autónomos llevan años recordando: la cotización no es un gasto, sino una inversión y, de ella, dependen todas las prestaciones contributivas, como el propio cese de actividad que ha mantenido a flote a más de un millón y medio de autónomos durante los peores meses de la crisis. 

Hasta el 31 de diciembre para cambiar la base de cotización desde enero

Los autónomos tienen la última oportunidad del año para modificar la base por la que cotizan y, por tanto, la cuota que pagarán cada mes a la Tesorería. Cualquier cambio que hagan antes del 31 de diciembre en su base se reflejará en su cuota a partir del mes de enero, tanto si la suben como si la bajan. 

Dependiendo de la situación económica en la que se encuentre el autónomo podría ser una solución para aliviar cargas de forma temporal bajar la base de cotización y, por tanto, la cuota, mientras duren los peores meses de la crisis para, luego, volverla a subir en el siguiente periodo de cambio. 

O, por el contrario, también podría ser una buena idea, si la actividad está empezando a remontar y se prevén mejores meses a la entrada de 2021, subir a una base superior para aumentar las prestaciones presentes y futuras; desde la Incapacidad Temporal, hasta el cese de actividad, la paternidad y maternidad y, por supuesto, la jubilación -que pronto podría empezar a calcularse en base a los últimos 35 años desde que el autónomo se retira-.

Cabe recordar que, como ya calculó este diario, con una subida de sólo 100 euros en la cuota, el trabajador por cuenta propia puede ver incrementadas casi cualquiera de sus prestaciones en más de 200 euros.

¿Cuándo y cómo se puede cambiar de base?

Los afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) pueden modificar su base de cotización en cuatro periodos establecidos.

  • Entre el 1 de enero y el 31 de marzo, con efecto a partir del 1 de abril

  • Entre el 1 de abril  y el 30 de junio, con efecto desde el 1 de julio
  • Entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, con efecto a partir del 1 de octubre
  • Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, con efecto desde el 1 de enero del año siguiente

Este cambio se debe realizar telemáticamente en la Sede Electrónica de la TGSS. Desde la página principal y a través de la pestaña “Afiliación e Inscripción”, el trabajador por cuenta propia debe acceder a “Cambio en la base de cotización de autónomos”.

El plazo para que el cambio tenga efectos desde el primer mes del año que viene es hasta el 31 de diciembre. A partir de esa fecha, habría que esperar para ver reflejada en la cuota dicha modificación hasta el  próximo mes de abril de 2021.

Otras novedades en la cotización para 2021 

En todo caso, e independientemente de los posibles cambios que realicen los autónomos en su base antes del 31 de diciembre, la cuota de autónomos volverá a subir entre tres y doce euros más a lo largo de 2021 por el incremento en los tipos de cotización aprobado en 2018. 

Este año se llevó a cabo en octubre un aumento en el tipo de cotización por cese de actividad del 0,7% al 0,8% y por contingencias profesionales del 0,9% a un 1,1%. Así, el tipo total de cotización a aplicar en la base subió del 30,1% al 30,3%. Esto se reflejó en un incremento del importe líquido de la cuota de autónomos hasta un mínimo de 286,15 euros, es decir, una subida de 2,8 euros para la base mínima, por la que cotizan el 57% de trabajadores por cuenta propia, y de hasta doce euros, en el caso de que el autónomo cotice por la máxima. 

Ahora bien, ésta no es la única subida que les espera a los autónomos en sus cuotas. Próximamente, se aplicará un nuevo incremento de los tipos de cotización de otro 0,3% por cese de actividad y contingencias profesionales previsto para 2021, que se traducirá de nuevo en un aumento de entre tres y doce euros más al mes, y que dejará la cuota mínima en 289 euros al mensuales.

Los autónomos tienen cinco días para bajar o subir su cuota de cara al 2021