Miércoles. 19.06.2019

SUPERAN LAS 10 HORAS DIARIAS

Los autónomos trabajan cada semana dos jornadas más que los asalariados

Los autónomos trabajan cada semana dos jornadas más que los asalariados

Ocho de cada diez autónomos se las ven y se las desean para compatibilizar su trabajo con su vida familiar. La causa está en las “maratonianas” jornadas laborales de los autónomos. Casi el 60% trabaja más de 10 horas al día frente a las 8 horas de los asalariados. Ello supone 50 horas semanales que muchas veces se se convierten en 56 y que suponen dos días más de trabajo que la jornada habitual de un trabajador contratado.  

Los autónomos trabajan cada semana dos jornadas más que los asalariados

A escasos metros del Congreso y el mismo día en el que se celebraba la sesión constitutiva de la XIII Legislatura Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) lanzaba un mensaje de alarma a los 350 diputados que representarán a los 3,26 millones de afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). “El 80% de los autónomos tiene grandes dificultades para conciliar y la mayoría realiza dos jornadas semanales más que un asalariado”. 

Esta realidad queda reflejada en el primer Informe sobre la jornada laboral de los autónomos y su conciliación con la vida personal -realizado a partir de una encuesta a 1.330 autónomos- que refleja datos escalofriantes. Casi seis de cada diez trabajadores por cuenta propia (el 57%) afirma trabajar 10 horas diarias o más. Y otro 21% sobrepasa una media de nueve horas diarias en su negocio. Sólo un 15% cumple con la jornada laboral de ocho horas establecida para los asalariados. Esto significa que dos de cada diez autónomos dedican entre 45 y 65 horas semanales a su negocio lo que supone que  “los autónomos trabajan de media dos jornadas más a la semana que los asalariados”, lamentó el presidente de la Federación. Así las cosas, son precisamente las maratonianas jornadas laborales sin horario fijo y sujetas a los requerimientos de clientes y proveedores las que hacen imposible compatibilizar trabajo y vida familiar en la mayoría de los casos.

Las dificultades para conciliar también quedan patentes en los periodos vacacionales. Los trabajadores por cuenta propia son, con diferencia, los que menos desconectan de su actividad. Sólo un 5% se toman 30 días de descanso. En palabras de Lorenzo Amor, “las vacaciones son tabú para los autónomos”. Tal es así que, según el estudio de ATA, tres de cada cuatro no alcanza los 20 días asueto y, lo más preocupante, un 19% de éstos no descansa ni un solo día al año.

En el análisis por edad destaca que son los mayores de 55 años los que más concilian debido a que sus negocios están más consolidados y tienen hijos de mayor edad. Ahora bien, el porcentaje apenas llega al 55%. O lo que es lo mismo, para un 45% de los autónomos seniors conciliar es misión imposible. Este porcentaje es inversamente proporcional a la edad. Es decir, cuanto más joven es el autónomo, es más difícil la compatibilización de vida profesional y familiar. De hecho, el 82% de quienes tienen entre 26 y 35 años tienen dificultades para ejercer esa conciliación.  

También es más sencillo conciliar para los autónomos empleadores. “Cuantos más empleados se tienen, más fácil es”, afirmó Amor. Por ello, es necesario que desde el Gobierno se impulsen medidas que faciliten la contratación y para que se rebajen los costes laborales.

Tres medidas necesarias y urgentes

Pese a que hay estudios que demuestran que la conciliación aumenta la productividad un 19%, en el caso de los trabajadores por cuenta propia “conciliar es una asignatura pendiente. Gran parte de los autónomos son su negocio y van con él a cuestas”, afirmó Amor. Por ello, desde la Federación lanzan un guante al futuro Gobierno y piden que se pongan en marcha tres medidas con carácter urgente: ampliar la tarifa plana de 12 a 24 meses para las madres autónomas; aprobar ayudas a la contratación para los autónomos que estén al cuidado de niños de 0 a 3 años o personas dependientes (incluyendo a los autónomos familiares) y bonificaciones para el acceso a las guarderías hasta los tres años.  Todo lo anterior acompañado de un incremento de la protección social de las madres y padres autónomos.

Todas estas medidas cobran especial importancia si tenemos en cuenta que la mayor parte de los ceses de actividad de negocios regentados por mujeres se producen cuando las autónomas son madres.

A este respecto son varias las formaciones políticas que han incorporado en sus programas medidas para favorecer la conciliación de los autónomos, siendo Ciudadanos el partido más activo en esta materia. El propio Albert Rivera, en una entrevista concedida a Autónomos y Emprendedores, se comprometió a llevar adelante la primera de las medidas planteadas por ATA. Es decir, que los padres y madres autónomos no paguen cuota durante dos años (tres si se encuentran en poblaciones de menos de 5.000 habitantes). Cabe destacar que la formación naranja consiguió poner en marcha la bonificación del 100% de la cuota a las madres autónomas durante el permiso de maternidad. También la extensión de la Tarifa Plana de 60 euros a aquellas que se reincorporen a la actividad una vez cumplido éste. Ambas medidas se recogen en la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo.

Enfermos a trabajar

El mantra de que los autónomos no se ponen enfermos es un mito. Lo que si es una realidad es que pese a que, en palabras de Lorenzo Amor, “no son súper héroes”, el 76% no ha cogido un solo día de baja o ha acudido a su negocio enfermo.

Ahora bien, cuando los trabajadores por cuenta propia se ven obligados a parar, siempre es por una causa grave. Según los datos manejados por ATA, la media de tiempo de baja de un autónomo es de 92 días, es decir, 53 días por encima de la media de los asalariados (39 días). En este caso también se produce una notable diferencia de género y, a la vista de los datos, las mujeres que tienen un negocio son mucho más resilientes también en el ámbito de la salud: el 88% de ellas reconoce no haberse cogido una baja por enfermedad frente al 64% de los hombres.

Registro horario

Durante la rueda de prensa Amor quiso insistir en el caos que ha supuesto la entrada en vigor del registro horario. “Nos han llamado preguntándonos cómo actuar porque dos empleados se olvidaron de fichar, hay en zonas en las que la falta de cobertura impide el control por medios digitales…”

Además, el presidente de ATA ha calificado la medida como “una traba más que complica el horario laboral de los autónomos. Es necesario penalizar a quienes no cumplen con la Ley y los derechos de los trabajadores, pero que no se vuelquen en todo el colectivo, en todas las empresas y en todos los sectores. Se trata de una obligación que nos penaliza sólo porque un 1% de las empresas no cumplen la ley. Es desproporcionado.”

Seguir motivando la contratación indefinida

Para ayudar a que los autónomos contraten de forma indefinida, la candidata por el Partido Popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció tras reunirse con parte de la Junta Directiva de ATA, una ayuda de 10.000 euros para los trabajadores autónomos que contraten a un trabajador para poder conciliar su vida personal con la familiar “porque sabemos que a veces es lo más difícil” afirmó Ayuso.

Ésta ayuda a la contratación es “uno de los gestos” de la Comunidad para ayudar al comercio de proximidad. “Vamos a seguir defendiendo la libertad de horarios comerciales, aunque somos conscientes de que el comercio de proximidad necesita ayudas, entre otras cosas para la contratación y para la digitalización” explicó la candidata. Propone también la ampliación de la tarifa plana de 50 euros para las mujeres autónomas cuando se reincorporen al trabajo tras la maternidad o ayudas para cuando un trabajador contratado por un autónomo se dé de baja por maternidad o paternidad.

Para impulsar el comercio de proximidad, “sobre todo el de núcleos urbanos que están rodeados de centros comerciales”, Ayuso propuso la creación de “Marca Madrid”, un distintivo del servicio y producto de la calidad que ofrecen los pequeños negocios. Y “ayudas a la digitalización” con la puesta en marcha de una Escuela Virtual de Formación con cursos y vídeos para diferentes sectores del comercio.

Los autónomos trabajan cada semana dos jornadas más que los asalariados