miércoles. 27.10.2021

Los autónomos urgen al Gobierno diálogo y medidas para frenar la sangría de afiliados

Enero se salda con casi 17.000 activos menos. Comercio, construcción y hostelería concentran el 64% de las bajas.
Los autónomos urgen al Gobierno diálogo y medidas para frenar la sangría de afiliados

Continúa la sangría en el Régimen de Autónomos. El mes de enero se salda con 16.778 afiliados menos al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y deja el total del colectivo en 3.177.431. Retroceso que se añade al dato que verdaderamente preocupa al colectivo. Medido en términos interanuales se constata el frenazo del crecimiento del autoempleo. Si bien enero del pasado año cerraba con un ritmo de crecimiento del 1,13% (saldo neto de 35.083 afiliados más, en el primer mes de 2017 arranca con un 0,89% de aumento (27.959).

Las cifras hablan por sí solas y, todos a una, los autónomos han vuelto a alzar la voz, reclamando por enésima vez que la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo se ponga en marca cuanto antes. Nada más conocer los datos de paro y afiliación del mes de enero, Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), afirmaba “se hace necesario impulsar una Mesa de Diálogo en donde se debatan las medidas que ayuden a la consolidación de la actividad de los autónomos y faciliten la creación de empleo, y poner en marcha de forma urgente, tal y como su propio nombre indica, la Ley de Medidas Urgentes para los autónomos aprobada el pasado mes de diciembre”.

En la misma dirección se ha pronunciado el secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) que en declaraciones a AyE destacaba que “es una malísima noticia para empezar el año”. Más aún teniendo en cuenta lo “pírrico” del crecimiento neto de 2016. “Los datos vienen a reflejar la necesidad de poner en marcha con urgencia políticas que consoliden la creación de empleo autónomo”.

Por sectores comercio, construcción y hostelería, concentran el 63% de las bajas (10.696). Siendo el primero de ellos el más afectado con un total de 5.349 afiliados menos. Los otros dos terminan enero con negativos de -2.682 y -2.665 respectivamente. Aunque en menor grado, las actividades profesionales científicas y técnicas también se dan un buen batacazo habiendo perdido 1.368 autónomos. La razón tiene todo que ver tanto con la atomización del sector como con que éstas son tradicionalmente las actividades refugio para aquellos trabajadores a los que tras agotar las prestaciones sólo les queda el autoempleo como salida. A este respecto, Abad insiste en que “debemos reflexionar sobre el camino a seguir y que se desarrollen de una vez por todas políticas que generen un verdadero cambio de tendencia”.

Así la ampliación de la tarifa plana, la regulación del tiempo parcial, la posibilidad de compatibilizar al 100% el cobro de la pensión con el desarrollo de una actividad, la rebaja de los intereses de recargo, la posibilidad de deducirse los gastos de coche, luz y agua así como que las altas y bajas se produzcan en el momento en el que concurran son actuaciones prioritarias para que los autónomos continuén siendo los artífices de uno de cada cuatro empleos que se generan en España.

Sin diálogo

 

La cuesta de enero no es ninguna novedad para el empleo, no obstante “si no se deja de poner zancadillas a los autónomos y al empleo, habrá muchos más eneros durante 2017”, se lamenta Lorenzo Amor. Evitar que el catarro se cronifique y volvamos a la situación de 2010 cuando se perdían más de 140.000 autónomos cada año pasa por el diálogo.

En las últimas semanas el Gobierno ha tomado medidas por su cuenta y riesgo que impactan de pleno en el bolsillo del colectivo y, por ende, en la creación de empleo. Primero la imposibilidad de que los autónomos aplazasen el IVA de las facturas no cobradas obligó a rectificar a Hacienda mediante una instrucción -que aún está por ver si desdice en su todo al Real Decreto Ley-. Segundo la subida del 8% del SMI (Salario Mínimo Interprofesional), al que van vinculados los incrementos -en el mismo porcentaje- de las bases de cotización de los autónomos societarios y de aquellos que tienen diez o más trabajadores a su cargo. Decisión que supondrá 27 euros más en la cuota mensual.

En una entrevista concedida a AyE, el presidente de ATA redundaba en la idea de que “se escucha demasiado a los expertos de pluma y poco a los que generan empleo”, lo que lleva a la administración a equivocarse. Amor apunta asimismo al “miedo de los políticos a molestar a los agentes sociales”. Hartos ya de que se los autónomos sean la perfecta herramienta electoral para ganar tres millones de votos, el presidente de ATA, advierte que “emplearemos las herramientas del Estado de Derecho para defender los intereses de los autónomos”.

Los autónomos urgen al Gobierno diálogo y medidas para frenar la sangría de afiliados