Lunes. 22.10.2018

PARA AUTÓNOMOS Y PYMES DE MADRID

Ayudas de hasta 10.000 euros para la conciliación laboral

Ayudas de hasta 10.000 euros para la conciliación laboral

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado lunes dos líneas de ayudas a autónomos para promover la conciliación laboral y la responsabilidad social con una dotación de 500.000 euros. Cada autónomo podrá optar a un máximo de 10.000 euros.

Ayudas de hasta 10.000 euros para la conciliación laboral

La Comunidad de Madrid invertirá 500.000 euros para promover la conciliación laboral en los autónomos y la responsabilidad social n sus negocios. El Consejo de Gobierno aprobó el pasado lunes 8 de octubre esta convocatoria “pionera en la región”. Según explican desde la Comunidad, estas ayudas estarán divididas en dos líneas.

En primer lugar, se contempla una línea de ayudas para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores contratados de hasta un máximo de 10.000 euros por autónomo o por empresa. Esta suma deberá destinarse a la formalización de acuerdos de flexibilidad horaria durante un período de, al menos, un año.

En este ámbito, también se destinarán a la contratación de personal nuevo en la modalidad de teletrabajo, y a establecer con el trabajador acuerdos que regulen esta situación por un período de tiempo no inferior a un año. Según fuentes del Consejo, donde se ha implantado el teletrabajo ha funcionado: “La gente responde. Además, mientras los trabajadores del autónomo o la pyme trabajan desde casa, el propietario está recibiendo una ayuda”.

Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), ha señalado que “la conciliación laboral y personal es algo en lo que los autónomos están  muy  implicados y que nos debe preocupar a todos, a ellos y a ellas”.  

El presidente de la Federación también ha destacado que “todas  las  ayudas destinadas a favorecer la conciliación es  siempre bienvenida. Por lo tanto, no podemos más que aplaudir esta iniciativa y esperar que se ponga en marcha a la mayor brevedad de tiempo posible, que se copie en otras regiones y que su tramitación sea sencilla y accesible a todos”.

La otra línea de ayudas se dirige a la obtención de certificaciones, normas o estándares en materia de responsabilidad social, así como la puesta en marcha de planes directores, programas o acciones que tengan por objeto la obtención de dichos certificados. Se trata de cubrir el 75% de los costes que deriven de estos procesos, con un máximo de 2.500 euros por autónomo o empresa beneficiaria.

Según informan desde la Comunidad de Madrid, el objetivo de estas ayudas es fomentar la responsabilidad social mediante “actuaciones concretas” puestas en marcha en el ámbito de los trabajadores autónomos y las pymes. Así como promover la efectiva conciliación en el ámbito laboral de las personas trabajadoras, “en equilibrio con las necesidades organizativas de la empresa, mediante medidas de conciliación y flexibilización de la jornada y del horario del trabajo”.

Requisitos para acceder a estas ayudas

En ambos casos, los beneficiarios de estas líneas serán tanto trabajadores autónomos, como pymes y micropymes. El Consejo ha establecido los siguientes requisitos:

- Estar al corriente de las obligaciones tributarias con la Administración del Estado y de la Comunidad de Madrid, y con la Seguridad Social.

- Realizar su actividad en la Comunidad de Madrid.

- Tener contratados un mínimo de una persona trabajadora y un máximo de 250.

- No superar los 50 millones de euros de volumen de negocio anual o que su balance anual sea inferior a 43 millones de euros.

- No ser entidades públicas.

Con este programa, el Consejo de Gobierno da cumplimiento a una de las iniciativas anunciadas por el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, en el pasado Debate del Estado de la Región. Corresponde a uno de los ejes de actuación de la Prórroga de la Estrategia Madrid por el Empleo, consensuada con los interlocutores sociales.

Ayudas de hasta 10.000 euros para la conciliación laboral