lunes. 26.08.2019

Bares y construcción lideran la creación de empleo en las pymes

Bares y construcción lideran la creación de empleo en las pymes

Pese a que ambos sectores han creado el mayor número de puestos de trabajo en el primer trimestre, los expertos descartan que se esté volviendo al modelo pre-crisis.

Bares y construcción lideran la creación de empleo en las pymes

Pan para hoy y hambre para mañana. Al menos eso se interpreta de los datos relativos a la creación de empleo. En abril era la EPA (Encuesta de Población Activa) la que ponía sobre la mesa que servicios, con 199.000, y construcción, con 49.800, estaban en las primeras posiciones del ranking de sectores con mayor incremento del número de ocupados en términos interanuales. El pasado viernes, los registros de afiliación a la Seguridad Social continuaban arrojando buenas cifras para ambos, 94.094 y un crecimiento del 7,7% en hostelería y 60.819 y una mejoría del 8,78% en construcción.

No hay dos sin tres y este lunes el Boletín Trimestral de Empleo en las Pymes elaborado por Randstad Research y CEPYME ratificaba esta tendencia. El sector de servicios de comidas y bebidas ocupó el primer puesto entre las 10 actividades más dinámicas de las empresas tanto de 1 a 9 empleados, que crearon 13.391 nuevos puestos de trabajo, como entre las de 10 a 49, cuya contribución fue de 29.225. Por detrás, actividades de construcción especializadas, que generó 6.845 y 11.493 en cada uno de los segmentos.

No obstante, y pese a que los datos alertan de un posible retorno al modelo productivo ‘de bajo coste’, los expertos descartan esta hipótesis, especialmente en el ámbito de la construcción: “Toda creación de empleo es bienvenida”, afirma Valentín Bote, director de Randstad Research, que añade que “no esperamos un crecimiento como el del año 2007”. De hecho, de los dos millones de empleos destruidos por el ladrillo durante los años de crisis, sólo se han recuperado unos 400.000 afiliados.

A este respecto, Carlos Ruíz, director de Economía e Innovación de CEPYME, abunda en el crecimiento positivo del sector industrial, especialmente el ámbito de las medianas empresas, por la recuperación de la demanda interna de bienes de equipo. Asimismo, destaca el papel de “dos motores claros de crecimiento: el sector exterior y el turismo”.

No obstante, Ruíz ha pedido una mejora del marco regulatorio que favorezca el crecimiento de las empresas y su internacionalización. “Es decisivo para fortalecer a las pymes que, sin apoyo durante los años de crisis y en plena restricción presupuestaria, se han internacionalizado”.

Sin síntomas de desaceleración

En líneas generales, el Boletín pone de manifiesto que, en contra de las previsiones de principio del ejercicio, “no hay síntomas de desaceleración ni en el crecimiento económico ni en la afiliación, que está comportándose de forma extraordinariamente positiva” puntualiza Bote. De hecho, éstas crecen a un ritmo del 3,87%, superior al del PIB (3% interanual en marzo).

Cabe destacar además que las empresas de menor tamaño han sido las que han sostenido “en mayor medida” la generación de puestos de trabajo. Así, la afiliación en los negocios que cuentan con entre 1 y 9 empleados ha crecido en 9.115 personas. Por encima de las de entre 50 y 249, que sumaron 5.408. En cuanto al número de pymes de tamaño medio (10 a 49 empleados), generaron 13.454 altas en el sistema.

La línea ascendente continuará de aquí a final de año. Las pequeñas y medianas empresas crearán 270.000 nuevos empleos, en torno al 3% más que en 2016. Para 2018 “el crecimiento se mantendrá sano”, aunque el ritmo se reducirá en unas cuatro décimas, hasta el 2,6%. En total, el periodo cerrará con 540.000 empleos creados por pymes.

Por segmentos, serán las de entre 10 y 49 empleados las que más aumentarán su plantilla, un 3,5% y un 2,4% a cierre de cada ejercicio. Le seguirán las medianas, con un 3,2% y un 2,3%, y por último las micropymes, con avances del 3% y el 2,6%.

En el mes de marzo, según los registros de la DGIPYME (Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa) en España había 1.295.963 pequeñas y medianas empresas, más del 87% (1.129.417) eran micropymes y empleaban a más de 2,9 millones de personas. Asimismo, durante el último año han sido las responsables de más del 65% de las afiliaciones.

Salarios y talento

En un contexto de recuperación no podía faltar el tema salarios. En este sentido, tanto Ruíz como Bote coincidían en una cierta “estabilidad y aceleración. Los convenios están creciendo por encima de 2016”. Ahora bien, nunca llueve a gusto de todos y la dicha va por sectores.

La falta de cualificación de los desempleados -el 65% no tiene formación universitaria ni profesional- así como la “degradación” del capital humano de los parados de larga duración han dado lugar a que haya determinadas ofertas de empleo queden desiertas. “Hay ciertas actividades donde se detectan necesidades de personal cualificado, lo que incide en la posibilidad de negociar aumentos salariales”. Circunstancia que, por otra parte, no sólo se circunscribe a aquellas actividades de alto valor tecnológico. Es por ello por lo que el director de Economía e Innovación de la patronal de los pequeños y medianos empresarios ha pedido que se impulsen nuevas políticas orientadas a la formación tanto de parados como de ocupados.

¿Qué tipo de empleo se está creando?

De precariedad, nada. Al menos así lo han querido transmitir los portavoces de Randstad y CEPYME, que han resumido en tres claves el tipo de empleo que se está generando:

  • El empleo que se crea es fundamentalmente asalariado, percibiéndose una desaceleración en el número de altas de autónomos;
  • El peso de la contratación indefinida está siendo superior a la contratación temporal y no se esperan cambios significativos. Además, nueve de cada diez altas son a tiempo completo.
  • El sector privado es el que está generando el mayor número de contrataciones.

Bares y construcción lideran la creación de empleo en las pymes