Miércoles. 19.06.2019

ALGUNA PENSIÓN PIDE 350 EUROS POR NOCHE

Los bares y los hostales de Madrid serán los verdaderos ganadores de la final de la Champions Leage

Fotos: Autónomos y Emprendedores
Fotos: Autónomos y Emprendedores

El próximo sábado la “Villa y Corte” se convertirá en la capital mundial del fútbol. En torno a 70.000 aficionados ingleses se repartirán entre el Wanda Metropolitano, la Plaza Mayor, la Puerta del Sol, las fan zone de la Plaza de Felipe II y Colón. Se piensan gastar 62,5 millones de euros, una gran parte en bares, restaurantes y hostales regentados por autónomos. Algunos de éstos últimos han puesto el precio de la habitación a 300 euros la noche. 

Los bares y los hostales de Madrid serán los verdaderos ganadores de la final de la Champions Leage

Todo está preparado. Las aceras del centro de Madrid empiezan a vestirse de rojo, blanco y celeste. Esta vez no por el Atleti, sino porque, curiosamente, éstos son también los colores de las camisetas del Tottenham y el Liverpool. Los dos equipos protagonistas del duelo futbolístico que tendrá lugar el próximo sábado 1 de junio en el Wanda Metropolitano.

A poco más de 15 km del estadio colchonero -con capacidad para 67.829 espectadores-, en la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, la Plaza de Felipe II, Colón y sus inmediaciones se mantendrán concentrados, de jueves a domingo, los en torno a 20.000 aficionados británicos que se espera lleguen sin entrada a la capital (cifas publicadas por la prensa inglesa) y que se sumarán a los alrededor de 52.000 que acudirán al estadio. Incluso, los más tempraneros ya han empezado a calentar y brujulean en los pequeños comercios o degustan las tradicionales tapas desde el pasado fin de semana.

“Madrid va a ser una ciudad tomada por los ingleses”, comenta en tono distendido José Luis Yzuel, presidente de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR). Independientemente de la procedencia, que se celebre aquí un evento deportivo como es la final de la Champions League hace que “se gane más”, afirma con rotundidad.

Tanto es así que el impacto económico que se calcula para la ciudad alcanzará los 62,5 millones de euros, según las estimaciones de la patronal de los empresarios madrileños CEIM. Cantidad que provendrá del gasto de los hinchas en hoteles, restaurantes, comercios y transporte. “Este evento generará para Madrid ingresos directos e indirectos por los desplazamientos que se producirán a la capital”, aseguran desde la Confederación que preside Juan Pablo Lázaro.

La cuantía puede llegar incluso a duplicarse si se cumplen las previsiones del comparador de seguros Acierto.com que elevan la cifra hasta los 125 millones de euros.

Escaparate_Camisetas_Zapatos

Lo anterior se sustenta con los datos aportados por los estudios que Mastercard viene realizando desde hace seis años con motivo de esta competición, en los que se concluye que el volumen de transacciones vía tarjeta de crédito en las ciudades que albergan la final de la Champions llega a duplicarse en la mayor parte de las ocasiones. Así ocurrió en Kiev y Milán -cuando el Real Madrid ganó su decimosegunda y decimotercera Copa de Europa-. Y también en Londres 2013, cuando la “orejona” se la disputaron dos equipos alemanes, el Borussia Dortmund y el Bayern de Munich. Hasta en Lisboa, capital donde las compras en efectivo ganan por goleada, se llegaron a registrar casi mil transacciones de pagos electrónicos durante el lance de 2014 entre atléticos y madridistas.

No todo son parabienes en la restauración

En el caso de los bares y restaurantes la euforia de la Champions va por barrios. Desde la Federación Española de Hostelería y Restauración ensalzan lo positivo que deja la competición. “Ójala se celebrase un evento así todos los fines de semana”, exclama Yzuel. Algo que no es de extrañar si se tiene en cuenta que según los cálculos de los hosteleros el ticket medio que se dejarán los británicos se situará en el entorno de los 100 euros por día -más de 30 euros por encima del gasto de un aficionado español durante un partido de Liga-. 

Si tomamos como referencia los datos manejados por Acierto, se puede concluir que gran parte de esta dinero ira a pagar cervezas, ya que entre el jueves y el domingo se tirarán de media tres barriles por día frente a los dos por semana que se consumen habitualmente.

Sin embargo la gran cita del fútbol tiene una cara B. José Antonio Aparicio, presidente del Gremio de Restauradores de la Plaza Mayor que representa a más de 100 locales, puntualiza que “en los negocios estables y restaurantes familiares descoordina todo el trabajo diario y nos impide ofrecer el servicio con normalidad”. Por ejemplo, tienen que sustituir la vajilla de cristal por vasos de plástico y limitar mucho las raciones y platos de la carta “por la multitud que se agolpa a pie de barra”.

Asimismo, los clientes que acuden al centro de Madrid a disfrutar de eventos como el del próximo fin de semana no se gastan tanto como los turistas vacacionales o de negocio. “El ticket medio de un fin de semana normal y el de un día de evento se reduce a la mitad”, afirma.

A ello hay que añadir otros dos factores que hacen cierta mella en la caja. El primero, es que cuando se celebran este tipo de actos multitudinarios “tenemos que quitar entre un 40% y un 50% de las mesas que tenemos en la zona de terraza porque las vallas perimetrales se comen parte de la superficie”, explica Aparicio. Prueba de ello es que este año, la madrileña Plaza Mayor se convertirá en una réplica de un estadio de fútbol con su césped, sus porterías, sus gradas y, por supuesto, una pantalla gigante donde disfrutar del partido. El segundo, que muchos de los establecimientos tienen que contratar trabajadores “extras” para poder atender el pico de demanda, lo cual "aunque es algo positivo en si mismo", concreta el presidente de la Asociación, implica un incremento de los costes laborales que a veces puede no llegar a compensar. Esta última situación sólo se produce "cuando por razones de seguridad relacionadas con el aforo nos quitan las terrazas, ya que no se produce un aviso previo sino que la orden nos la notifica la policía in situ y en el mismo momento", matiza Aparicio.

Por otra parte, está el miedo a las hinchadas. Los temidos hooligans obligarán a algunos bares y restaurantes a incrementar la seguridad e incluso algunos han manifestado su intención de cerrar “para evitar males mayores”.

Dormir en un hostal a más de 500 euros la noche

Aunque desde la Comunidad de Madrid no disponen de cifras acerca de cuánto puede impactar en la economía madrileña, “es evidente que un acontecimiento deportivo de estas características tiene un impacto positivo en el comercio y el sector turístico de la región. Además de lo que supone en cuanto a imagen de marca para la sede que lo acoge”, afirman fuentes del Gobierno que preside en funciones Ángel Garrido.

Los últimos datos facilitados por la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) indican que la ocupación superará el 95%. Es decir, de las 115.679 plazas que ofrecen los 1.500 hoteles, pensiones y hostales de la comunidad, casi 110.000 estarán cubiertas. Y eso teniendo en cuenta que el precio medio de la habitación está entre 300 y 400 euros por día. A modo de referencia, al cierre de esta edición en el Hostal Gala Madrid, próximo a Callao, la noche costaba 522,50 euros. Otro ejemplo es el de la Pensión Magdalena, cerca del metro Antón Martín, con un precio de 349 euros la noche. O el Hostal Conchita, en una calle cercana al metro de Ópera y algo más retirado del bullicio, donde dormir del viernes al sábado cuesta 225 euros.

Plaza Mayor_Madrid

A ello habría que sumar el alquiler de pisos y apartamentos que, según las cifras publicadas por el comparador de seguros llega a superar los 7.000 euros en las inmediaciones del Wanda Metropolitano, coliseo del Atlético de Madrid.

El mayor beneficio está en el largo plazo

Autónomos y Emprendedores ha intentado contactar sin éxito con los actores (públicos y privados) para conocer la inversión que se ha realizado para garantizar el esférico ruede sin problemas por las calles más céntricas de la capital. No obstante, fuentes de la Comunidad de Madrid insisten en que el mayor beneficio que obtiene una ciudad que acoge un evento deportivo de este calado se produce a la larga por la imagen de marca que proyecta en el exterior. Celebrar la final de la Champions League “confirma la alta competitividad de la región en términos de infraestructuras turísticas. Somos un destino de fiable y competitivo. Un destino de referencia que destaca por su conectividad aérea y terrestre y también por el alto nivel de nuestras infraestructuras deportivas. También por la capacidad de nuestro sector hotelero y de servicios. Por no hablar del prestigio y experiencia de España en términos de seguridad”.

Afirmación con la que Yzuel coincide totalmente “el mayor objetivo de esto ha de fijarse en el largo plazo. Es una campaña publicitaria que pone a Madrid en el foco de los cientos de millones de espectadores que verán la final y descubren que Madrid es un modelo a seguir en hostelería, restauración y servicios”.

Los bares y los hostales de Madrid serán los verdaderos ganadores de la final de la Champions Leage