Sábado. 21.04.2018

AUMENTAN 800 MILLONES RESPECTO A 2017

Las ayudas fiscales al comercio, turismo y pymes superarán los 5.350 millones

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública

Los beneficios fiscales (reducciones, bonificaciones, tipos reducidos,...) para el comercio, turismo y pymes en 2018 ascenderán a 5.359 millones de euros, lo que supone 800 millones más que lo presupuestado para el año pasado, según se detalla en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. 

Las ayudas fiscales al comercio, turismo y pymes superarán los 5.350 millones

Aunque a cuenta gotas, siempre bajo la premisa de mantener el equilibrio presupuestario y cumplir con el objetivo de déficit pactado con Europa, el Gobierno viene aplicando sucesivas rebajas fiscales y modificaciones normativas.Tal y como se extrae del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, las arcas del Estado dejarán de ingresar 5.359 millones de euros en impuestos por los beneficios fiscales aplicables a comercio, turismo y pymes. O lo que es lo mismo, el Gobierno prevé que los autónomos, las pymes y las empresas de dichos sectores se podrán deducir dicha cantidad en sus declaraciones gracias a la suma de todas las ayudas, incentivos, subvenciones, que los presupuestos de este año contemplan para estos sectores.

Los beneficios fiscales de este año para comerciantes, negocios del sector turístico y pymes en general son 761 millones de euros superiores a los del pasado ejercicio, que ascendieron a 4.598 millones y representan la mayor partida de ayudas en las políticas de subvenciones y exenciones de los presupuestos. Los incentivos a estos sectores van por delante a los de otros como la agricultura, la pesca y la alimentación (14,3%), servicios sociales y promoción social (13,6%), sanidad (10,4%), educación (4,3%) o fomento del empleo (2,3%).

Fuentes del Ministerio de Hacienda y Función Pública han confirmado a Autónomos y Emprendedor que este incremento “se debe al efecto simultáneo de dos factores: los aumentos de los beneficios fiscales de determinados conceptos en el presupuesto de 2018 respecto a 2017 y la reclasificación que se ha efectuado en las políticas de gasto”.

Entre las cuestiones que más afectarían al aumento del presupuesto de beneficios fiscales en la política de gasto de comercio, turismo y pymes para este ejercicio se encuentran el tipo reducido del 10% en el IVA de los servicios de hostelería y restauración, tipo reducido de las SOCIMI o la exención del régimen especial de sociedades de capital riesgo.

Por otra parte, del total de los 34.825 millones que el Gobierno prevé que se dejen de ingresar por incentivos fiscales, el IVA -teniendo en cuenta exenciones, tipos reducidos y la reducción del régimen simplificado en Lorca- supondrán más del 60% (20.514 millones de euros). IRPF y patrimonio, un 37% (12.662 millones de euros). El resto se reparte entre tasas e impuestos especiales y sobre primas de seguros.   

Más de 80 conceptos

Muchos son los expertos que abogan por bajar los impuestos como acicate para aumentar la inversión y reactivar la economía. Especialmente en casos como el de España, en el que el 98% del tejido empresarial está formado por autónomos y pequeñas empresas, que son, a fin de cuentas, a los que más les pesa la mochila de la carga fiscal.  

Entre los más de 80 conceptos sujetos a exenciones, bonificaciones, reducciones o tipos reducidos que, según Hacienda, pueden hacer más llevaderos los meses de julio de los autónomos destacan las reducciones por rendimientos netos de determinadas actividades económicas tanto en estimación directa como objetiva (módulos), las deducciones por inversiones en empresas de nueva o reciente creación, las deducciones por maternidad, las cuotas y aportaciones a partidos políticos, o la curiosa deducción por venta de bienes corporales producidos en Canarias.

Por otra parte cabe recordar que, desde la aprobación de la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, los trabajadores por cuenta propia pueden deducirse los gastos de manutención y, quienes trabajen desde casa, parcialmente los de suministros (agua, luz, telefonía…).

En el caso de los incentivos aplicables al Impuesto de Sociedades (IS), cabe señalar, los tipos reducidos del 15% para las entidades de nueva creación, las deducciones por creación de empleo por la formalización de contratos de apoyo a los emprendedores, las de inversión de beneficios de las pymes o las de actividades de I+D e innovación tecnológica. Asimismo, también podrán acogerse a las citadas deducciones por venta de bienes corporales producidos en Canarias.

Las ayudas fiscales al comercio, turismo y pymes superarán los 5.350 millones