Bimbo deja al Norte de España sin donuts

La compañía prevé eliminar 34 de las 150 Rutas en el País Vasco, Navarra, Aragón y La Rioja, lo que supondrá el despido de 38 trabajadores.

Bimbo deja al Norte de España sin donuts

De dos en dos y así hasta 38. Ese es el número de trabajadores autónomos que Bimbo -compañía que en julio del año pasado se hizo con Donuts y Panrico- pretende despedir de aquí al próximo uno de abril. Una rancia decisión consecuencia de la eliminación de 34 de las, aproximadamente, 150 rutas que conforman la Mesa de Tudela, que agrupa a 160 repartidores por cuenta propia de las delegaciones de País Vasco, Navarra, Aragón y La Rioja.

Además, y según denuncia Carlos Salicio, representante y portavoz de los autónomos en La Rioja, la compañía mexicana “pretende duplicarnos las horas de trabajo, con los riesgos que eso conlleva a nivel de seguridad y manteniéndonos el mismo sueldo”. Es decir, la propuesta de Bimbo consistiría en dar servicio a los clientes de las rutas que desaparecen con un tercio menos de repartidores. Circunstancia que se suma a la pérdida del 40% de los ingresos por la venta de la división de pan de molde a Adam Foods (dueña de marcas como Cuétara, Chiquilín, Filipinos, Aneto o La Piara).

Como respuesta a ello los autónomos de la Mesa de Tudela llevan 15 días de paros que ya se empiezan a notar en los supermercados y establecimientos del Norte de España. “Seguiremos así hasta que la empresa deje de darnos largas”, afirma Salicio. Algo que no tiene visos de producirse “les hemos dado 24 horas y, por el momento, no han reaccionado”.

En declaraciones a AyE, fuentes de Bimbo apuntan al cese voluntario como la causa que justificaría los despidos: “algunos transportistas autónomos de la zona Norte, con quienes Bakery Donuts Iberia (anteriormente Panrico SAU) tiene un acuerdo para el transporte y reposición de sus productos, cesaron por completo su actividad hace más de 15 días incumpliendo sus contratos. Ante esta situación, la compañía se ha visto en la obligación de rescindir el contrato que les vinculaba para buscar alternativas que le permitan cumplir con sus compromisos con clientes y consumidores”.

En noviembre podrían ser más

 

Corría el mes de julio de 2016 cuando Bimbo adquiere el 100% de los activos de Panrico SAU, convirtiéndose en dueña y señora de Donuts, Donettes, Bollycao o La Bella Easo, entre otras, así como del pan de molde.

Precisamente es esta última línea el origen del conflicto. A la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de la Competencia) no le gustó nada una operación que consideró que vulneraba las leyes antimonopolio, calificándola de “no legal”. Ante ello Bimbo reaccionó vendiendo el pan de monde Panrico a Adam Foods quien, según denuncia la Mesa de Tudela en una nota informativa, “buscará las alternativas necesarias para hacer la distribución”.

Así las cosas, esto es sólo la punta de un iceberg que emergerá el próximo mes de noviembre, cuando se culmine el proceso de adquisición y venta y la desaparición de Panrico sea por completo efectiva. Es en ese momento cuando de los aproximadamente 2.500 repartidores autónomos del nuevo gigante del pan (900 de Bimbo y 1.600 de Panrico) “entre 600 y 800 se irán a la calle”, aseguran fuentes próximas a la Mesa.

Actualmente los trabajadores por cuenta propia de la compañía cobran a comisión percibiendo un salario medio de unos 2.200 euros brutos, lo que después de impuestos y gastos se reduce, en el mejor de los casos, a poco más de1.000 euros.

Bimbo deja al Norte de España sin donuts
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad