lunes. 13.07.2020

EL PRINCIPAL MOTIVO ES LA FALTA DE INGRESOS

Seis de cada diez autónomos españoles sufren estrés tras abrir su negocio

Seis de cada diez autónomos españoles sufren estrés tras abrir su negocio
El 61.2% de los autónomos y emprendedores españoles sufren estrés tras abrir su negocio. El principal motivo es la falta de ingresos y el sector con más afectados es el comercio. 
Seis de cada diez autónomos españoles sufren estrés tras abrir su negocio

2020 arrancó con las peores cifras de empleo registradas en España desde 2013 y con un crecimiento de la economía inferior a la de los años anteriores. Frente a esta situación de incertidumbre, desde UENI, empresa de marketing digital, realizó un sondeo durante el primer mes del año para conocer la salud mental de autónomos y pequeños comerciantes españoles.

En su encuesta participaron 1.547 trabajadores por cuenta propia y comercios españoles de diferentes partes del país contestando a las siguientes preguntas: ¿cuánto estrés sufres por ser dueño de tu propio negocio? y ¿cuál es la causa de ese estrés? "Nuestro sondeo concluyó que el 61.2% de los autónomos y emprendedores españoles sufre de estrés tras abrir su negocio", aseguraron en la empresa.

El 19.59% de ellos aseguró que padece “mucho estrés”, mientras que el 41.63% lo calificó como “estrés moderado”. Excluyendo al 38.78% que dijo no sufrir estrés, y centrándose en el 61.2% de los participantes que afirmaron padecerlo, la empresa analizó los motivos que les llevan a sufrirlo y los sectores a los que pertenecen dichos encuestados.

¿Porqué están estresados los autónomos españoles?

La “falta de recursos económicos” y  “no tener tiempo suficiente para su vida personal”  son las dos principales causas por las que los pequeños negocios encuestados dijeron padecer estrés. Un 53,01% de los participantes afirmó que la primera causa (falta de ingresos o recursos suficientes) es el motivo principal por el que ha sufrido o sufre etapas de estrés. 

En segunda lugar, y con más de diez puntos de diferencia, los encuestados apuntaron a "no tener tiempo suficiente para conciliar su vida personal con las tareas de su negocio" como motivo principal del estrés que padecen. Así lo afirmó el 40,23% de los participantes.  ,

Tras estos dos motivos, el estrés entre los pequeños empresarios, autónomos y emprendedores está relacionado con el “miedo a que cierre mi negocio” (26.82%) y la “falta de financiación” (23.76%). Además, un 19,54% de los encuestados apuntaron al exceso de “trámites burocráticos” y un 8.55% al “clima político”.

La enfermedad del siglo XXI

Fatiga inusual, migrañas, trastornos del sueño, baja autoestima, cambios de humor, y el desgaste mental son algunos de los síntomas que han sido diagnosticados en muchos empresarios de todo el mundo, desde que el estrés fue considerado como la “enfermedad del siglo XXI” por la Organización Mundial de la Salud. 

Y hay razones de sobra para tal consideración. Según la misma organización, en el mundo hay 264 millones de personas que padecen depresión, una de las principales enfermedades mentales que podría tener relaciones con el estrés y que cuesta a la economía mundial 1 billón de dolares anual en pérdida de productividad. Por lo que poner la salud mental de los autónomos y pequeños empresarios  en el centro de las políticas sanitarias, no sólo sería una medida para mejorar la salud pública, sino también la economía.

Seis de cada diez autónomos españoles sufren estrés tras abrir su negocio