domingo. 22.09.2019

EL 65% TRABAJA OBLIGADO POR CUENTA PROPIA

Cuatro de cada diez periodistas autónomos cobran menos de 500 euros al mes

Cuatro de cada diez periodistas autónomos cobran menos de 500 euros al mes

La situación de los periodistas freelance es problemática, este colectivo es uno de los efectos sin reparar de la crisis económica. Tanto es así, que el 38% de estos profesionales autónomos trabaja por menos de 500 euros al mes y siete de cada diez no llegan a los 1.000 euros mensuales.

Cuatro de cada diez periodistas autónomos cobran menos de 500 euros al mes

El 38% de los periodistas autónomos se ve obligado a trabajar por menos de 500 euros mensuales, mientras siete de cada diez no llegan a unos ingresos mínimos de 1.000 euros al mes, según los datos del Informe de Situación del Sector 2018, publicado por la Unió de Periodistes Valencians. El panorama laboral de los periodistas está sufriendo un deterioro con respecto a tiempos pasados. Tanto es así, que la tasa de desempleo en 2017 fue del 64% en el caso de las mujeres y del 35% en el de los hombres. Esto ha obligado a una gran parte de los profesionales a trabajar por cuenta propia. De hecho, los periodistas autónomos ya representan una cuarta parte del total de profesionales del sector, según muestran los datos de la decimotercera edición del ‘Informe de la Profesión Periodística’, que edita anualmente la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

Palacio explicó que “el trabajo como periodista autónomo es, cada vez más, una situación forzada por el mercado y menos una elección individual”, y ha aumentado un 4% en el caso de los periodistas y un 3% en el de los comunicadores. Las diferencias entre ambos profesionales también aparecen en cuanto a las condiciones laborales, siendo algo mejores las de los periodistas dedicados a la comunicación empresarial e institucional.

Del mismo modo, las retribuciones de los periodistas autónomos son peores que las de los comunicadores. Los medios para los que prestan sus servicios es uno de los aspectos en los que el informe muestra diferencias sustanciales entre autónomos y contratados. Los periodistas por cuenta propia están más presentes en medios nativos digitales, revistas de papel y desarrollos digitales de los medios convencionales, y los contratados están más asentados en televisión, diarios en papel y radios, señaló Luis Palacio, director del informe.

En este contexto, la Unió de Periodistes Valencians ha publicado una guía para ayudar a los periodistas autónomos. La Unió pretende despejar cualquier duda respecto a obligaciones fiscales, facturación o contabilidad. Incluso detalla las prestaciones a las que tienen derecho estos profesionales o si es necesario darse de alta como autónomo, ya que en algunos casos no es necesario. Además, en ella se expone la situación de este colectivo.

Informe de Situación del Sector 2018

El informe achaca la situación del sector a los efectos devastadores que dejó la crisis económica. Más de la mitad de los encuestados declaraba haber sufrido un ERE o un despido improcedente, una cifra similar a la de los profesionales que han visto reducir su salario.

Más del 65% de los autónomos encuestados lo es por obligación, es decir, como condición para poder ejercer su trabajo de periodista o periodista gráfico, según documenta Lorena Ortega, redactora del informe. Este es uno de los primeros efectos de la crisis, el desmantelamiento de las redacciones se produjo en paralelo al incremento de las contrataciones precarias para sostener los diferentes productos periodísticos.

Guía para el Profesional Autónomo

Manuel Mediavilla, redactor de ‘Freelance: del precariodismo al periodigno’ define al freelance como el periodista independiente que realiza por su cuenta trabajos informativos y los ofrece en venta a los medios de comunicación. Asimismo, se pueden considerar freelance aquellos colaboradores o periodistas a la pieza que elaboran habitualmente contenidos informativos para un medio sin pertenecer a su redacción.

Esta guía acomete la formación del periodista autónomo a través de ejemplos claros y directos que resumen las principales dudas a las que se enfrenta este colectivo. Del mismo modo, trata algunos problemas reales sobre derechos laborales y derechos de autor que desconocen, señalan desde la Unió de Periodistes Valencians.

El fin de este manual es aportar una herramienta de utilidad para el periodista y fotoperiodista autónomo, así como dejar claro que ser freelance no debería ser algo negativo, hay que fomentar que la relación con los medios de comunicación sea justa y con retribuciones dignas.

Cuatro de cada diez periodistas autónomos cobran menos de 500 euros al mes