Sábado. 15.12.2018

HAN CREADO UN MILLAR DE EMPLEOS ASALARIADOS

Cámara España impulsa a mil emprendedoras en seis meses

Cámara España impulsa a mil emprendedoras en seis meses

Durante el primer semestre del año 1.075 mujeres emprendieron de la mano del Programa de Apoyo Empresarial a Mujeres (PAEM) de Cámara de España. Éstas, crearon a su vez 1.125 puestos de trabajo. El PAEM está diseñado para apoyar las iniciativas empresariales de mujeres en cualquier fase del proyecto, Tuvieron acceso a microcréditos de hasta 25.000 euros.

Cámara España impulsa a mil emprendedoras en seis meses

Autónomas, independientes, innovadoras y, aunque suene a tópico, capaces de desarrollar varia tareas a la vez de manera más eficaz. Este es el resumen del perfil de las emprendedoras, autónomas y empresarias españolas, que a tenor de las cifras ganan terreno a los proyectos liderados por hombres. Cuatro de cada diez altas en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) son mujeres, o lo que es lo mismo en términos relativos, representan el 45% del crecimiento del colectivo.

Durante los seis primeros meses del año, 1.075 mujeres emprendieron de la mano del Programa de Apoyo Empresarial a Emprendedoras (PAEM) de Cámara de España, que generaron a su vez un total de 1.125 puestos de trabajo. Datos que dan continuidad a los resultados obtenidos en todo el año 2017, cuando se crearon 2.217 empresas y se 2.531 puestos de trabajo, registrando crecimientos interanuales del 10,2% y 9,9% respectivamente.

A este respecto María Tosca, directora de empleo, formación y emprendimiento de Cámara de España comenta que “las cifras son positivas; ahora bien, a la mujer le cuesta aún decidirse y hacer realidad su idea empresarial". 

Conciliación y financiación

En un artículo publicado por la Universitad Oberta de Catalunya (UOC), Ana Isabel Jiménez-Zarco, profesora de Economía y Empresa de la UOC, señala que las principales barreras que tienen que superar las mujeres que quieren dirigir su propia empresa son “la conciliación y las dificultades para acceder a la financiación”. Algo, esto último, que se denomina “segundo techo de vidrio”. En el mismo artículo Mireia Cabero, profesora de Psicología de la UOC y experta en psicología social, añade que son “víctimas del patrón de reconocimiento”, es decir, los escasos precedentes de proyectos liderados por emprendedoras genera falta de confianza en las entidades financieras e inversores. Se añade el hecho de que, la brecha salarial por cuestiones de género, implica que las que deciden dar el salto de la cuenta ajena a la propia dispongan de menores fondos propios para invertir.

Se hace necesario por tanto que los programas de apoyo al emprendimiento femenino cuenten con herramientas que faciliten el acceso a la financiación. Tal es el caso del PAEM, que permite el acceso a un microcrédito sin avales de hasta 25.000 euros gestionado con Microbank-La Caixa. Durante los seis primeros meses del año se tramitaron 111 microfinanciaciones y en 2017 se concedió un total de 3.537.299 euros en 218 operaciones. Ambas cifras experimentaron crecimientos significativos, del 30,5% y del 32,2% respectivamente. En este punto la directora empleo, formación y emprendimiento de Cámara de España insiste en que el PAEM, “está diseñado para apoyar las iniciativas empresariales de mujeres en cualquier fase del proyecto, tanto en el inicio de la idea como en su puesta en marcha y consolidación”.

Puesto en marcha en el año 2000, el PAEM está financiado por el Fondo Social Europeo y del Instituto de la Mujer y ha sido reconocido con el calificativo de  “Buena Práctica” por el alto grado de cumplimiento de objetivos y por incorporar elementos innovadores.

Se adaptan mejor

En un espectro más amplio, el Informe Especial GEM sobre Emprendimiento Femenino que cuenta con el respaldo del Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE) recoge que el pasado año 2017 había en España dos emprendedoras por cada tres hombres, alcanzando un total de 650.000. Asimismo, la brecha entre los varones y las mujeres que deciden abrir su propio negocio se habría reducido un 30%.

Una menor brecha de género que también corroboran desde ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), desde donde explican que “hay 24.000 autónomas más que antes de la crisis. En el caso de los varones, sin embargo, la cifra continua en el entorno de los 233.000 por debajo”.

Pese a que según los datos del Informe GEM, el 70% de las mujeres emprende “por necesidad”, lo cierto es que cuando lo hacen sus negocios son más competitivos y sostenibles. La tasa de supervivencia de las emprendedoras es de un 80% a los dos – tres años de su creación, casi 30 puntos por encima de la de los media española, que es de un 52%. La razón es que son más resilientes, o lo que es lo mismo, se adaptan de forma más positiva a las situaciones adversas.

A este respecto Tosca corrobora que “su nivel de fracaso es inferior al de los varones.  De hecho, el porcentaje de empresas fallidas es de media un 14% más bajo si las compañías cuentan con liderazgo femenino”.

Respecto a los sectores preferidos por las mujeres que apuestan por “ser sus propias jefas”, comercio, hostelería, servicios profesionales, científicos y técnicos y actividades sanitarias son en los que cuentan con mayor peso específico que los hombres. No obstante, hay sectores en los que su presencia es muy inferior. La última estadística de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) demuestra que sólo un 2% de las fintech estarían lideradas por féminas.

Cámara España impulsa a mil emprendedoras en seis meses