Lunes. 17.06.2019

PONE EN MARCHA EL SEMÁFORO LABORAL CÁRNICO

CCOO afirma que todavía hay 20.000 falsos autónomos en la industria cárnica

CCOO afirma que todavía hay 20.000 falsos autónomos en la industria cárnica

El sindicato ha denunciado que el total de falsos autónomos afectados por las 22 supuestas cooperativas que operan en 150 empresas cárnicas ascendería a 25.000 trabajadores de los cuales, desde febrero, se ha regularizado a 5.000.

CCOO afirma que todavía hay 20.000 falsos autónomos en la industria cárnica

Dice el refranero popular que “más vale patatas en paz que tajadas en guerra”. Y guerra es la que se está produciendo entre Comisiones Obreras (CCOO) y la industria cárnica para acabar con el fraude de los falsos autónomos.

Según denunció el sindicato ayer por la mañana 20.000 trabajadores estarían en situación irregular en un sector que emplea a un total de 100.000 y que está integrado por 3.800 empresas. Estos trabajadores estarían cotizando al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuando en realidad deberían hacerlo en el Régimen General, ya que cumplen con las condiciones de ajeneidad, dependencia y retribución por parte de la empresa.

Desde el sindicato elevan hasta 22 el número de falsas cooperativas, que operan a su vez en 150 empresas cárnicas. Pero ¿cómo se produce el fraude? CCOO explica que estas empresas cárnicas intentan ahorrarse costes laborales para lo cual subcontratan parte de su actividad a una supuesta cooperativa de trabajo asociado, a la que paga por la producción de piezas o kilos de carne. Por su parte, la cooperativa encarga los trabajos a supuestos autónomos. Sin embargo, todos ellos trabajan en la fábrica y cumpliendo con las condiciones que les dicta la empresa. Es precisamente ahí donde se encuentra el fraude, según este sindicato.

Además, CCOO denuncia que los falsos autónomos asociados a la cooperativa debían abonar una cuota de 50 euros mensuales que se destinaban al pago de los salarios del consejo rector -cuya retribución media es de 64.463 euros anuales-, y a gestiones administrativas. Ahora bien, lejos de participar en las decisiones de la misma, tal y como determina la ley, ni siquiera se convocaba a los asociados a la asamblea.

El sindicato que lidera Unai Sordo comenzó sus denuncias el pasado mes de febrero aún con Fátima Báñez como titular del entonces Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Desde entonces se han regularizado 5.300 falsos autónomos, de los que 3.000 ya están cotizando en el Régimen General como asalariados y 2.300 casos están aún en trámite. Todos ellos pertenecían a la cooperativa Servicarne, la mayor de las 22 señaladas, y se habrían liquidado más de 200 millones de euros en cuotas a la Seguridad Social correspondientes a los últimos cuatro ejercicios.

En cuanto a la devolución de los importes abonados por cuotas indebidas (las de autónomos abonadas por los trabajadores afectados), “sólo se están devolviendo en algunas comunidades, pocas”, aclaran fuentes de CCOO. Madrid sería una de ellas, el resto “alega que está a la espera de que se pronuncie una sentencia firme”.

Un fraude tras otro

Las actuaciones inspectoras han ido dando sus frutos. Sin embargo, el vacío legal ha llevado a muchos trabajadores a perder su puesto de trabajo tras haberse regularizado la situación. Tal y como denunció el sindicato el pasado mes de mayo, inmediatamente después de que la Seguridad Social procediera a dar alta de oficio a los falsos autónomos en el Régimen General, “las empresas les daban de baja de forma masiva”, explicó Vicente Canet, responsable de Industria Alimentaria de CCOO.

El pasado tres de agosto, desde el departamento que dirige el secretario de Estado Octavio Granado, se puso coto a esta práctica abusiva por parte de algunas de las cárnicas. No fue suficiente.

Es por ello por lo que desde el sindicato, “exigimos al Gobierno que descalifique administrativamente a Servicarne y pedimos que se intensifiquen las actuaciones del Plan Director. Quedan muchos trabajadores por regularizar”, destacó Canet. A este respecto, Lola Santillana, secretaria de empleo de Comisiones denunció en rueda de prensa que “es incoherente que el Ministerio de Trabajo no haga nada. Servicarne debe ser descalificada de inmediato”.   

Semáforo laboral

Además de las actuaciones de denuncia ante la inspección, el sindicato puso en marcha ayer el Semáforo Laboral Cárnico, una herramienta diseñada “para luchar contra la precariedad, el fraude y la explotación laboral en la industria cárnica. Así como para empujar a las empresas a cumplir con los estándares del Régimen General”.

El semáforo identifica con color rojo a aquellas cooperativas y empresas que tienen a falsos autónomos en plantilla, cuyo número se eleva hasta 50. El amarillo se emplea para calificar a las que están en proceso de poner fin a este tipo de prácticas -cuatro en total- y el verde para las que cumplen con la legalidad y aplican el convenio sectorial, que suman 17. Además, se mencionan aparte los nombre de cinco que han manifestado su voluntad de acabar con estas prácticas.

Entre los nombres de las empresas que emplean de forma fraudulenta la figura del autónomo, según CCOO, se encuentran Argal, Grupo Vall Companys (que vende a Mc Donald’s y Kentucky Fried Chicken), Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, Grupo Tello (Frial, Mina, Pamplonica…), Mercavalencia (Incarlopsa) o Jamones Nicolau.

Otros tres de los grandes del sector que dejaron de utilizar la figura del falso autónomo tras la ofensiva de CCOO y Seguridad Social son Campofrío, Coren o Grupo Fuertes (El Pozo), explica la central sindical.

Además, la web de CCOO señala una relación de distribuidores, entre los que están Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés, Auchan, SuperSol, Lidl, Día o Ahorra Más, en cuyos lineales se pueden encontrar productos que estarían fabricados por falsos autónomos.

CCOO afirma que todavía hay 20.000 falsos autónomos en la industria cárnica