Sábado. 18.08.2018

LA “LACRA” DE LA MOROSIDAD

Cepyme dice que las empresas ya cobran sus facturas a 65 días

Cepyme dice que las empresas ya cobran sus facturas a 65 días

El Diagnóstico financiero de la empresa española elaborado por Cepyme y Eada Business School asegura que la media de los periodo medio de cobros de facturas en 2017 fue de ‘sólo’ 65 días en el 2017, es decir, cinco días por encima de los 60 que marca la legislación. Un dato que choca con otros análisis. Las grandes empresas continúan superando un promedio de 110 días en sus periodos de pago, frente a los autónomos que abonan sus facturas a 40. Por otro lado, el porcentaje de impagos sobre ventas ha descendido más de seis puntos con respecto a 2012, según dicho informe. 

Cepyme dice que las empresas ya cobran sus facturas a 65 días

Dice la Real Academia de la Lengua Española (RAE) que morosidad es lentitud, dilación, demora y falta de actividad o puntualidad. Atributos que en el ámbito de los plazos de pago a proveedores se traduce en que gran parte de las empresas de España se saltan a la torera la Ley de Morosidad.  

Dicha conclusión se recoge en el Diagnóstico financiero de la empresa española elaborado por Cepyme y Eada Business School, que destaca que la media de los periodo medio de cobros de facturas en 2017 fueron de ‘sólo’ 65 días, es decir, cinco días por encima de los 60 que marca la legislación. Pese a ello la buena noticia, según este informe, es que sería el mejor dato de la última década ya que los plazos de cobro se habrían reducido en 22 días desde que la morosidad empresarial alcanzase su punto álgido en 2011.

La cifra se ha obtenido a partir del análisis de 445 compañías, desde micropymes hasta grandes empresas -sin abarcar a los autónomos-. Por otro lado, el Informe sobre morosidad 2017 elaborado por ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) sí tiene en cuenta a los cerca de 3,3 millones de trabajadores por cuenta propia, incluyendo a los societarios. Éste determina que el periodo medio de pago fue de 71 días, un 4% inferior a los plazos de 2016.

Ahora bien, ¿quiénes son los responsables de esta mejoría?  Si segmentamos por tamaño de empresa, autónomos y pymes de 9 a 50 trabajadores tienen especial relevancia. Según los datos de la Federación que preside Lorenzo Amor, dichos colectivos además de cumplir con los plazos máximos establecidos por la Ley -pagan a sus proveedores en 40 y 51 días de media- fueron los que más redujeron los tiempos un 6,90% y un 5,50% respectivamente.

Pero una cosa es que los autónomos sean cumplidores y otra que los sea el resto del tejido productivo. Como viene ocurriendo desde que se empezase a estudiar la evolución de la morosidad empresarial, cuanto mayor es el tamaño de las empresas mayor es la tasa de morosidad. El estudio de Cepyme no revela si incluye el plazo de pago de los grandes clientes. Según el informe sobre morosidad del 2017 de ATA, la grandes empresas continúan siendo las más remolonas a la hora de pagar a sus proveedores, en concreto aquellas de más de 1.000 trabajadores se demoran 114 días de media. La cifra mejora levemente un escalón más abajo, hasta 110 días de media tendrán que esperar para cobrar sus facturas los autónomos que venden bienes o prestan servicios a compañías de entre 250 y 1.000 empleados. También incumplen las medianas, con un promedio de 66 días.

Negro sobre blanco, los datos demuestran que la morosidad continúa siendo una fuente de financiación ‘a interés cero’ para los sociedades más poderosas. No obstante, y a pesar de lo preocupante de la situación, hay que reconocer ‘el mérito’ de estos tres colectivos empresariales que redujeron en cinco, cuatro y dos días respectivamente sus periodos medios de pago a proveedores.

Impagos y bloqueo  

El informe de Cepyme también pone en valor la mejoría en los impagos -ventas que no se van a cobrar con carácter definitivo-. Según dice, en 2017 el porcentaje de los impagos sobre el total de las ventas apenas si llegó 2,7%, tres puntos por debajo de los resultados obtenidos en 2010 (8,1%) y 6,2 puntos menos que en 2012, cuando se marcó el máximo (8,9%).

Esta tendencia a la baja podría estancarse, tanto en los impagos como en la morosidad, debido a la situación de bloqueo en la que se encuentra la proposición de Ley de refuerzo de la lucha contra la morosidad y las operaciones comerciales con el obligado cambio de gobierno tras la moción de censura. La iniciativa, impulsada por Ciudadanos, fue tomada en consideración por el pleno del Congreso hace ya casi un año, y que contó con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. En ella se incorpora un Régimen Sancionador con multas de hasta 819.780 euros para las empresas que paguen sus facturas por encima de los 30 días así como la puesta en marcha del buzón de lucha contra la morosidad, en el que se podrá denunciar de forma anónima a los morosos. “Esperamos que la fecha de la ponencia se cierre en las próximas semanas, una vez que Sánchez organice su ejecutiva”, han explicado fuentes de Ciudadanos a Autónomos y Emprendedor. No obstante, dados los plazos de tramitación todo apunta a que no será hasta el mes de septiembre cuando se lleve a debate.

Asimismo, desde la formación naranja se muestran optimistas “Ciudadanos seguirá insistiendo en que los autónomos y las pymes tengan por fin un régimen sancionador ejemplar y que este sea apoyado por todos los grupos políticos”. Cabe recordar a este respecto que el programa electoral que presentó en 2016 el partido del actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, recogía el compromiso de “aprobar la implantación de un Régimen sancionador en materia de morosidad a fin de asegurar el cumplimiento de la normativa en todo el territorio del Estado y disuadir los retrasos en los pagos. También unificaremos los plazos de pago que deben cumplir todas las empresas en España y exigiremos a las empresas contratistas en las licitaciones públicas certificación auditada del cumplimiento de los plazos legales de pago a las empresas que subcontratan”.

A respecto, desde el colectivo de autónomos, Lorenzo Amor insiste “la Ley de Morosidad es la que cuenta con más insumisos en España. Pagar tarde sale gratis en este país. Confío en que el nuevo Gobierno sea responsable y continúe adelante con una Ley que lleva un año parada en el Congreso y que permitirá que muchos autónomos puedan crecer y seguir generando empleo en España”.

Cepyme dice que las empresas ya cobran sus facturas a 65 días